Todavía hay tiempo para contratar el seguro por pérdida de pastos

Ovejas seguro pérdida pastos

Hasta el 5 de septiembre en Centro, Extremadura, Andalucía y Baleares; hasta el resto de octubre en parte de Aragón y Cataluña y hasta el 31 de diciembre en Pirineos y Cantábrico, se puede aún contratar el seguro de pérdida de pastos (Línea 410 del 39º Plan de Seguros Agrarios Combinados).

Con la contratación de este seguro se garantizan unos “valores de compensación” fijados en las “Condiciones Especiales” de esta línea, para sufragar el mayor gasto derivado de la necesidad de alimentación suplementaria del ganado bovino, ovino, caprino y equino por pérdida de pastos. La compensación se activa cuando el denominado Índice de Vegetación Actual (que mide el estado de los pastos), en cada decena de días y para cada zona homogénea establecida, está por debajo del Índice de Vegetación Garantizado elegido por el asegurado en el momento de contratar la póliza.

El ámbito de aplicación del seguro se extiende a todo el territorio nacional, salvo la Comunidad Autónoma de Canarias, y se encuentra dividido en siete grupos, por comunidad autónoma, provincia y comarca, en función de los diferentes modelos de aprovechamiento de los pastos naturales. Por ello, estos grupos presentan distintos periodos de garantías y porcentajes de indemnización en función de los diferentes modelos de aprovechamiento de los recursos pastables.

Novedades

Este seguro se introdujo en el Plan 2001 y desde entonces se han realizado bastantes ajustes. En el Plan 2016, se modificó la estructura del seguro por pérdida de pastos, incorporando nuevas opciones de aseguramiento con dos garantizados (estándar y superior) y dos tablas de compensación (normal y mejorada) para adaptarse mejor a las condiciones de cada ganadero.

Los principales cambios que trae el actual 39º Plan son:

  • Utilización de un nuevo mapa de píxeles que posibilita representar mejor la situación de los pastos. Este nuevo mapa de píxeles no repercute significativamente en la valoración de los índices y consigue una mejor adaptación a las zonas de aprovechamiento de pastos actuales.
  • Modificación de la serie de referencia del seguro para la determinación del valor del índice de vegetación (cálculo de medias y estratos), incluyéndose los datos de los tres últimos años, con lo que la serie quedará constituida por los años 2000 al 2017 (en lugar de la utilizada hasta ahora que comprendían los años 2000-2014). Al modificar dicha serie se actualizan para cada zona homogénea el índice de vegetación medio y, por tanto, el índice de vegetación garantizado.  

 Efectos de la sequía de estos años

La adversa situación climatológica de los últimos años que ha padecido todo el Territorio Nacional ha hecho que las indemnizaciones pagadas hayan estado por encima del valor de las primas, lo que ha llevado a la línea de seguro de compensación por pérdida de pastos a encontrarse en desequilibrio, sobre todo en aquellas comarcas de mayor contratación.

Pero la situación de sequía ha tenido también como segundo efecto que, la falta de pastos ha producido una disminución de los indicadores y la consiguiente bajada de las medias y de los estratos garantizados al incluir los datos de estos últimos años. En general, todo ello incide en que para el garantizado superior, que es el más contratado, la siniestralidad esperada es menor y ha habido un incremento de las tarifas a aplicar en el cálculo del coste de este seguro.

Conveniencia del seguro y subvenciones.

En cualquier caso, precisamente el hecho de la frecuencia de los episodios de sequía son los que hacen más aconsejable conocer este seguro, asesorarse sobre el mismo y sopesar si resulta interesante nuestra explotación. Hay que tener en cuenta que para las explotaciones ganaderas extensivas, el incremento de costes de producción que resulta de tener que sustituir con piensos los pastos de los que no se disponen, es muy importante.

Por otro lado, se trata también de un seguro apoyado desde el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, a través de ENESA, con una subvención que puede llegar hasta el 39 % del coste del seguro; a partir de una subvención base del 16 % que se puede ir incrementando por contratación colectiva (5 %), si se financia con aval de SAECA (1 %), en función de las características del asegurado (10 %) y por continuidad en el aseguramiento (7 %).

Además, en el caso de Castilla-La Mancha, la Consejería de Agricultura aporta una subvención adicional equivalente al 40 % de la subvención que conceda ENESA.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: