La Unión Europea quiere regular los abusos de la agroindustria y la gran distribución

Cadena alimentaria
  • La propuesta se ha presentado esta semana al Parlamento Europeo y la tratará el lunes próximo el Consejo de Ministros de Agricultura.
  • Debe mejorar la posición de los agricultores y ganaderos, sin perjudicar a los consumidores.

La Comisión presentó ayer a la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural una propuesta de directiva que prohibirá determinadas prácticas comerciales desleales en la cadena alimentaria, con objeto de proporcionar un trato más justo a lo largo de la misma. La propuesta incluye disposiciones eficaces para garantizar su aplicación, incluidas sanciones por parte de las autoridades en los casos en que se establezca que ha habido infracción. Aunque hay que examinar en profundidad la propuesta Unión de Uniones de Castilla-La Mancha considera que, bien redactada, esta directiva podría suplir alguna de las carencias de la Ley española del Mejora del Funcionamiento la Cadena Alimentaria, si incluye una relación de prácticas abusivas perseguibles. No obstante, la organización recuerda que la primera cuestión para poder perseguir dichas prácticas abusivas, que algunos operadores ejercen de una posición de dominio del mercado, lo primero sería definir cuando se produce esa posición de dominio, es decir, cuando un operador tiene un grado de concentración que le permite evitar la competencia e imponer unilateralmente sus condiciones.

De momento, lo que hace la propuesta de la Comisión es reconocer que los agentes más pequeños de la cadena, y entre ellos los agricultores y ganaderos, son vulnerables a las prácticas comerciales desleales empleadas por otros operadores y que, con frecuencia, no tienen poder de negociación ni formas alternativas para hacer llegar sus productos a los consumidores.

Tras haberse tratado la cuestión en diversos estamentos, la Comisión presenta ahora esta propuesta, para abolir los comportamientos comerciales injustos que ponen en peligro la viabilidad económica de los eslabones más débiles de la cadena alimentaria.

Phil Hogan, comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, ha declarado que “la cadena alimentaria, solo será eficiente y eficaz si es justa” y que “la iniciativa de prohibir las prácticas comerciales desleales adoptada tiene el propósito de reforzar la posición de los productores y las pymes en la cadena de suministro de alimentos”, para ello es importante que estas situaciones se denuncien y se propone también un mecanismo de reclamaciones confidencial.

Las prácticas comerciales desleales que deben prohibirse son el retrso en los pagos de productos perecederos, las cancelaciones de última hora, las modificaciones unilaterales o retroactivas de los contratos y obligar al proveedor a hacerse cargo de los gastos de los productos perdidos. Otras prácticas solo se permitirán si están sujetas a un acuerdo previo claro y sin ambigüedades entre las partes: un comprador que devuelva productos alimenticios no vendidos al proveedor; un comprador que cargue al proveedor unos gastos por asegurar o mantener un acuerdo de suministro de productos alimenticios o un proveedor que corra con los gastos de promoción o comercialización de los productos alimenticios vendidos por el comprador.

La propuesta de la Comisión obliga a los Estados miembros a designar una autoridad pública encargada de hacer cumplir las nuevas normas. En caso de infracción probada, el organismo responsable tendrá competencias para imponer una sanción proporcionada y disuasoria. Esta autoridad de aplicación podrá iniciar investigaciones por iniciativa propia o sobre la base de una denuncia. En este caso, las partes que presenten una denuncia podrán pedir confidencialidad y anonimato, a fin de que su posición respecto de sus socios comerciales quede protegida. La Comisión creará un mecanismo de coordinación entre autoridades de aplicación con objeto de facilitar el intercambio de buenas prácticas.

Las medidas propuestas complementan las medidas existentes en los Estados miembros, como en el caso de España la Ley 12/2013, los códigos voluntarios que se aplican en otros y no impide que los diferentes países legislen también sobre este asunto. de conducta de la Iniciativa de la cadena de suministro, de carácter voluntario.

Especial para los productos agroalimentarios

Los productos alimenticios cubiertos por la futura Directiva incluirían los productos agrícolas y los productos transformados a partir de estos. Los productos de la pesca se consideran también productos agrícolas. La cobertura de productos se ajusta a la ocurrencia de prácticas comerciales desleales en la cadena de suministro de alimentos.

Las sanciones dependerán del Estado miembro

La Directiva propuesta requiere que los Estados miembros designen una autoridad pública para hacer cumplir la prohibición respecto de las prácticas comerciales desleales. Dicha autoridad deberá ser capaz de llevar a cabo investigaciones (previa petición, pero también por iniciativa propia) dirigidas a la imposición de sanciones, así como de publicar sus decisiones.

Los consumidores no se verán afectados por mayores precios

Según la Comisión, no hay motivo para que esta legislación de la UE suponga un incremento de los precios al consumo. No hay evidencias de que las prácticas abusivas que hasta ahora se realizan y que imponen precios más bajos a los productores acaben en mejores precios a los consumidores. De hecho, según estudios de Unión de Uniones, en los últimos años los precios a los consumidores en alimentación en la UE suben en mayor medida que el IPC General, mientras que los precios a los productores están estancados o descienden.

De hecho, las organizaciones de consumidores son favorables que estas prácticas desleales se erradiquen, porque a largo a largo plazo perjudican a los consumidores.

Además, la legislación prevé que, pasados tres años, la Comisión elabore un informe sobre la aplicación de las normas, también por lo que se refiere a cualquier impacto sobre los precios.

También se aplica a los proveedores de fuera

Las normas de la Directiva se aplicarán también a los proveedores de fuera de la Unión, tanto por motivos de equidad como para evitar efectos distorsionadores no deseados. Por ejemplo, si solo se protegiera de las prácticas comerciales desleales a los proveedores de la Unión, pero no a los proveedores de terceros países, los compradores podrían tener incentivos para comprar a estos proveedores de terceros países (a los que podrían imponer prácticas comerciales desleales).

Unión de Uniones pide valentía política para aplicarla

Desde el año 2015 se lleva hablando de regular estas prácticas a nivel comunitario y los debates han estado durante algún tiempo centrados en si era necesario o si las legislaciones nacionales eran suficiente para abordar la cuestión. Finalmente, se ha impuesto la primera idea y la propuesta, presentada ayer a la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento, será llevada al Consejo de Ministros de Agricultura de la UE este próximo lunes 16 de abril, para su primer examen. Unión de Uniones de Castilla-La Mancha espera que la capacidad de presión de los lobbies de la agroindustria y la distribución no acaben por quitarle músculo a la Directiva y que los Estados miembros sean valientes a la hora de aplicarla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: