Tag Archive | TTIP

Unión de Uniones considera precipitado e injustificado el apoyo de España a la TTIP

Unión de Uniones opina que se están violando los principios básicos de la PAC

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, ante la carta remitida el pasado 14 de septiembre a la Comisaria de Comercio como apoyo a las negociaciones de la TTIP y en la que se encuentra la firma de España, considera la acción como precipitada e irreflexiva.

Unión de Uniones valora negativamente la inclusión de España en este acto ya que, según la organización, no se han medido las negativas consecuencias directas que este tratado comercial tendría para los agricultores y ganaderos de los principales países productores y, entre ellos, el nuestro. Leer Más…

Agricultura: Moneda de Cambio

José Manuel de las Heras
  • José Manuel de las Heras.
  • Coordinador Estatal de la Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos

Siento últimamente como una especie de pitido que no cesa, de esos pitidos que no sabes si es un acoplamiento de un micrófono ficticio, una alarma o si alguien está hablando mal de mí. Es curioso cómo, comentándolo, esto pasa muchos de mis colegas agricultores y ganaderos. Algo están hablando de nosotros en los despachos de las altas esferas, de las medias esferas y de las altísimas esferas transoceánicas.

Sí. Últimamente tenemos la sensación de que saben más de nuestro trabajo las personas con corbata que rara vez han salido de las oficinas que nosotros mismos, a juzgar por todo lo que hablan de aceites, tomates, pollos, cerdos…Igual, dentro de poco, les vemos en las lonjas, sentados, apuntando en un cuaderno de tapas grises el precio de cada día, o les vemos encima de un tractor, observando cómo trabajamos el campo.

Hoy leía que en Las Islas Canarias se han perdido 2.500 hectáreas de cultivo de tomate en los últimos 15 años debido a los acuerdos entre la UE y Marruecos. Los agricultores de las islas se han visto obligados a reconvertir estos campos y destinarlos a otro tipo de cultivos.
No pasa nada; puede que en unos años leamos que se han perdido x hectáreas de olivos en Andalucía, o de vacas en Galicia, o de granjas de porcino en Cataluña o de rebaños de ovino en las Castillas… producciones todas que representan gran parte de la economía local. Si pasan 15 años, igual ya nos quedan menos fuerzas para decir lo que llevamos tiempo insistiendo sobre el acuerdo de libre comercio con Túnez o de Mercosur. Nos limitaremos a un “te lo dije” un tanto resignado que, en ningún caso, nos devolverá nada.

Y veremos qué ocurre con todo lo demás. Tanto la Ministra de Agricultura, como el de Economía (ambos en funciones, recordemos… pero para lo que quieren) se muestran ilusionados con el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones – TTIP – y no paran de decir, apenas tienen ocasión, lo bueno que va a ser para la industria agroalimentaria española. Habrán usado la misma bola de cristal que cuando decían que la desaparición de las cuotas lácteas era una oportunidad para el sector productor. Ahora proclaman que estos acuerdos son una extensión fantástica de la marca España a la que, por desgracia, los agricultores y ganaderos no podemos sumarnos porque si alguien triunfa, es la industria, no los agricultores y ganaderos, ¿cómo iba a cambiar tanto la película?

Nosotros, sin embargo, cuando hagamos ese repaso a lo perdido dentro de 15 años, diremos otro resignado “te lo dije”. Quizá, para que no se gasten las palabras, diremos sólo uno, que valdrá por lo ya avisado en estos años. Si hasta los informes de los Estados Unidos demuestran que la UE será la gran perjudicada del acuerdo, no sé qué más necesitan los responsables de la UE y de los Estados miembros para revisar todo, y, si procede, dar marcha atrás… porque no hay prisa… o lo mismo es que sí que la hay, pero en ese caso ¿quién la tiene y por qué?

Al final, entre una cosa y otra, parece que más que la base de la alimentación de los millones que somos en nuestro país y en Europa, nos hemos convertido en una pelota de pin pon en mitad de un partido entre políticos en el que, además, nunca hemos querido jugar.

Y es que la agricultura y la ganadería han pasado de ser sectores estratégicos a moneda de cambio para alcanzar macrointereses multinacionales que se disfrazan de solidaridad con los menos desarrollados y una frágil paz en las relaciones internacionales que parece que no se pueden llevar a cabo si no es multiplicando las operaciones comerciales import-export… y para muestra, el tema del aumento de la importación de aceite de Túnez como bálsamo a los conflictos en aquel país, para el que el aceite, por cierto, no representa siquiera el 3% de sus exportaciones.

Nos preguntamos por qué siempre es la agricultura la gran solución al problema, la que se “sacrifica” en aras, dicen aunque no es así, de la paz, la estabilidad y el equilibrio mundial. Compresivos seríamos los agricultores y ganaderos con este papel de salvadores que nos han endosado si no fuera porque nuestro sacrificio no se traduce en el desarrollo de las agriculturas de los países en desarrollo; sino en la cuenta de resultados de las grandes compañías que invierten en tierras y cosechas del tercer mundo como si fueran un valor especulativo cualquiera. ¿Equilibrio mundial? No. Solo maquillaje. Una sonrisa. Una foto en la firma del Acuerdo de turno… y a seguir jugando.

Ahora que quedan poco más de dos semanas para las elecciones generales, si alguien consigue ponerse de acuerdo para gobernar, esperemos que se nos mire bajo otro prisma, el del motor, el del desarrollo de la economía local y dejemos de ser moneda de cambio, que paren la partida de pin pon, posen la pala encima de la bola, sobre la mesa, y cese este pitido por fin.

Corregir disfunciones de la Cadena Alimentaria y prevención contra el TTIP deben ser prioridades en la agenda de la Comisión

Unión de Uniones ha dirigido a los europarlamentarios españoles en la Comisión de Agricultura las prioridades que, en materia agraria y desarrollo rural, la Comisión debería incluir en su Programa de Trabajo 2017 y que serán abordadas en una comparecencia de Phil Hogan el próximo 24 de mayo. En su documento la organización señala las disfunciones de la cadena alimentaria que apuntan a un descenso del precio en origen de los alimentos en la UE en un 3,5 % desde 2013, mientras que aumentan al consumidor, lo que puede ser agravado por la firma de Acuerdos Comerciales como TTIP, Mercosur y similares.

La monitorización que realiza el EUROSTAT, la oficina oficial de estadísticas de la UE, revela que en los últimos tres años los precios de los alimentos a la producción han descendido un 3,5 % en el conjunto de la UE 28, mientras que los precios de esos mismos alimentos al consumidor se han incrementado en un 0,1 %. Los datos desagregados para España muestran una caída en origen del 3,1 % y un encarecimiento al consumidor, en el mismo período, del 2,4 %.

La Unión de Uniones ha trasladado estos datos a los europarlamentarios españoles de la Comisión de Agricultura para poner de manifiesto que la Política Agraria Común, con sus actuales instrumentos, está fracasando en sus objetivos de mantener la renta de los productores y beneficiar al consumidor. La organización pide a Clara Aguilera (Socialistas), Esther Herranz (Populares), Estefanía Torres (Podemos) y Jordi Sebastià (Compromis), que insistan al Comisario Phil Hogan en su encuentro del 24 de mayo que el Programa de Trabajo de la Comisión para 2017 y años sucesivos debe incluir orientaciones políticas para corregir esa tendencia. La organización señala que anteriores reformas han dejado al sector agrario europeo hipotecado por el debilitamiento de los mecanismos de regulación de los mercados y con una competitividad en los mercados internacionales que no es tal porque está cimentada sobre la caída de los precios del mercado interior y la renta de los agricultores y ganaderos. En su documento Unión de Uniones pide un nuevo diseño de las medidas anticrisis, una actuación decidida y armonizada en todos los Estados miembros de persecución de las prácticas que alteran el equilibrio y el funcionamiento de la cadena alimentaria y unos mecanismos de ayudas directas mucho más simples y que no creen distorsiones entre productores.

Por otra parte, la organización pone el acento en que la firma de acuerdos internacionales como TTIP, Mercosur y otros similares, intensifica aún más las deficiencias constatadas en la PAC, sacrificando el modelo agrario europeo a estrategias geopolíticas y centrando el comercio como un fin en sí mismo en lugar de ser un medio para impulsar los sectores productivos y el mayor bienestar de los ciudadanos. Unión de Uniones propone a los europarlamentarios un análisis exhaustivo previo de los efectos de cada acuerdo y del impacto acumulado de todos ellos (existen unos 70 acuerdos multilaterales en vigor), disponer de medidas compensatorias para sus consecuencias sectoriales negativas y el cumplimiento en los productos importados de las mismas reglas exigidas a los productos comunitarios.

La Unión de Uniones ha incluido igualmente propuestas para sancionar los ataques vandálicos reiterados a la libre circulación de mercancías intracomunitarias, una armonización de la lucha contra las enfermedades animales y vegetales, una regulación homogénea de las normas de competencia y un papel relevante de la agricultura en la economía circular, para lo que es imprescindible una reflexión profunda sobre las orientaciones que se han adoptado para la PAC en las pasadas Reformas.

Unión de Uniones: la propuesta de la UE en el marco del TTIP es un mal punto de partida para la negociación


flickr photo shared by BG³Photo under a Creative Commons ( BY ) license

  • La propuesta de la UE concedería la eliminación de todas las formas de subvenciones a la exportación y medidas de efecto equivalente, tanto en los intercambios bilaterales, como en los realizados con países terceros con los que las partes tengan acuerdos recíprocos en tal sentido
  • “Echamos en falta, en el conjunto de la posición de la UE, medidas tendentes a asegurar que los productos agroalimentarios que entren en el mercado comunitario a la mesa de los ciudadanos europeos cumplan los altos estándares de calidad, ambientales y de seguridad que se exigen a los producidos por nuestros agricultores y ganaderos·”
  • Valora positivamente el objetivo de proteger en el mercado de Estados Unidos las indicaciones geográficas de vino europeas y pide el mismo trato al resto de nuestros productos agroalimentarios de calidad

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, en relación a las propuestas presentadas a Estados Unidos en el marco del TTIP (Asociación Trasatlántica para el Comercio y la Inversión) en los últimos días, califica de un mal inicio para afrontar las negociaciones.

Unión de Uniones considera que, de acuerdo a la información revisada, las propuestas presentadas por la Unión Europea en materia agrícola aceptan de partida la principal aspiración de EEUU, según la organización, de desarmar todas las barreras al comercio; un objetivo que podría cambiar el balance agroalimentario bilateral, hoy favorable a la Unión Europea.

Según los propios datos expuestos por la Comisión Europea en su guía para entender su oferta, el comercio entre la UE y los Estados Unidos representó alrededor del 616.000 € millones de euros en 2015, de los cuales la agricultura representó el 31.000 millones de €. La UE tuvo un superávit total de 123.000 millones de € con los EE.UU. para el comercio de bienes y un superávit de más de 7.000 millones € en los productos agrícolas, gracias a las exportaciones de productos de alto valor añadido de la UE, destacando el capítulo de vino y obras bebidas.

La Unión de Uniones considera que esta posición debería servir para elaborar una propuesta de negociación del capítulo agrario que incidiera especialmente en garantizar un nivel adecuado de protección los valores del modelo actual europeo y de sus explotaciones que son un patrimonio económico, social y medioambiental de nuestro medio rural.

Sin embargo, de acuerdo a los últimos documentos, la propuesta de la Unión Europea en materia agrícola admitiría de entrada el objetivo de no imponer restricciones ni tasas al comercio agroalimentario y concedería la eliminación de todas las formas de subvenciones a la exportación y medidas de efecto equivalente, tanto en los intercambios bilaterales, como en los realizados con países terceros con los que las partes tengan acuerdos recíprocos en tal sentido, ampliando así el efecto del TTIP. Ello beneficiaría en mayor medida a Estados Unidos que en la actualidad mantiene una balanza, tanto general, como alimentaria, desfavorable con la UE.

Por otro lado, junto con la propuesta agraria, la UE ha presentado también una oferta para el capítulo TTIP de coordinación reguladora, que implantaría un mecanismo de armonización de la legislación entre la UE y EEUU en diversas áreas y, entre ellas, algunas de importancia como seguridad alimentaria, sanidad animal y vegetal y productos fitosanitarios.

En este sentido, la organización afirma que “echamos en falta, en el conjunto de la posición de la UE, medidas tendentes a asegurar que los productos agroalimentarios que entren en el mercado comunitario a la mesa de los ciudadanos europeos cumplan los altos estándares de calidad, ambientales y de seguridad que se exigen a los producidos por nuestros agricultores y ganaderos·” – señalan desde Unión de Uniones. – “ Consideramos también que la Unión Europea debería haber incluido garantías para que EEUU no ponga en cuestión el mantenimiento de los niveles de ayuda interna europeos. Tras las últimas Reformas de la PAC la UE ha realizado ya todos los esfuerzos que podían demandársele para que la ayuda interna no suponga distorsiones al mercado y es el momento de que, en reciprocidad, se le reclamen lo mismo a las ayudas agrarias en Estados Unidos. “ – añaden. Igualmente se deberían prever clausulas correctoras en caso de fluctuaciones extraordinarias de las divisas Euro/Dólar, que tiene un notable efecto sobre el comercio.

Asimismo, Unión de Uniones considera que la oferta de la UE en materia de coordinación reguladora, implicaría tener que dar cuenta en fase de estudio a Estados Unidos, de todas aquellas iniciativas y proyectos reglamentarios que puedan quedar afectadas por dicha coordinación, con objeto de dar la posibilidad tanto al gobierno de EEUU como a las empresas que allí pudieran considerarse afectadas. Esto, unido a las competencias que se subrogaría la Comisión Europea como autoridad reguladora para decidir sobre las cuestiones objeto de coordinación, debilita las capacidades del Parlamento Europeo, en favor de aumentar el poder ejecutivo de la Comisión y el de influencia de Estados Unidos.

Por último, Unión de Uniones estima positivo que la UE busque en su propuesta específica sobre comercio de vinos que en los Estados Unidos, las indicaciones geográficas europeas cuenten en aquel territorio con un nivel legal de protección que impida su uso por parte de los productores americanos, debiendo asegurarse un trato similar para todos nuestros productos agroalimentarios amparados por una denominación de origen o de calidad, constituyendo una línea roja a la que no se debe renunciar en este apartado sectorial.

La agricultura europea será la más perjudicada según informe del propio departamento de Agricultura de los Estados Unidos

TTIP

Unión de Uniones se reafirma en el rechazo al TTIP

La Unión de Uniones subraya que el aumento de las relaciones comerciales agrícolas bilaterales tendría como consecuencia una reducción generalizada de los precios agrícolas y desiguales efectos sobre la producción, según lo recogido en el informe americano

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, a la vista de los informes hechos públicos por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, se reafirma en su rechazo a los acuerdos de Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (TTIPI) en proceso de negociación entre Estados Unidos y la Unión Europea.

Unión de Uniones, tras haber analizado los informes del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, constata que sin efectos apreciables para el PIB de ninguna de las dos regiones, el aumento de los intercambios comerciales agrícolas bilaterales, en mucha mayor medida desde Estados Unidos a la UE, se traduciría en recortes de los precios agrarios en los mercados europeos y desiguales reducciones de nuestras producciones. Leer Más…

La Unión de Uniones advierte de los graves peligros para la agricultura y la ganadería del Acuerdo Trasatlántico de Comercio e Inversión (TTIP)

Unión de Uniones TTIP

La organización ha anunciado su adhesión a la Campaña No al TTIP para intentar evitar que el tratado se apruebe en los términos en los que se está negociando.

La Unión de Uniones ha dado a conocer hoy públicamente su posición sobre el Acuerdo Trasatlántico de Comercio e Inversión (TTIP), que están negociando en la actualidad Estados Unidos y la Unión Europea, y que puede tener graves repercusiones sobre el sector agrario. Leer Más…