Destacan la menor superficie incendiada hasta ahora en 2020 y piden precaución al sector agrario y a la sociedad en general para mantener la tendencia

Prevención incendios sector agrario

Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, ante las altas temperaturas que ya se están dando en prácticamente todo el Estado, pide, como cada verano, extremar las precauciones, tanto por parte del sector productor, como para el resto de la sociedad, en un año en el que la superficie incendiada ha disminuido por debajo de la media de la última década.

Unión de Uniones se hace eco de los datos publicados por el Sistema Europeo de Información sobre Incendios Forestales (EFFIS), que revelan que durante 2020 en España, hasta el momento, se habrían quemado 11.029 hectáreas, cifra que está bastante por debajo de la media de los pasados 10 años a estas fechas, que habría sido de 24.139 hectáreas.

“Este año, afortunadamente, el repunte de incendios que suele producirse a partir de mediados de junio, de momento no se ha producido” señalan desde la organización.

Superficie quemada

Por su parte, el Ministerio para la Transición Ecológica en su último avance informativo publicado al 5 de julio, coincidente en dicha tendencia, indicaría también que sólo un 12% del área siniestrada correspondería a masas arboladas, también por debajo del promedio desde 2010, que se ha venido situando en el 21%. En este sentido, la mayor parte del terreno siniestrado en lo que va de 2020, cerca de las tres cuartas partes, corresponde a matorral y monte abierto.

Unión de Uniones, como cada año, lanza un mensaje de precaución, tanto a los productores en sus trabajos de cosecha para que realicen un correcto mantenimiento y manejo de la maquinaria y se provean de los medios necesarios para prevenir y alertar de posibles conatos, pero “también al conjunto de la sociedad, para que disfruten con responsabilidad en el uso del monte y los espacios naturales”.

Asimismo, la organización pone en evidencia que, si bien en ocasiones se pone el acento sobre el sector agrario y determinadas prácticas tradicionales al hablar de incendios, las quemas de rastrojos se han visto sustancialmente disminuidas, y se llevan a cabo en la actualidad solo de forma excepcional y autorizada por temas fitosanitarios y siempre fuera de las épocas de riesgo, ya que la condicionalidad ambiental prohíbe esta práctica si no se quiere incurrir en penalizaciones en las ayudas PAC.

De hecho, con respecto a esto, en los informes de condicionalidad del FEGA, desde el año 2015, las sanciones por incumplimiento de esta prohibición, apenas representan el 0,9% de los agricultores y ganaderos inspeccionados.

Por último, Unión de Uniones insiste a las administraciones en la importancia de mantener el medio durante todo el año y tomar medidas proactivas de limpieza de los montes, vertederos, cunetas y espacios públicos de manera contundente y no esperar, como en muchos casos ocurre, a poner la solución cuando el monte ya está ardiendo.

Etiquetas:,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: