Fracaso de las medidas de almacenamiento por COVID19 en los sectores ganaderos

ayudas almacenamiento privado ganadería

Un almacenamiento tan limitado y sin ir acompañado de otras políticas sectoriales y horizontales no ha servido para mejorar los precios

Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos considera un fracaso las medidas de almacenamiento privado aprobadas para los sectores ovino, caprino y vacuno, y se muestra cautelosa sobre el efecto de almacenamiento de lácteos

Unión de Uniones recuerda que las medidas de ayuda al almacenamiento privado en determinados sectores especialmente afectados por la crisis del coronavirus fue lanzada el 30 de abril por la Comisión Europea con el objetivo de retirar producto del mercado para estabilizar los precios. Esta permitía desde el día 8 de mayo y hasta el 30 de junio y 10 de julio para productos lácteos y cárnicos respectivamente, almacenar canales y medias canales de ovino y caprino; cuartos traseros de bovino, mantequilla, leche desnatada en polvo (LDP) y queso.

La organización destaca que España ha sido el único país en almacenar carne de ovino y caprino. En cuanto al vacuno, a nuestro país corresponde en 27% de lo inmovilizado en la UE y en lo que respecta a los productos lácteos, nuestra participación en la medida en Leche Desnatada en Polvo y Mantequilla ha sido poco menos que testimonial (por debajo del 1%), aunque en quesos cubrimos nuestro cupo máximo, almacenando el 5% del total admitido en la UE.

Teniendo en cuenta estos datos, la cantidad de producto almacenado entre mayo y junio respecto al volumen producido durante estos meses el año pasado, sería, en el caso del almacenamiento en ovino del 0,71%, en caprino un 0,68% y en vacuno la proporción baja al 0,52% de lo producido otros años en estos dos meses.

Unión de Uniones considera que un volumen de almacenamiento tan bajo difícilmente puede tener efectos en los precios y, si se observan los precios semanales para cada sector, se aprecia que su evolución es independiente de la del volumen almacenado.

En este ámbito, la organización lamenta que no se tuvieran en cuenta sus propuestas para permitir el almacenaje de otras piezas aparte de las canales y medias canales, ya que es un modo habitual de despiece para congelar de numerosas cooperativas en las principales zonas productoras, con lo que el almacenamiento habría alcanzado más volumen.

En cuanto al sector lácteo, los resultados son algo diferentes, con volúmenes almacenados de entre el 10,5 y 14,4% de la producción de mayo-junio de 2019. “En este caso, y sin ser algo decisivo, estas cantidades si deberían contribuir al menos a que la industria deje de presionar a la baja en la negociación de los contratos”, concluyen desde la organización.

En todo caso Unión de Uniones considera que el almacenamiento puede ser una medida útil “pero poner todos los huevos en esta última cesta, como algunos hacen, ya se ve que no funciona”. La organización recuerda también las 196.400 toneladas almacenadas de aceite de oliva y la nula reacción que ha producido en el mercado, estando por ver lo que pasará en vino. “Para que dé algún resultado, la inmovilización tiene que estar apoyada por fondos públicos suficientes, pero también venir acompañada de otras políticas sectoriales y horizontales”, sostienen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: