El año agrario 2018 ha sido un año decepcionante en términos económicos y políticos.

Unión de Uniones de Castilla-La Mancha hace una valoración negativa del año agrario que ahora se cierra. La organización considera decepcionante la situación de precios que ha atravesado el sector, con el encarecimiento de inputs importantes como el gasoil y la electricidad y las inestabilidad de los precios que se paga a agricultores y ganaderos por sus producciones. Además, estima que la política regional está estancada en los anuncios constantes, pero no de soluciones reales a los problemas del sector.

Tras las pasadas campañas, climatológicamente desfavorables, debido fundamentalmente a la sequía, el 2018 ha sido un año de mayores producciones en los principales cultivos. No obstante, los precios siguen sometidos a grandes inestabilidades. Melón y sandía ha sido un clara muestra de ello; pero también los cereales, el aceite y la almendra. En cuanto a la uva, en buena parte de la cosecha movida a través de cooperativas, habrá que ver aún como se comercializa el vino; sin embargo, la vendida en vendimia sufrió recortes importantes y se ha vuelto a vicios del pasado como la ausencia de contratos y precios previos a las entregas que creíamos estar desterrando.

En ganadería, el protagonista claramente negativo ha sido el sector de ovino de leche. Pese al encandilamiento en cuanto a las cifras de venta y exportación del buque insignia del sector, el queso manchego, los precios para los ganaderos han sido ruinosos. En carne, el cordero, en estas fechas en las que debería tener su mejor momento, está por debajo de los precios de los dos años anteriores; para el porcino en general no ha sido tampoco su mejor año y tan solo el vacuno ha tenido en términos generales un comportamiento positivo, hasta mediado de años, con una tendencia a la baja desde entonces.

La política de agua para la región se ha mantenido un año más en clave de decepción. El cambio de gobierno estatal no ha supuesto ningún cambio en la política trasvasista, la promoción por parte del Gobierno regional de un pacto del agua autonómico ha tenido un escaso impacto real y sigue el incumplimiento clamoroso de la ejecución presupuestaria en materia de ayudas e inversiones en regadíos.

Las soluciones a conflictos enquistados en el sector agrario (agricultura ecológica, daños por fauna, ZEPAs esteparias) en esta legislatura no han llegado tampoco en 2018, más bien al contrario. El gobierno regional se ha movido entre la política de parcheos, como las ayudas (muy cuestionadas por su forma de concesión) a algunas áreas esteparias o las limitadísmas ayudas para poner protectores anticonejos; y directamente el engaño a los afectados, como ha sucedido con los agricultores ecológicos afectados por el recorte de ayudas, a los que se les hizo la incumplida promesa negociar una nueva línea con Bruselas para resolver la cuestión.

En definitiva, 2018 no ha sido un buen año en las grandes cuestiones, ni en cuanto a la situación económica para los agricultores y ganaderos; ni en cuanto a las decisiones políticas adoptadas.

Balance estatal.

Por su parte, la organización a nivel estatal también ha hecho su balance y considera que este año agrario se ha caracterizado por el anuncio de muchos cambios, pero de poca materialización de los mismos, a excepción de los capítulos del mercado internacional y sus consecuencias negativas para los productores.

Unión de Uniones identifica a Luis Planas como uno de los principales protagonistas de 2018, del que se esperó mucho, tras la salida de Tejerina y el Gobierno del Partido Popular y que, sin embargo, ha seguido la misma línea continuista de su antecesora, sin realizar apenas reformas y, ni mucho menos, atreverse a derogar la ley de representatividad y convocar elecciones al campo.

Por lo que respecta a la futura reforma de la PAC, Unión de Uniones considera que aun habiendo anunciado el recorte del 5% del presupuesto a causa del Brexit, la Política Agraria Común tiene mucho que especificar aún.

En este sentido, la organización cree que, desde el Ministerio, sólo se ha continuado repitiendo, “queremos una PAC fuerte”. “Mismos discursos de siempre, algunas figuras evolucionadas en las propuestas de la Comisión, como el agricultor genuino, pero, en sustancia, pocos cambios” – comentan desde la organización – “Lo que sí hay es mucha incertidumbre sobre si, finalmente, se hará esa reforma cuando se esperaba o se retrasará un par de años y qué conllevará realmente”.

Por otro lado, la PAC ha sido criticada por Trump, quien ha iniciado una guerra comercial cuya moneda de cambio ha sido la aceituna de mesa en España, poniendo en peligro la actividad de los olivareros andaluces y extremeños que se dedican a ello. Esto ha encendido las alarmas ya que, según estima la organización, puede ser el inicio de otras limitaciones a productos europeos.

Unión de Uniones también destaca que la preocupación por el protagonismo tomado por terceros países ha centrado el año agrario en la Comunidad Valenciana, donde se ha visto muy afectada la campaña de cítricos, en parte, por países como Sudáfrica. Se han estimado unas pérdidas en la primera parte de la campaña superiores a los 130 millones de euros, en gran parte por los efectos de los acuerdos comerciales con terceros países.

Costes de producción duplicados en los últimos 20 años

El desequilibrio de la ley de la cadena alimentaria y el aumento constante de los costes de producción, ha marcado también el ritmo de este 2018, en opinión de Unión de Uniones, dañando a sectores como el ovino de leche que lleva ya, en lugares como Castilla y León, más de 3 años en pérdidas y dando también precios ruinosos a los ganaderos de Castilla La Mancha, a pesar del crecimiento de exportación del queso manchego.

Según los últimos informes analizados por la organización, el valor de la producción final agraria ha mantenido aumentos anuales a un ritmo del 2,2%, mientras que el de los costes lo han hecho a un ritmo superior al 5%, hasta pasando de representar el 1/3 del valor de la producción a más de la mitad, lastrando la actividad agrícola y ganadera, impidiendo la rentabilidad a muchas explotaciones.

Las semillas y plantones, fertilizantes, fitosanitarios, piensos y gastos veterinarios, junto con la energía y lubricantes son los capítulos más importantes de gastos, con una formación de precios que la organización denuncia como poco transparente.

El control de la fauna salvaje se quedó en el tintero en 2018

Unión de Uniones identifica igualmente a la fauna salvaje como un problema para muchas regiones que, como Asturias, han tenido que sufrir distintos ataques de lobos u osos con la inacción de la Administración. En otras comunidades como Castilla y León o Madrid los ataques de lobo y los jabalíes ya han llegado a zonas casi céntricas de poblaciones residenciales como Majadahonda, mientras que en Castilla La Mancha la plaga de conejos ha provocado grandes pérdidas en cultivos.

Por lo que respecta a la Peste Porcina Africana (PPA), Unión de Uniones fue la primera en dar la voz de alarma y pedir que se extremasen los controles de entrada de jabalíes que se estaban importando de Centro Europa  con fines cinegéticos y que podían ser trasmisores de enfermedades existentes en esos países.

La organización confía, tras una otoñada menos seca que los últimos años, en que el 2019 sea un año de  buenos augurios en las producciones y que también puedan serlo en la voluntad política, se consigan activar los mecanismos necesarios para paliar la crisis de varios sectores, resolver problemas estructurales y se tomen las decisiones para democratizar el campo.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: