El endeudamiento de las explotaciones agrarias crece un 21,3% en tres años

Endeudamiento agrario

La tendencia ha sido contraria a la de resto de las actividades económicas, cuyo endeudamiento se redujo un 18,9% en el mismo período

Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, tras revisar los datos publicados recientemente por el Ministerio en el informe de financiación en el sector agroalimentario, subraya el aumento del endeudamiento del sector agrario que suponía al finalizar 2018 un total de 22.729 millones de euros, frente a los 19.255 millones de euros que era el saldo vivo de los créditos vigentes en el último trimestre de 2017.

La organización destaca el esfuerzo de agricultores y ganaderos para adaptarse a las nuevas exigencias de todo tipo pese a la desfavorable situación climática y de mercado que ha afectado a importantes sectores.

Unión de Uniones subraya cómo la tendencia al aumento del endeudamiento en el sector agrario se inició en 2015, quebrando la evolución de los anteriores marcados por la crisis económica en los que el crédito se contrajo, tanto para la agricultura y la ganadería como para otros sectores productivos. Así, entre 2015 y finales de 2018, el endeudamiento del sector agrario se ha incrementado en 21,3%, mientras que para el resto de las actividades económicas se ha reducido en el mismo período en un 18,9%

Unión de Uniones pone en valor las continuas inversiones que los agricultores y ganaderos están realizando para la adecuación a nuevas exigencias normativas de carácter ambiental, de seguridad alimentaria, laborales o de bienestar animal, debiendo acudir a financiación externa ante un acceso ayudas públicas para tales fines cuya tramitación y concesión en general no es fácil ni ágil. Por otro lado, en estos últimos años, los fenómenos climatológicos adversos frecuentes, la sequía, la incidencia de plagas graves en algunos cultivos o el repunte de enfermedades del ganado, han contribuido también, según la organización, a la necesidad creciente de financiación para capital circulante y pode mantener la actividad de las explotaciones.

El sector agrario, el que mejor paga

En paralelo a este incremento del endeudamiento del sector agrario, también se mantiene la reducción de la morosidad de agricultores y ganaderos, cuya tasa de crédito dudoso se situaba en el 6,2 % al finalizar 2018, frente al 7,5 del año anterior y por debajo de la del conjunto de las actividades productivas, que era del 6,8%.

La organización considera que no se trata de una situación coyuntural, sino que, tradicionalmente, la proporción de morosos en el sector agrario es menor que en otros sectores. Incluso en los momentos más duros de la crisis económica, cuando el crédito dudoso en el conjunto de las actividades productivas superaba el 20%, en los agricultores y ganaderos se mantuvo casi 8 puntos por debajo.

Al modo de ver de la organización esto, junto con el mantenimiento del esfuerzo inversor, representa el intenso grado de compromiso de los productores con la sociedad y el conjunto de la economía y la rentabilidad del esfuerzo público que se le dedique.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: