Archivo | cadena alimentaria RSS for this section

Unión de Uniones denuncia que la industria y la distribución siguen llenando sus bolsillos a costa de agricultores y consumidores

Cadena alimentaria
  • La Ley de la Cadena Alimentaria no funciona
  • En el caso de la patata y solo en lo que va de año, el precio en destino ha multiplicado en 7.42 veces su precio de origen de forma injustificada
  • Unión de Uniones advierte a los consumidores de que no se dejen llevar por los alarmismos de muchos vendedores

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, tras consultar de forma exhaustiva el comportamiento de los precios de los productos frescos de consumo más habitual en la Cadena Alimentaria de los últimos cinco años, revela que los precios siguen multiplicándose, llegando en algunos casos hasta por 8, cuando salen del campo y llegan a los consumidores. Leer Más…

Esta es la lista de prácticas comerciales abusivas que la Comisión quiere prohibir en la cadena alimentaria

Practicas comerciales desleales

El pasado lunes, el Consejo de Ministros de Agricultura de la UE ha sido informado sobre un proyecto de directiva cuyo objetivo es limitar las prácticas comerciales en las relaciones entre empresas en la cadena de suministro de alimentos. De momento el Ejecutivo comunitario propone una lista corta de medidas que, en todo caso, podrá ser ampliada por los Estados miembros. Al tratarse de una Directiva los Gobiernos nacionales serán los que tengan que implantarla a través de sus respectivas legislaciones. Unión de Uniones ya se ha expresado al respecto, considerando que la propuesta va en el buen camino, que cubre algunas lagunas de la Ley española de la cadena alimentaria y confiando en que haya valentía política para aplicarla frente al poder de la gran industria y distribución alimentaria. Leer Más…

Cadena alimentaria: la Revolución Francesa

Cadena alimentaria
Por José Manuel de las Heras. Coordinador Estatal de Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos

Esclavos de la Cadena Alimentaria

Si la cadena agroalimentaria es el sistema que articula equilibradamente las actividades de todos los actores que agregan valor a los productos desde el campo a la mesa, aquí, de eso, no tenemos. Aquí lo que tenemos son unas esposas, con muy pocos eslabones en medio y muy grandes, y grilletes en los extremos que nos tienen esclavos a los agricultores y ganaderos y a los consumidores, que somos los que producimos y los que pagamos.

La cadena agroalimentaria cumple hoy un mero papel logístico: coge cosas de un lado, las prepara y las deja en otro. Coge cada año en las explotaciones agrarias una producción por valor de 40.000 millones y las deja en la cesta de la compra, la de aquí o la de fuera, cobrando 150.000 millones de euros. Pero ese valor añadido generado no lo reparte de forma equilibrada, ni proporcionada al esfuerzo que realiza cada eslabón. Leer Más…

Unión de Uniones pide a los Reyes Magos lluvia, elecciones al campo y mejoras en la cadena agroalimentaria

Carta a los Reyes Magos
Hace falta presupuestos y voluntad política para afrontar los problemas del campo

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, tras haber hecho un balance del año 2017 que caracterizaba de seco y pobre en soluciones, pide a los Reyes Magos que 2018 tenga unas condiciones climatológicas favorables, y que, por fin, la ministra ponga en marcha la maquinaria para convocar elecciones y que los beneficios de la cadena alimentaria se repartan de manera más justa.

Unión de Uniones, quien ya se mostrara preocupada por las consecuencias que ha generado la sequía para la agricultura y la ganadería, pide que 2017 sea una excepción y que en este nuevo año el tiempo y el clima sean más benévolos, a pesar de que ello no está en mano de los gobiernos, ni las administraciones. Lo que sí depende de los poderes públicos es afrontar los problemas y, en este sentido, la organización considera que el Ministerio debería dotar de mayor presupuesto a los seguros agrarios para dar respuesta a las realidades que suceden en el campo y recuperar los montantes del capítulo de inversiones para permitir una gestión más eficaz de los recursos hídricos. Leer Más…

Unión de Uniones pide a la Ministra que apoye en el Consejo la prohibición de prácticas comerciales abusivas

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, tras analizar la agenda del próximo Consejo de Ministros de Agricultura que se celebrará en Bruselas los próximos 11 y 12 de diciembre, pide a Isabel García Tejerina que se una a la propuesta de varios países de la Unión Europea de avanzar en una reglamentación común para impedir las prácticas comerciales desleales en la cadena alimentaria.

Unión de Uniones, quien ya ha denunciado en reiteradas ocasiones los abusos ejercidos por una parte de la industria y distribución, solicita a la Ministra, como máxima representante del sector, que se una a la iniciativa de Croacia, Chipre, la República Checa, Grecia, Hungría, Lituania, Polonia, Portugal, Rumanía y Eslovenia para que la Comisión presente un estudio antes de febrero de 2018 con el objetivo de crear una normativa para prohibir las prácticas desleales que desequilibran el mercado.

 Esta posición coincide igualmente con la gran mayoría de las respuestas obtenidas por la Comisión en su encuesta sobre el funcionamiento de la cadena alimentaria, cerrada en abril y cuyos datos ha avanzado hoy la Comisión. En el entorno del 90 % o más de los encuestados, está de acuerdo en que las prácticas comerciales desleales existen, que tienen efectos negativos para los agricultores y que la UE debe tomar medidas legislativas para perseguirlas.

Unión de Uniones, que participó en dicha encuesta, se alinea con estas opiniones mayoritarias y considera que una reglamentación comunitaria vendría a complementar las normativas nacionales y a unificar criterios en la UE. En este sentido, la organización recuerda que la Ley española de mejora de funcionamiento de la Cadena alimentaria no recoge una relación expresa de estas prácticas desleales; tampoco define, para poder perseguirlas, la posición de dominio de mercado y carece de competencias para sancionarlas cuando se producen en operaciones de comercio internacional en el ámbito comunitario, destino principal de nuestras exportaciones agroalimentarias.

 “Es imposible que la cadena alimentaria funcione bien si no están identificadas las reglas correctas del juego” – comentan desde Unión de Uniones. – “Confiamos en que si las cosas toman un rumbo adecuado en Bruselas, pueden hacerlo también aquí” – añaden.

 Asimismo, la organización señala que, precisamente, el mal funcionamiento de la cadena alimentaria, tampoco está recogido en las primeras orientaciones de la futura PAC propuestas por la Comisión hace una semana, cuestiones sobre las que también se debatirán los dos próximos días en el Consejo y sobre las que Unión de Uniones espera que se arroje más luz, de forma que se pueda disminuir la vulnerabilidad de los productores y los consumidores, los eslabones más débiles de la cadena.

La burbuja de la sequía en los alimentos

Jose Manuel de las Heras. Coordinador Estatal de Unión de Uniones

El lunes la Ministra de Agricultura iba a los Desayunos de Televisión Española donde habló de varios asuntos, quizá los más importantes que tienen que ver con nuestro sector a día de hoy: sequía, Brexit y políticas forestales. También, de paso, habló de Cataluña, porque, claramente, es un tema candente y ya está.

El caso es que sí, habló de la sequía. Y en el telediario de la hora de la comida, – una comida que es posible hacer porque algún productor, ya sea ganadero si estás comiendo carne, pescador, si estás comiendo pescado, o agricultor, si estás comiendo verdura, se ha levantado temprano a hacer su trabajo para ti – se hizo un resumen breve: lo que más preocupa a la ministra es que se le corte el suministro de agua a los ciudadanos. Leer Más…

EL PICOTAZO: Politicos con fecha de caducidad

Volvemos a traer a nuestro blog “El Picotazo” de Alvaro Tapias, que como suele ser habitual, atina en la diana de lo que se cuece en el sector. 

Hace unos días el Ministerio de Agricultura presentó el informe anual de 2016 de la alimentación en España. A mi juicio es siempre un informe interesante, aunque últimamente lo es más por las cosas que se traslucen del mismo que por las que el propio ministerio destaca. En este tipo de Informes, son los políticos, los que acaban diciendo que es lo que hay que resaltar y las cosas sobre las que hay que poner el acento y destacar en titulares. La idea es venderle siempre a la ciudadanía que todo va bien, que las cosas continúan mejorando y que vale la pena seguir votando a los mismos que nos presentan el informe. Estamos acostumbrados a ver como los trabajos de los técnicos y los científicos se manosean y se retuercen hasta lo inverosímil. Este año y este informe no han sido una excepción.

El falso aumento del consumo

Con la frase “aumenta el gasto en consumo de alimentos” nos venden una pequeña verdad a la vez que nos colocan una tremenda mentira. Esto es asi ya que el supuesto aumento del gasto en alimentos en los hogares españoles el último año que nos resaltan en titulares, se queda cuando entramos al fondo de la información en que sólo aumento un ridículo 0,1% en dinero, pero como los precios de los alimentos subieron bastante más, los consumidores se vieron obligados obtener menos alimentos aun gastando mas dinero. O sea, los consumidores perdieron capacidad de compra, y la industria y la distribución les vendieron más caro en 2016 que en el 2015.

Pero es sólo una cara de la moneda, la otra que tampoco se resalta, ni se destaca es que los alimentos, esos que subieron de precio aproximadamente un 0,8% fueron pagados a los productores un – 3,6% por debajo del año anterior. Conclusión, si compran más barato y venden más caro a “alguien” (como diría Gila en su squech del detective) le ha ido mucho mejor que a productores y consumidores en el año 2016 con la alimentación.
Lo grave es que no ha sido una casualidad, porque algo muy similar ha ocurrido en los años anteriores y o sea que esto ya es una tendencia. Claro está que a la remesa de políticos que nos gobierna – nunca debemos olvidar que por voluntad propia, pues les votamos- no les conviene resaltar esos hechos, porque significaría que las cosas no van tan bien, que los consumidores han tenido que pagar más para obtener menos y que alguien los últimos años les está robando la cartera poco a poco y a “la chita callando”.

Cadena alimentaria, una Ley que no funciona.

Mal quedaría el partido en el gobierno y esta ministra, si los datos en la alimentación española demostrasen como, así ocurre, que la Ley “estrella” de su mandato La Ley de la Cadena Alimentaria está resultando un fiasco y no cumple con sus objetivos.
Es una ley que se nos vendió en sus inicios, como la que iba a equilibrar el reparto de beneficios entre todos los eslabones de la cadena alimentaria, acabando o reduciendo los desequilibrios en la misma. Pero vemos como tras tres años de su aplicación, esos desequilibrios aumentan y se consolidan perjudicando como siempre a los más débiles, en este caso a los consumidores y a los productores.

No es una casualidad, es el resultado de aprobar una Ley capada desde sus inicios por Economía que no toleró a lo largo del proceso de su aprobación en el congreso, que los diputados del grupo mayoritario aceptasen definir la posición de dominio en la cadena alimentaria y que su abuso se castigase en los reglamentos de aplicación posteriores. ¿Casualidad?

Con una Agencia como la AICA atada de pies y manos, con un presupuesto y una legislación estatal y autonomica que sólo le permite actuar en lo anecdótico y en las pequeñeces; Las grandes empresas de la industria y la distribucion, los eslabones más fuertes de la cadena alimentaria, campan a sus anchas haciendo caja y deshaciéndose en halagos sobre la ministra y su equipo. Normal.

No tire alimentos, no pregunte, compre y consuma, que nosotros seguimos haciendo caja

Ahora para completar el circulo, se nos han apuntado en nuestro ministerio a la loable causa de evitar el desperdicio de alimentos. ¿Quién está en contra evitar que desperdicien alimentos? Nadie, todos estamos a favor de que no se tire comida a la basura. Si además nos aderezan los argumentos con las cifras mundiales de alimentos desperdiciados mientras nos hablan del hambre en el mundo y nos muestran en los medios de comunicación la imagen de un niño africano literalmente en los huesos, se nos pone la carne de gallina y se nos encoge el corazón por nuestra culpabilidad. Pero ¿quién no ha tirado una lechuga pocha o un yogourt caducado? Todos lo hemos hecho. Bueno todos no, Cañete decía que se los comía.

Tras hablar con un amigo que entiende estas cosas, me ha dicho: “no seas ingenuo Álvaro, si la gente supiera lo que se hace con la leche en brick que caduca……..” ¿pues qué se hace, se tirará no? pregunté yo ingenuamente; a lo que me respondió: “Pues meterla en otro brick con una fecha de caducidad renovada”. Yo no salía de mi asombro cuando sentenció: “pero eso tiene un alto coste, por eso hay empresas que la venden más barata, cuando está a punto de caducar, aunque con eso se les va el beneficio”.
¡Ojo al dato con estas campañas! Quedémonos con lo importante, pero estemos muy atentos al “gato por liebre” , no vaya a ser que lo que estén queriendo “colocarnos” es que , lo que antes eran fechas de caducidad, luego fechas consumo preferente, después sea sólo algo orientativo y acabemos algo como lo siguiente: “Fecha de caducidad: usted cómprelo, páguelo y cómaselo, luego veremos cómo le va”.

Cuidado con el apoyo a causas supuestamente loables de alimentos que caducan menos ..… en poder de la industria y la distribución; porque así, siguen siendo aptos para el comercio y supuestamente para el consumo. Eso sí, llenos de conservantes, espesantes, saborizantes, antioxidantes y letras E- seguidas de números que nadie entendemos y que no caducarán hasta que las ranas tengan pelo.

Me temo que vienen tiempos en los que muchos quieren que sean nuestras neuronas y nuestro sentido común y nuestro espíritu crítico los que caduquen, para que ellos permanezcan engordando sus cuentas de resultados, ayudados por sus peones en puestos influyentes de la sociedad y del gobierno más pensando en sus puertas giratorias que en el servicio real del ciudadano.

Y digo yo, cuando un político empieza a cambiar de olor –comienza a oler a podrido-, o de color -cambian los ideales que nos prometieron aplicar en el gobierno- o se empiezan a hinchar -como los envases que tienen productos en mal estado- ¿No deberíamos aplicarles una fecha de caducidad inmediata? ¿por qué superada ésta no podemos tirarlos a la basura sin complejos?

Buena semana a todos

Alvaro Tapia

El precio de los alimentos aumentó un 0,7% a los consumidores y bajó un 3,6% a los productores

Consumo alimentación 2016
  • La industria y la distribución siguen ejerciendo su posición de dominio como ya pasara en 2015, aumentando sensiblemente sus márgenes en 761 millones de euros a costa de productores y consumidores.
  • El aumento de la demanda provino de la exportación y del turismo mientras los hogares tuvieron que pagar un +0,1% más por consumir un -0,7% menos de alimentos.

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, tras una primera valoración del informe publicado recientemente por el MAPAMA, “Informe del consumo de alimentación en España 2016”, concluye que, nuevamente, se penaliza a los productores y consumidores mientras continúan aumentando los márgenes de la industria y la distribución.

Según el informe, el consumo en el hogar habría aumentado el gasto en 2016 en un 0,1% respecto del 2015, lo que es interpretado por el MAPAMA como un signo positivo de la demanda. Este comportamiento se debió a un incremento del precio medio al consumidor del 0,8%; mientras que en el mismo período los precios pagados a los agricultores y ganaderos por sus productos bajaron un -3,6%. Unión de Uniones no comparte la visión optimista de estos datos por parte de MAPAMA, ya que el ligero aumento de la demanda se debe a que los precios de la alimentación en los lineales se han incrementado, de manera que los consumidores “han pagado un poco más, por una cantidad menor de alimentos”. Se da además la circunstancia de que la tendencia alcista del precio de la cesta de la compra se ha reflejado en el IPC, con un aumento de dicho índice para alimentos y bebidas no alcohólicas del 2,5% en los dos últimos años, mientras que en 2015 y 2016 el IPC general bajó un 0,7%.

 Ambas situaciones, mayores precios al consumidor contra menores para el productor y subida del IPC alimentario frente a bajada del IPC general, evidencian que no hay una correlación proporcional entre precios de consumidores y productores y que los márgenes para el eslabón más fuerte de la cadena alimentaria siguen en aumento y se producen a costa de los más débiles.

Asimismo, Unión de Uniones echa de menos en el análisis ministerial una la falta de visión global  al no contemplar en detalle el canal HORECA (hostelería, restauración y cafeterías) -ya que solo analiza el consumo extra doméstico de bebidas frías, y no durante todo el año-, sin contar por tanto con los datos de evolución del consumo fuera del hogar en un año de gran consumo por parte del turismo, cuyo aumento en el ejercicio ha sido notorio con más de 75 millones de turistas que pernoctaron en nuestro país en 2016 hecho muy relevante tanto para el sector de la restauración y la hostelería como para los productores.

“La fotografía de la demanda del sector agroalimentario que ofrece el Informe presentado por el MAPAMA no es completa, si se prescinde del consumo extra-doméstico y de las exportaciones, que son una buena parte de la misma y los que ha sustentado su aumento”, afirman desde la organización.

Efectivamente, el negocio alimentario, que incluyendo estos dos capítulos ascendió a 142.692 millones euros, creció el pasado año en 3.068; mientras que la producción primaria del sector y las importaciones lo hicieron sólo en 2.325 millones. Esto significa que el margen entre el valor de la alimentación en origen y en destino, que se ha quedado en las arcas de la industria y la distribución, ha aumentado en 761 millones de euros el pasado.

Los datos, a juicio de Unión de Uniones, constatan efectivamente un aumento de la demanda con destino a exportaciones y consumo extra doméstico, pero ponen en entredicho la pretendida recuperación del consumo doméstico. Sin embargo indican que la ley de la cadena alimentaria no ha tenido efectos reales a la hora de conseguir un reparto más equilibrado entre los eslabones del valor añadido que genera la misma.

“Cuando el Ministerio dice que el sector agroalimentario funciona, que da beneficios, que exporta y que crea empleo no miente” –aclaran desde la organización- “Lo que no dicen es que esos beneficios son a costa de los productores y consumidores y se los queda la industria y la distribución”.

Los Ministros agrícolas de la UE debaten sobre el encaje en la PAC del seguro de rentas

Consejo de Ministros de Agricultura de la UE

Este lunes 6 de marzo se ha celebrado en Bruselas Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca en el que, además de dejar listo para su aprobación el Acuerdo Comercial con Chile sobre Productos Ecológicos, se han abordado las primeras reflexiones sobre la futura PAC. Junto a estos temas, la preocupación de algunos países por el funcionamiento de la cadena alimentaria y por el exceso de celo de la Comisión en el control de las ayudas acopladas de la PAC y la entrada en funcionamiento de la Plataforma de Bienestar Animal ocuparon parte de la sesión.

El Consejero de Agricultura de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, acude durante este semestre a los Consejos formando parte de la delegación española en representación de las Comunidades Autónomas.

A continuación recogemos las conclusiones de mayor interés.

Reforma de la PAC. Leer Más…

Unión de Uniones pone en evidencia la ineficacia de la Ley de la Cadena Alimentaria

cadena-alimentaria
  • A pesar de las grandes ventajas que vendieron en su día con su aprobación, se demuestra que la distribución y la industria han aumentado sus márgenes a costa de los precios bajos a productores y precios altos a consumidores
  • Unión de Uniones pide la definición de posición de dominio para que conseguir los objetivos de la Ley y que no se quede en papel mojado

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos manifiesta la inutilidad de la Ley de la Cadena Alimentaria que, lejos de cumplir con los objetivos de un mejor reparto de la riqueza, ha conseguido efectos contrarios, subiendo el precio al consumidor y bajando el percibido por el productor en origen.

Unión de Uniones ha presentado a los grupos parlamentarios un informe detallado en el que se ha visto reflejada la ineficacia de la Ley de la Cadena Alimentaria. A lo largo de este documento, se presentan las diferencias existentes entre los precios en origen y al consumidor de distintos alimentos que componen el 57% de la cesta de la compra.

La Ley, aprobada en 2013, tenía por objetivo “mejorar el funcionamiento y la vertebración de la cadena alimentaria, en beneficio tanto de los consumidores como de los operadores que intervienen en la misma, garantizando a la vez una distribución sostenible del valor añadido, a lo largo de los sectores que la integran.”

Sin embargo, el estudio realizado por Unión de Uniones revela que las diferencias, durante los años 2014 y 2015, no se han reducido, al contrario, en algunos productos como cordero, pollo, conejo, pimientos, manzana, pera, leche y pan, se han incrementado y, en ciertos casos, de manera muy evidente. En este sentido, se pone de manifiesto que desde enero de 2014 hasta agosto de 2016, el precio a los productores subió un 0,5%, mientras que a los consumidores un 2,5%.

La organización pone en evidencia que el IPC de los alimentos ha aumentado el doble que el IPC General y los posibles descensos de precios a consumidores en determinados productos, se han repercutido con carácter general sobre el productor, no sobre el margen del resto de la cadena.

“Transcurridos prácticamente 3 años desde la entrada en vigor de la Ley, no se observan avances reseñables en su objetivo de equilibrar la cadena alimentaria, sino, más bien, todo lo contrario” – afirman desde la organización – “ A pesar de las grandes ventajas que vendieron en su día con su aprobación, se demuestra que la distribución y la industria han aumentado sus márgenes a costa de los precios bajos a productores y precios altos a consumidores” – añaden.

Unión de Uniones, quien ya advirtiera de la importancia de establecer una definición de posición de dominio si se quería cumplir con los objetivos de dicha ley, pide un mayor compromiso por parte de la Administración con el fin de conseguir su eficacia y que no se quede en papel mojado.

Disfunción de la Cadena Alimentaria