Unión de Uniones pide intensificar la precaución en el medio natural ante la nueva campaña de prevención de incendios forestales

lucha contra incendios
  • La Fiscalía Coordinadora de Medioambiente tiene identificados, aproximadamente, 900 puntos negros con riesgo potencial de provocar incendios
  • En los últimos diez años, en una media de 14.500 siniestros se han destruido 108.500 hectáreas anuales

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, ante el aumento de vegetación gracias a las lluvias pasadas y la previsión de un verano más caluroso y más seco que la media normal en la península, pide mayor precaución para la prevención de incendios forestales.

Unión de Uniones, a luz de los datos oficiales en los que, en los últimos diez años, en una media de 14.500 siniestros se han destruido 108.500 hectáreas anuales, pide la máxima atención de los ciudadanos para extremar las precauciones y que los responsables políticos proporcionen a los técnicos los medios necesarios y les faciliten actuar bajo criterios profesionales.

Durante los próximos meses, el mayor número de desplazamientos por las carreteras que superaban los 80 millones el pasado verano, las excursiones y visitas a zonas naturales protegidas o el ocio rural, pueden traducirse, según la organización, en un mayor riesgo de desencadenamiento de incendios forestales si no se toman las medidas de prevención adecuadas.

Unión de Uniones considera que las diferentes administraciones no deben contentarse con lanzar vistosas campañas de sensibilización y que es fundamental la vigilancia de los vertederos públicos, el control de los vertederos ilegales, la limpieza de las cunetas de las carreteras, el cuidado de las líneas eléctricas, las vías férreas y las áreas recreativas. No en vano, los informes de la Fiscalía Coordinadora de Medioambiente tenían identificados en períodos anteriores, aproximadamente, unos 900 puntos negros con riesgo potencial de provocar incendios precisamente en vertederos, áreas recreativas y líneas eléctricas.

La organización recuerda que la inmensa mayoría de los incendios, por encima del 95 %, son provocados por la acción humana y, de ellos, alrededor de la mitad son intencionados, por lo que pide que se tome conciencia responsable de este hecho y señala que evitar las negligencias e imprudencias reduciría de forma sustancial los siniestros y la superficie quemada.

“Al inadecuado mantenimiento de infraestructuras que genera estos puntos de peligro y al debilitamiento de las medidas de prevención han contribuido, además, los recortes presupuestarios en estos últimos años en materia medioambiental tanto en el Ministerio de Agricultura como en las Comunidades Autónomas” – afirman desde Unión de Uniones –“ Tampoco son ajenas en ciertos casos la desafortunada administración de las contrataciones del personal de prevención y extinción; así como unas políticas forestal y agraria inadecuadas que no han favorecido, sino al contrario, la implicación de la población rural en la gestión de los montes y su complicidad en la conservación. “ – añaden.

No obstante, la Unión de Uniones subraya que las habituales inculpaciones que se vierten sobre la población rural y los agricultores en realización al origen de los incendios, deben ser ponderadas en función de su presencia en el medio. De la misma manera que quienes dispongan de carné, vehículo y circulen acabarán teniendo una mayor intervención en los accidentes de automóvil, en los siniestros en el medio natural será mayor forzosamente la interacción de los colectivos que desarrollen en el mismo su actividad.

En el ánimo de que dicha interacción sea lo más positiva posible, la organización insiste también a los agricultores y maquinistas, que en estas próximas fechas se aprestan a realizar la cosecha en las zonas cerealistas españolas, que adopten, tanto por responsabilidad con el medio natural como por su propia seguridad, las normas elementales de prevención.

Algunas de ellas, como el adecuado mantenimiento de las cosechadoras y otra maquinaria utilizada, contribuyen tanto a disminuir el riesgo de provocar un incendio (por sobrecalentamiento y chispas, acumulación de paja en el tubo de escape u otros puntos y manchas de aceite), como a mejorar la eficacia de las labores de recolección. Por otro lado, siempre que la parcela lo permite conviene hacer primero un pase en el perímetro la parcela. El contar con personal de apoyo que vigile cualquier posible conato de incendio, contar con extintores o mochilas con agua o incluso con maquinaria preparada para levantar cortafuegos en caso necesario  y, por supuesto, contar con un teléfono móvil cargado que permita avisar inmediatamente al número de emergencias 112.

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: