Glifosato: en abril el Parlamento decidirá si oponerse a la renovación de su autorización

hierbas

La Comisión de Salud Pública, considera que, en vez de renovarse el uso del glifosato se debe encargar una revisión independiente y que se conozcan todas las evidencias científicas que la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) está utilizando para evaluar este producto.

En la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria de la pasada semana (sesión de 21 de marzo) se aprobó, para su paso al Pleno, una resolución para solicitar a la Comisión Europea la no renovación de la autorización de uso del herbicida glifosato. El motivo de esta iniciativa es la persistencia, según la Comisión Parlamentaria, de las serias preocupaciones acerca de carcinogenicidad de este producto y sobre la posibilidad de provoque alteraciones del sistema endocrino.

El glifosato es una sustancia activa ampliamente utilizada en herbicidas. Patentado en la década de 1970, se introdujo en el mercado de consumo en 1974 como un herbicida de amplio espectro y rápidamente se convirtió en un éxito de ventas. Desde que su patente expiró en 2000, el glifosato ha sido comercializado por varias empresas y varios cientos de productos fitosanitarios que contienen glifosato están registrado actualmente en Europa para su uso en los cultivos. Actualmente el glifosato tiene un participación de alrededor de un 25 % del mercado mundial de herbicidas.

La Comisión de Salud Pública ha aprobado por 38 votos a favor, 6 en contra y 18 abstenciones, una resolución para que no se renueve la autorización de uso del glifosato, que la Comisión Europea propone que sea por otros 15 años, hasta el año 2031. Esta renovación iba a ser votada en el “Comité Permanente de Plantas, Animales, Alimentos y Piensos” (Grupo de Expertos a los que la Comisión consulta y compuesto por representantes de todos los Estados miembros bajo la presidencia de un representante de la propia Comisión Europea) a principios de este mes de marzo. A la vista de las presiones de varios Estados miembros, contrarios a la renovación y que no permitían garantizar la mayoría para garantizar la aprobación, la Comisión decidió aplazar la votación a una fecha sin especificar, aunque podría ser para la próxima reunión del Comité prevista para 18-19 de mayo. En caso de que no se tomara una decisión por mayoría cualificada, sería la Comisión la encargada de decidir (algo parecido con lo que ocurre ahora con las aprobaciones del material vegetal OMG).

“El hecho de que tengamos que recurrir a una objeción parlamentaria, muestra que algo va mal en el proceso de decisión”, dijo el eurodiputado Pavel Poc (S & D, CZ), que redactó la propuesta de resolución.

“El glifosato ha sido clasificado como probable carcinógeno por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Aunque la industria afirmó que la sustancia puede ser metabolizado completamente, ahora está claro que los residuos de glifosato están en todas partes: en el medio ambiente, en muchos de los productos que consumimos todos los días, en nuestros cuerpos “, continuó.

Publicar la evidencia científica

“¿Pueden la Comisión Europea y la EFSA publicar los estudios en que se basa su propuesta? ¿Por qué proponen que el glifosato se autorice por otros 15 años, el período más largo posible? Necesitamos que esos estudios se hagan públicos, y debemos esperar a tomar una decisión hasta conocerlos. Tenemos que evitar cualquier incertidumbre antes de proceder a la aprobación de una sustancia que se utiliza de forma tan amplia. El principio de precaución debe aplicarse “, ha concluido.

La resolución aprobada en Comisión Parlamentaria, no vinculante, insta al Ejecutivo de la UE a poner sobre la mesa un nuevo proyecto. Los eurodiputados quieren que la Comisión Europea y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria “den a conocer inmediatamente toda la evidencia científica que ha servido de base para la clasificación positiva de glifosato y el proyecto de reautorización, dado el interés público superior”.

La Oficina Alimentaria y Veterinaria de la UE también debería tener competencias para probar y monitorear residuos de glifosato en los alimentos y bebidas, añade el comunicado de prensa emitido por el Parlamento.

Texto de la Resolución.

Tras un largo enunciado de argumentos que tienen en cuenta el impacto del glifosato, sus evaluaciones y las posiciones de instituciones comunitarias, la Comisión Parlamentaria de Salud Pública propone en su resolución tres puntos:

  1. Considera que el proyecto de Reglamento de aplicación (en el que se renovaría la autorización del glifosato hasta 2031) excede las competencias de ejecución previstas en el Reglamento (CE) nº 1107/2009, en particular, por no cumplir con los artículos 2 y 3 y con los considerandos 8, 35 y 24, que hacen hincapié en que “las normas que regulan la autorización debe garantizar un alto nivel de protección. En particular, cuando se concedan las autorizaciones de los productos fitosanitarios, el objetivo de proteger la salud humana y animal y del medio ambiente debe primar sobre el objetivo de mejorar la producción vegetal. Por lo tanto, se deberá demostrar, antes de que los productos de protección de las plantas se coloquen en el mercado, que presentan un beneficio claro para la producción vegetal y que no tienen efectos adversos en la salud humana o animal, incluyendo la de los grupos vulnerables, ni efectos inaceptables para el medio ambiente “.;
  2. Pide a la Comisión que retire su proyecto de Reglamento de aplicación y que presente un nuevo proyecto al Comité;
  3. Insta a la Comisión a financiar soluciones alternativas de productos de control de plagas con respecto al considerando 35 del Reglamento (CE) 1107/2009 para garantizar un elevado nivel de protección de la salud humana y animal y el medio ambiente, dando prioridad a las alternativas no químicas y naturales;

Por ultimo la resolución da instrucciones al Presidente del Parlamento para la Resolución sea comunicada al Consejo, a la Comisión Europea y a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros.

Próximos pasos

La propuesta de resolución, co-firmada por Kateřina Konečná (GUE / NGL, CZ), Bas Eickhout (Verdes / ALE, NL) Piernicola Pedicini (EFDD, IT), en nombre de sus respectivos grupos políticos y los diputados Marcos Demesmaeker ( Recopilación, BE), Sirpa Pietikainen (PPE, FI) y Frédérique Ries (ALDE, BE), será sometida a votación en el Pleno del 11-14 de abril en Estrasburgo.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: