Unión de Uniones pide una Ley de Cambio Climático que cuente con los agricultores y ganaderos

  • La agricultura y la ganadería representan a nivel europeo el 10% de las emisiones globales
  • La demanda de alimentos, según la Agencia, crecerá en un 70% en las próximas décadas
  • La organización reclama más investigación y propone fórmulas que ayuden a ahorrar emisiones a través de mayor la eficiencia energética

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, ante la inminente presentación, según el gobierno, de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética que se encuentra en periodo de recibir propuestas, pide que se cuente más con los agricultores y ganaderos y habitantes del medio rural que gestionan el 90% del territorio y que serán los que sentirán antes y con mayor contundencia las consecuencias del mismo.

De acuerdo con los datos de la Agencia Europea de Medio Ambiente, la agricultura y la ganadería representan a nivel europeo de algo más del 10% de las emisiones globales, resultado de una reducción del 24% que se dio entre los años 1990 y 2012.

 No obstante, la organización considera que todos los sectores de la sociedad pueden y deben hacer más, y reconoce que el sector tiene un gran reto por delante, ya que la población no para de crecer y la demanda de alimentos, según la Agencia, aumentará en un 70% en las próximas décadas.

En este sentido, la organización reclama fórmulas que ayuden a ahorrar emisiones a través de una mayor eficiencia energética, posiblemente menor laboreo y técnicas más eficaces y ahorradoras de agua para el regadío.

Maquinaria más nueva y menos emisoras de gases nocivos, una mayor electrificación rural que permita sustituir motores de combustibles fósiles por bombas de riego, secadoras, alternadores, o calefacciones de granjas necesitarían un Plan RENOVE de maquinaria mucho más ambicioso que los anteriores. Al tiempo, deberían removerse los obstáculos económicos en forma de peajes y los legales para fomentar la generación de energía para autoconsumo mediante fuentes alternativas, sostenibles y no contaminantes.

Por otro lado, también insiste en que es importante concienciar a la sociedad sobre una alimentación sana y saludable a través de planes educativos en los colegios, junto con el fomento del consumo de proximidad contribuirá reducir igualmente las emisiones por transporte

Asimismo, Unión de Uniones considera que los agricultores y ganaderos también tienen que adaptar sus cultivos y producciones, en la medida de lo posible al cambio climático y que esta cuestión no está ni mucho menos investigada ni lo suficientemente tratada y es algo que se necesita planificar. “La improvisación y falta de investigación puede costarnos muy cara como sector y como país”, afirman desde la organización.

Igualmente, la organización agraria pide que en la nueva PAC se incluya el cumplimiento de las mismas condiciones para todos los que participan y acceden al mercado europeo y no se favorezca a quienes no produzcan con los mismos criterios de sostenibilidad. “Si se nos piden ciertas condiciones a la hora de producir, no es admisible que luego, a quienes se saltan a la torera todos los protocolos y compromisos ambientales, o deciden salirse de los acuerdos internacionales que obligan a la reducción de emisiones como Estados Unidos y otros países, se les permita luego el acceso sin aranceles a nuestros mercados y consumidores con unos productos más baratos porque están producidos sin un mínimo respeto medioambiental” – concluyen desde Unión de Uniones.

Los Ministros de la UE no quieren mecanismos obligatorios para redistribuir las ayudas PAC

Soja proteína Consejo de Ministros

La Comisión propone un plan para reducir la dependencia de soja de importación para piensos proteicos de la UE.

Unión de Uniones informa que ayer se celebró en Bruselas una nueva sesión del Consejo de Ministros de Agricultura de la UE, con la Reforma de la PAC como punto estrella del orden del día. Entre las habituales declaraciones políticas acerca de lo importante que es la PAC para las áreas rurales y el medio ambiente, se trató la posible revisión del sistema  de pagos directos para hacerlos más justos, mediante la imposición de topes por explotación y mecanismos de mayor apoyo a las pequeñas y medianas explotaciones. No obstante, los Ministros abogan porque estos instrumentos sean de voluntaria aplicación para los Estados miembros. En la actual PAC los mecanismos para redistribuir mejor las ayudas ya existen y los países que quieren pueden aplicarlos… muchos no lo han hecho, entre ellos España.

Además de la reforma de la PAC se trató sobre el papel que puede jugar la agricultura en los nuevos nichos de desarrollo generados por la bioeconomía, así como el Plan que la Comisión quiere poner en marcha para desarrollar los cultivos proteicos en la UE y reducir así el déficit que existe para cubrir con producciones europeas las necesidades de proteína para piensos.

Respecto a este asunto, la cabaña ganadera de la UE consume cada año unos 477 millones de toneladas de pienso. De esta cantidad unos 45 millones de toneladas son piensos protéicos y alrededor de un tercio de estos se cubren con soja, de la cual la UE sólo produce el 5 % necesario y el resto tiene que ser importado. La Comisión quiere presentar un plan a finales de 2018, con medidas para aumentar el autoabastecimiento en este campo. Leer Más…

Unión de Uniones considera la Ley de Sequía poco concreta y muy limitada

Sequía

Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, quien ya presentara a los partidos políticos sus enmiendas a la Ley de Sequía cree que, pese a la mejora del texto original, lo aprobado tiene aún bastantes carencias que limitan su aplicación en relación a la magnitud de la sequía y dejan sin concretar puntos importantes.

Unión de Uniones ha realizado una primera valoración de lo aprobado la pasada semana en el Congreso y, aunque valora positivamente algunos aspectos que considera que suponen un avance respecto a lo que había antes, como las exenciones de cánones, el Fondo de Sequía o la moratoria de un año a las cuotas a la seguridad social, considera que habría que haber dado un paso más contundente en beneficio de los agricultores y ganaderos y las pérdidas que la sequía ya ha ocasionado y sus efectos que aún se dejarán notar.

 En este sentido, la organización considera que los beneficios tributarios se quedan cortos. La sólo moratoria de las cuotas de la seguridad social únicamente sirve para posponer el problema, según Unión de Uniones, y, por otro lado, la reducción de módulos es la habitual a una situación que es excepcional, sin aumentar el porcentaje y límites de gastos de difícil justificación en estimación directa. Igualmente, considera que la exención del IBI va a quedar restringida por las condiciones establecidas.

Por lo que respecta a la gran novedad del Fondo de Sequía, recuerda que su aplicación queda reservada sólo para titulares de explotación con seguro y con daños en elementos afectos a la explotación no asegurables, hasta un límite máximo del 70 % de los daños u ocho mil euros.

 La organización recuerda, por un lado que la materialización de dicho Fondo, así como de otras medidas contempladas, como la subvención al precio del agua desalada para que no supere los 0,3 €/m3, o las exenciones de tasas y cánones de riego o el contrato especial para regadío, o la reducción del peaje para instalaciones de autoconsumo, también para regadío, deben aún desarrollarse y consignarse en su caso los presupuestos necesarios para llevarlas a cabo.

 “Creemos que, en definitiva, es una Ley que concreta poco, además que el papel parece que todo lo aguanta. Habrá que esperar a ver si el Gobierno lo pone realmente en marcha, cuándo y cómo lo que la Ley dispone” – afirman desde Unión de Uniones.

El tiempo para los próximos 10 días

El tiempo

Según informa la Agencia Española de Meteorología, el fin de semana del 16, 17 y 18 de febrero, un frente atlántico avanzará desde el noroeste peninsular, produciendo precipitaciones el viernes en Galicia, que podrán ser localmente fuertes o persistentes en el noroeste. Se extenderán el sábado al Cantábrico y alto Ebro, Pirineos, Cataluña, Levante y Baleares, bajando la cota de nieve a 1200/1600 m en el norte, aunque no se esperan nevadas intensas. El domingo las precipitaciones también afectarán al área mediterránea, siendo más probables en el sureste peninsular y Baleares, y al norte de las islas Canarias de mayor relieve, persistiendo en el Cantábrico, alto Ebro y Pirineos, manteniéndose las cotas de nieve en el norte. Las temperaturas descenderán el sábado en la mitad norte y cuadrante suroeste peninsular y el domingo en la mitad este. Habrá heladas en la Meseta norte y en áreas de montaña de la mitad norte peninsular. Intervalos de viento fuerte el domingo en el Ampurdán, Menorca y bajo Ebro.

La próxima semana comienza lunes y martes con precipitaciones en Andalucía, sureste
peninsular, Ceuta y Melilla, Baleares, Cantábrico y norte de las islas Canarias de mayor relieve, que en el área del Estrecho podrían ser fuertes y en el Cantábrico occidental podrían ser persistentes. Podrán ser en forma de nieve en zonas montañosas del extremo norte. Temperaturas sin grandes cambios. Se mantendrán las heladas en cotas altas de la mitad norte de la Península y en áreas de la Meseta norte, más intensas en Pirineos. Predominio de vientos de componente norte. A partir del jueves aumenta la incertidumbre atmosférica, aunque es probable un predominio de tiempo estable en la Península y Baleares, con baja probabilidad de precipitaciones y ascenso de las temperaturas. Para el domingo, aunque con bastante incertidumbre, aumenta la probabilidad de precipitaciones por el oeste peninsular y por Canarias, sin descartar que sean localmente fuertes o persistentes en el oeste de Galicia, del Sistema Central y de Andalucía y en las islas Canarias de más relieve.

Unión de Uniones afirma que si el Gobierno apuesta por una PAC fuerte tiene que estar dispuesto a pagarla

Reforma de la PAC

Ante los posibles escenarios que plantea la Comisión en función del Marco Financiero Plurianual que se decida, Unión de Uniones pide a los Gobiernos que aprueben recursos financieros coherentes con la PAC fuerte y ambiciosa que dicen defender

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, ante la comunicación realizada por la Comisión en la que se barajan diversas opciones en cuanto al futuro Marco Financiero Plurianual y sus consecuencias en las diferentes políticas de la Unión Europea y, entre ellas, la Política Agrícola Común, pide coherencia a los Estados miembros y que asuman presupuestariamente los ambiciosos objetivos que se marcan para la PAC.

En dicha comunicación se presentan varios escenarios de ajuste que están relacionados con el Brexit y otros compromisos y prioridades políticas que, según la Comisión en función de los recursos financieros que se destinen, traerán consecuencias para los agricultores y ganaderos europeos. En el más duro de esos ajustes, si los presupuestos de la UE no se engrosan lo suficiente, la PAC podría verse recortada en un 30 % con una caída de las rentas agrícolas de más del 10 % y aún mayor en sectores específicos. En definitiva, la Comisión enfrenta a los dirigentes europeos a un baño de realidad y deja el balón de los recortes en el tejado de los Gobiernos.

A través de la PAC, Europa asegura una alimentación sana, de calidad, a precios asequibles y producida en un entorno sostenible y, además, contribuye a abordar los problemas estructurales en las zonas rurales, como la falta de oportunidades de empleo atractivas o la escasez de capacidades. Crear nuevas cadenas de valor, como energía limpia y bioenergía, y ayudar a las áreas rurales a aprovechar su valor estético se encuentran también entre los objetivos clave de la PAC.

A la hora de asumir o no esos objetivos, aunque el Ministerio mire a Europa como un ente abstracto, son los Estados miembros el Consejo quienes deciden el Marco Financiero Plurianual y son ellos los que comprometen la dimensión de la PAC.

Unión de Uniones apunta que las grandes declaraciones sobre “queremos una PAC fuerte y ambiciosa” y “ni un euro menos para nuestros agricultores y ganaderos”, tan repetidas en estos días por nuestros políticos son un mero ejercicio de hipocresía si no van acompañadas de la voluntad de los Gobiernos de poner sobre la mesa el dinero necesario para hacerlas posible. Por lo tanto, la Unión de Uniones reclama del Gobierno de España que se disponga a firmar el cheque nacional necesario para hacer valer sus afirmaciones sobre la defensa de la PAC y que, en los contactos que está manteniendo con algunos países en la búsqueda de un frente común, los convenza de hacer lo propio.

Por otra parte, la propia Comisión reconoce que el 80% de los pagos directos benefician al 20% de los agricultores y que el 1,1 % se llevan el 21 %. No se trata sólo en consecuencia del presupuesto con el que cuente la PAC, sino que también es necesario hacer un uso más eficiente del mismo.

“En lenguaje llano… a medida de como quieran ustedes el santo, preparen el traje, más o menos ha venido a decir Juncker.” – afirman desde la organización – “Creemos que se acercan turbulencias en nuestro vuelo y que limitarse, como hace nuestro Ministerio, a expresar los mejores deseos para la futura PAC sin el respaldo de Hacienda es ignorar cómo se toman las decisiones en la Unión Europea, o tomarnos el pelo a los ciudadanos”.

Castilla-La Mancha… a por las 200.000 hectáreas de viñedo reestructurado.

Reestructuración de viñedo

Ayer se publicó en el Diario de Castilla-La Mancha las bases reguladoras de las ayudas para reestructuración de viñedo, así como la convocatoria para su ejecución en los años 2019 y 2020, para las cuales la Consejería de Agricultura puede disponer de 31,4 millones de euros procedentes del Plan de Apoyo al Sector Vitivinícola Español, que financia la Unión Europea a través del FEAGA. Con eso da, según las cuentas de la Consejería, para reestructurar otras 15.000 hectáreas de viñedo en la región. Unión de Uniones ofrece un resumen de las principales condiciones de la nueva línea abierta. Leer Más…

La Comisión enfrenta a los Estados miembros al abismo de recortes en la PAC

  • Unión de Uniones considera que para la Comisión se acabó el mantra de “queremos una PAC fuerte y ambiciosa”, sin pensar en las consecuencias financieras.
  • La Comisión plantea tres escenarios que van desde el mantenimiento del presupuesto de la PAC y las rentas agrarias, hasta un recorte del 30 % de la PAC con reducciones de los ingresos agrarios de un 10 % o incluso mayores en sectores específicos.

Unión de Uniones informa que, con vistas a la reunión de dirigentes de la UE que se celebrará el 23 de febrero de 2018, la Comisión Europea ha presentado hoy una Comunicación en la que se barajan diversas opciones en cuanto al futuro Marco Financiero Plurianual y sus consecuencias en las diferentes políticas de la Unión Europea y, entre ellas, la Política Agrícola Común.

Según el Presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, se debe debatir primero sobre la Europa que se quiere y a continuación los Estados miembros deberán poner recursos financieros en consonancia con sus ambiciones. Por ello lo que hace es enfrentar a los Estados miembros al abismo de sus decisiones, dejando claro que mantener la actual situación no es una opción válida de cara a los futuros debates.

La Comisión Europea ha establecido opciones -y sus consecuencias financieras- para un futuro presupuesto de la UE con el fin de cumplir eficientemente las prioridades para más allá de 2020. En su comunicación repasa estas prioridades: proteger las fronteras exteriores de la UE, apoyar una verdadera Unión Europea de Defensa, impulsar la transformación digital de Europa o hacer más eficientes las políticas agrícolas y de cohesión de la UE y especula con diferentes escenarios más o menos ambiciosos, haciendo una aproximación de lo que cada uno de ellos supone financieramente y las consecuencias de su adopción. Así, por ejemplo, el poner en marcha la mejora de la protección de las fronteras exteriores de la UE supondría entre 20.000 y 25.000 millones EUR a lo largo de siete años, y de hasta 150.000 millones si se implantara un sistema íntegro de gestión de las fronteras de la UE.

Cada una de las actuaciones que la Unión Europea considera una prioridad política (fronteras, Unión Europea de Defensa, el fomento de la movilidad de los jóvenes, el estímulo de la transformación digital en Europa, el impulso de la investigación y la innovación, fomento de una auténtica Unión Económica y Monetaria) habrá de recibir una financiación adecuada a los objetivos que se persigan.

Los escenarios para la PAC. ¿Qué nivel de ambición quieren los Estados miembros para una PAC eficiente?

Según expone el documento de la Comisión, en el marco 2014-2020, la Política Agrícola Común gasta unos 40.000 millones de euros en medidas de financiación del mercado, pagos directos a los agricultores y programas de desarrollo rural para promover la agricultura sostenible y las economías rurales. Los pagos directos representan alrededor del 70% de esta cantidad. Los programas de desarrollo rural apoyan la inversión, la capacitación y una producción agrícola más eficiente en el uso de los recursos, y actualmente suman alrededor de 10.000 millones de euros. Estos programas están cofinanciados por los Estados miembros.

A través de su política agrícola común, la Unión contribuye a abordar los problemas estructurales en las zonas rurales, como la falta de oportunidades de empleo atractivas o la escasez de capacidades. Crear nuevas cadenas de valor, como energía limpia y bioenergía, y ayudar a las áreas rurales a aprovechar su valor estético se encuentran entre los objetivos clave de la PAC.

La Comisión constata que se están llevando a cabo discusiones sobre cómo optimizar el uso de los pagos directos. Una sugerencia importante es reducir y focalizar mejor los pagos directos, en línea con los objetivos de la política. Reconoce el ejecutivo comunitario que, actualmente, el 80% de los pagos directos benefician al 20% de los agricultores.

También se están debatiendo soluciones para reducir las diferencias entre los Estados miembros en el ámbito del apoyo agrícola. Los cambios en el sistema de pagos directos podrían brindar la oportunidad de enfocar más los pagos a los resultados esperados, resultados desde el punto de vista de mantener la producción agrícola en regiones menos rentables o montañosas, concentrar los esfuerzos en las explotaciones pequeñas y medianas, en sistemas de producción sostenibles y basados en el uso racional de los recursos y una mejor coordinación con las medidas de desarrollo rural.

Escenario 1. Todo sigue igual.

Mantener los niveles de gasto en alrededor de 400.000 millones de euros (de los cuales 27.000 corresponden al Reino Unido) en el curso del próximo período de la Política Agrícola Común (representaría absorber alrededor del 37% del marco financiero plurianual actual) permitiría aumentar el apoyo, especialmente a pequeñas y medianas explotaciones, mediante una mejor selección, con efectos positivos sobre el desarrollo de las áreas rurales.

Escenario 2. Ajuste duro.

Una reducción del 30% del apoyo a la política agrícola común, supondría un recorte de unos 120.000 millones de euros en el próximo marco financiero plurianual, lo que representaría un recorte del 11% del total del marco financiero plurianual actual. Esta situación podría provocar una disminución de los ingresos agrícolas medios de más del 10% en varios Estados miembros y una disminución potencialmente más pronunciada de los ingresos en sectores específicos.

Escenario 3. Ajuste medio.

Una reducción del 15% del apoyo a la política agrícola común ascendería a unos 60.000 millones de euros menos en el próximo marco financiero plurianual, o alrededor del 5,5% de reducción del marco financiero plurianual actual. En este escenario, la reducción en el ingreso agrícola promedio sería más limitada, pero podría tener un impacto significativo en algunos sectores dependiendo de las elecciones realizadas.

Según la Comisión estos escenarios no pueden considerarse de forma aislada. Cualquier reducción en los pagos directos debería ir acompañada de una mejor focalización del presupuesto restante, por ejemplo, haciendo más hincapié en las pequeñas y medianas empresas.

A medida del santo… el traje.

Este es el paisaje que la Comisión presenta a los Estados miembros, que en este momento de los debates repiten como un mantra que quieren una PAC “fuerte y ambiciosa”. También está en esto de acuerdo la Comisión, subrayando que Una Política Agrícola Común modernizada debería apoyar la transición hacia un sector agrícola sostenible y el desarrollo de áreas rurales dinámicas. Debe garantizar el acceso a alimentos seguros, de calidad, asequibles, nutritivos y variados. Una Política Agrícola Común modernizada debe reforzar su valor añadido europeo al reflejar un mayor nivel de ambición en términos de medio ambiente y clima y al satisfacer las expectativas de los ciudadanos con respecto a su salud, el medio ambiente y el clima. Europa necesita un sector agrícola inteligente y resistente con un fuerte tejido socioeconómico en las zonas rurales. Muchos objetivos y muy importantes; el único inconveniente, viene a decirles la Comisión a los Estados miembros, es que tienen ustedes que pagarla. En lenguaje llano… a medida de como quieran ustedes el santo, preparen el traje.

Un acuerdo rápido

La Comisión Europea presentará su propuesta formal relativa al próximo presupuesto a largo plazo de la UE en los próximos meses y, como muy tarde, a principios de mayo de 2018. Mientras tanto, la Comisión seguirá recabando la opinión de las partes interesadas, también a través de consultas públicas sobre las prioridades de la UE que se anunciaron en enero de 2018. En cualquier caso, el Ejecutivo europeo considera esencial un acuerdo temprano, no sólo por motivos políticos, sino también por imperativos prácticos para no paralizar los proyectos financiados por la UE y para evitar las repercusiones negativas que podría tener un retraso para los ciudadanos y las empresas de toda la UE.

Preguntan a Hogan en el Parlamento sobre el cupo de importación de vacuno sin aranceles para Mercosur y se llama a andanas

Carne Vacuno Mercosur

Unión de Uniones considera que la respuesta del Comisario de Agricultura sobre las ofertas negociadoras que se están haciendo a Mercosur y que perjudican al sector agrario europeo y demuestran la nula intención por parte de la Comisión de reorientar su actual política de concesiones comerciales.

El europarlamentario portugués Miguel Viegas presentó en diciembre pasado una pregunta acerca de la razón que había movido a la Comisión a ofrecer en el marco de las negociaciones de Mercosur un contingente preferencial de importación de 70.000 toneladas de carne de vacuno, en contra de la voluntad de 11 Estados miembros y de las recomendaciones de las organizaciones de productores.

El Comisario Hogan ha respondido el pasado 8 de febrero por escrito y viene a decir que sí, que hizo esta oferta; que sí, que se sabe que es un producto sensible; que sí, que ha escuchado a todos; pero que considera que su oferta es equilibrada para avanzar en las negociaciones con Mercosur teniendo en cuenta “las sensibilidades agrícolas” de la Unión Europea.

Por cierto, con posterioridad a la pregunta y poco antes de la respuesta de Hogan trascendió que la Comisión había ampliado la oferta a 99.000 toneladas de carne de vacuno fresca y congelada que podrían entrar de los países de Mercosur a arancel 0 anualmente.

Las importaciones de carne de vacuno a la Unión Europea rondan las 300.000 toneladas anuales y el principal origen son precisamente tres de los países de Mercosur: Brasil, Uruguay y Argentina. Recordamos ahora que el escándalo del fraude en la carne de Brasil ha dejado evidencias, según el Comité de organizaciones agrarias y cooperativas europeas, de que los certificados de exportación se estuvieron falsificando durante más de diez años y que Brasil no cumplía con los correspondientes requisitos veterinarios.

Esta es la pregunta:

Miguel Viegas (GUE / NGL), Marie-Pierre Vieu (GUE / NGL)

Asunto: Oferta comercial de la UE en las negociaciones con Mercosur    

En la última ronda comercial con el Mercosur en octubre de 2017, la Comisión ofreció un contingente de importación de 70 000 toneladas de carne de vacuno y 600 000 toneladas de etanol. La oferta se hizo en contra de la voluntad de los 11 Estados miembros que han pedido que se retiren de la negociación productos sensibles como la carne de vacuno, la carne de aves de corral, el azúcar y el etanol.

Cuando realizó la oferta de productos para los que la UE tiene un excedente, ¿por qué la Comisión no tuvo en cuenta la opinión de los Estados miembros que son los principales productores de dichos productos de la UE y de los estudios que realizó?

¿Por qué no siguió las recomendaciones de las asociaciones de agricultores que habían señalado la necesidad de que la Comisión conociera los términos del acuerdo de salida del Reino Unido antes de proceder a negociaciones comerciales con terceros países?

Y esta la respuesta:

“Respuesta del Sr. Hogan en nombre de la Comisión.

En octubre de 2017, la Comisión completó la oferta de aranceles intercambiados con Mercosur en mayo de 2016 con la inclusión de los volúmenes relacionados con los contingentes arancelarios de etanol y carne de bovino. Esto respondió al compromiso de la UE de poner sobre la mesa los dos elementos restantes de su oferta de acceso a los mercados a tiempo para alcanzar un acuerdo político.

 La Comisión es plenamente consciente de las sensibilidades de algunos sectores agrícolas de la UE y ha tenido en cuenta todos los elementos pertinentes, incluidos los expresados ​​por todos los Estados miembros, al evaluar las concesiones que se realizarán en el marco de las negociaciones comerciales UE-Mercosur, para proporcionar una oferta significativa pero también bien calibrada que tenga en cuenta las sensibilidades agrícolas de Europa.

Si bien los términos futuros que vincularán a la Unión Europea con el Reino Unido aún no se conocen, la Comisión evaluará cuidadosamente su impacto en el mercado agrícola de la UE.

La Comisión está decidida a encontrar el equilibrio adecuado entre los intereses de exportación de nuestros socios del Mercosur y la necesidad de salvaguardar los intereses de los agricultores de la UE y las comunidades rurales, teniendo en cuenta el impacto acumulativo de todos los acuerdos comerciales.”

La prórroga de los Presupuestos congela, de momento, la cotización de autónomos

Unión de Uniones informa de que las cotizaciones a la Seguridad Social de los trabajadores autónomos se van a mantener de momento congeladas debido a que se está funcionando con la prórroga de los Presupuestos Generales del Estado para 2017. Así lo contempla la Orden ESS/55/2018, de 26 de enero, por la que se desarrollan las normas legales de cotización a la Seguridad Social, desempleo, protección por cese de actividad, Fondo de Garantía Salarial y formación profesional para el ejercicio 2018, que se publicó en el BOE a finales de enero pasado.

Prácticamente los únicos cambios se deben a la entrada en vigor de la ampliación de la tarifa plana para autónomos, aprobadas en la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo y el incremento de las cuotas empresariales que se paga por los trabajadores agrarios por cuenta ajena contratados, que se deriva de la progresiva aproximación de las cotizaciones de este régimen especial al régimen general (decidida desde hace tiempo al margen de los Presupuestos Generales de cada año).

De momento, por lo tanto, se da un respiro a los autónomos que no verán subir sus cotizaciones, aunque si se aprueban unos nuevos presupuestos del Estado para 2018, se aplicarán los aumentos que son habituales cada año, como ya sucedió a mediados de 2017.

A continuación, se puede encontrar una explicación de los elementos básicos de las cotizaciones que pagamos los agricultores y ganaderos a la seguridad social, teniendo en cuenta que el Sistema de Seguridad Social es muy complejo y que necesariamente se ha tenido que prescindir de determinados casos y circunstancias especiales. Leer Más…

El Ministerio corrige a la baja sus estimaciones iniciales de renta agraria del 2017

Renta agraria 2017

La renta agraria por UTA se habría recortado en un 4,7 % respecto de la de 2016

Unión de Uniones, tras analizar los datos de la segunda estimación oficial de renta agraria para 2017, concluye que el Ministerio ha rebajado sensiblemente sus cálculos  iniciales publicados en diciembre. En cualquier caso, en base a esta más reciente valoración, la Renta del conjunto del sector habría subido en un 2,6 %, situándose en 27.831,3 millones de euros; mientras que la renta por unidad de trabajo habría disminuido en un 4,7 %. Leer Más…