La Unión de Uniones reclama al Ministerio medidas para evitar la desaparición del sector lácteo español

Vacuno de leche

Tras el fin de la cuota láctea el pasado 1 de abril, los precios han caído de manera generalizada, lo que agrava aún más la delicada situación que vivía el sector.

Responsables de la Unión de Uniones se reúnen hoy con el secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, para tratar la difícil situación que vive el sector lácteo de nuestro país y plantearle una serie de medidas encaminadas a dar solución a los problemas que acucian a los ganaderos.

El 2015 va a ser un año decisivo para este sector. Desde el 1 de abril nos encontramos ante un nuevo horizonte sin cuotas lácteas. Esta eliminación ha supuesto una caída generalizada de unos precios que ya estaban muy por debajo de los costes de producción.

Según los datos del propio Ministerio, la demanda en nuestro país supera ampliamente la oferta. Mientras que el consumo de lácteos anual es de 9 millones de toneladas, la producción apenas supera los 6 millones de toneladas.

Desde que terminaron las cuotas no hay leche excedentaria, salvo la que el mercado no asuma y, por los datos expuestos, está claro que el mercado puede asumirla de sobra, por tanto sería inconcebible que no se recogiese toda la leche de los ganaderos españoles, cuando, como decíamos antes, se están pagando precios por debajo de todos los países europeos.

Según se observa en los Resultados técnico-económicos del Ganado Vacuno de leche, del Magrama, la media de los últimos 7 años ha estado entre 0,36 y 0,38 euros/litro. Actualmente el productor recibe entre 0,28 euros/ litro y 0,31 euros/litro, en el mejor de los casos, en cambio, la industria láctea y el sector de la gran distribución, están asumiendo todo el valor añadido que proporcionan la leche y productos lácteos que venden.

Francia y Alemania, países netamente excedentarios y exportadores, utilizan a España, que es deficitaria y no llega al autoabastecimiento, para colocar sus excedentes y proteger a sus ganaderos.

Así, el sector lácteo español se encuentra en debilidad frente a sus competidores europeos. Esto se debe a diversas razones, entre ellas, una industria mayoritariamente multinacional, con intereses económicos que ignoran o bien perjudican al sector nacional y sometida al poder de la gran distribución comercial; una distribución comercial que ya ostenta el mayor poder en la cadena de valor y que desvaloriza la leche como producto reclamo y unas administraciones que no son capaces de afrontar los desequilibrios de la cadena de valor.

Además, La Ley de la Cadena Alimentaria no está funcionando porque no tiene instrumentos para corregir este tipo de situaciones. Existen contratos, pero es la industria la que los redacta y pone el precio unilateralmente porque no hay elementos en la Ley que hayan restado ni un ápice la posición de dominio de la industria, ni reforzado la de los productores.

Propuestas

Ante el nuevo panorama en que nos encontramos, la Unión de Uniones considera imprescindible que se tome en serio al sector de vacuno lácteo y se empiecen a adoptar las medidas necesarias para que, un sector estratégico en España, no desaparezca porque sea inviable para un ganadero producir un litro de leche.

Por ello, entre otras cosas, desde la organización se considera necesario que, ante el nuevo escenario sin cuotas, se formalicen contratos entre productores e industrias que garanticen unos precios al productor por encima de los costes de producción.

La Unión de Uniones considera que es fundamental trabajar las relaciones contractuales y equilibrar la capacidad negociadora entre las partes, además de ver las oportunidades de negocio tanto nacional como internacional.

Para proteger la producción nacional, la organización considera imprescindible la realización de controles en frontera con especial hincapié en la trazabilidad del producto, destacando el origen de la leche en todo tipo de envases, hasta el consumidor.

Además, se pide que se realicen campañas para dar información objetiva sobre el valor esencial de la leche y los productos lácteos en la pirámide de la alimentación, y que se promocione el consumo de la leche nacional y leche pasteurizada.

Es necesario que haya herramientas de regulación de mercados más allá de las contempladas en el paquete lácteo y sobre todo que la Administración apoye claramente al sector productor actuando de oficio para eliminar practicas demoledoras como la venta a perdidas y la utilización de la leche como producto reclamo por la distribución.

La Unión de Uniones solicita asimismo, su entrada en la organización interprofesional INLAC, y la introducción de nuevas estrategias de apoyo para el sector productor.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: