Publicadas las condiciones de los seguros de frutos secos y olivar del 38º Plan de Seguros Agrarios

Seguro Olivar
  • Algunos módulos de aseguramiento pueden suscribirse a partir del 1 de septiembre.
  • La subvención de ENESA puede llegar al 75 % y la de Castilla-La Mancha hasta el 37 % de lo que pague ENESA para frutos secos y hasta el 32 % para el seguro de olivar.

El Boletín Oficial del Estado publica hoy las Ordenes de definen los bienes y los rendimientos asegurables, las condiciones técnicas mínimas de cultivo, el ámbito de aplicación, los periodos de garantía, las fechas de suscripción y los precios unitarios del seguro de explotaciones de frutos secos y el seguro de explotaciones olivareras.

Línea 310 para explotaciones de frutos secos.

En el seguro de frutos secos, los módulos 1 y 2 para almendro pueden suscribirse desde el próximo 1 de septiembre hasta el 30 de noviembre. En el caso de los pistachos y resto de cultivos la contratación se abre ya el 1 de marzo del año que viene. Igualmente habrá que esperar hasta esa fecha para suscribir los módulos P y el seguro complementario en todos cultivos de este tipo.

A través de los tres módulos de aseguramiento contemplados, esta línea, en producción cubre los riesgos de pedrisco, riesgos excepcionales (Fauna silvestre, incendio, inundación-lluvia torrencial, lluvia persistente y viento huracanado) y “resto de adversidades climáticas”.

En el módulo 1 se cubren los daños ocasionados en el conjunto de parcelas que componen la explotación por los riesgos de pedrisco, riesgos excepcionales y “resto de adversidades climáticas”.

En el módulo 2 los riesgos quedan cubiertos a nivel de parcela, a excepción del “resto de adversidades climáticas”.

En los módulos 1 y 2 para el cultivo de almendro los riesgos cubiertos por explotación quedan garantizados en el conjunto de la explotación a través de un rendimiento individualizado asignado por el MAPAMA a cada productor, garantizándose el 70%, 60% o 50% del rendimiento asegurado. Se puede solicitar la revisión del rendimiento asignado.

En el módulo P se cubren los daños ocasionados en cada parcela por los riesgos de pedrisco y riesgos excepcionales.

Para la producción de almendro los módulos 1 y 2 disponen de un seguro complementario para pedrisco y riesgos excepcionales. En todos los módulos queda garantizada la plantación y, de manera opcional, las instalaciones.

Los daños en plantación a consecuencia del riesgo de sequía están cubiertos únicamente para el cultivo de almendro en las parcelas de aquellos asegurados que hayan contratado este seguro el plan anterior en los Módulos 1 o 2 y vuelvan a estar aseguradas en los Módulos 1 ó 2 por el mismo asegurado en el presente plan. En el resto de cultivos los daños en plantación por sequía están excluidos.

Línea 314 para explotaciones de olivar.

Respecto del Seguro de explotaciones olivareras las alternativas de aseguramiento se estructuran en 5 módulos distintos. En realidad se trataría de 3, el módulo 1 y 2 y el P; pero los módulos 1 y 2 se desdoblan cada uno de ellos en A y B en función de si para el cálculo de las indemnizaciones se hace cada cosecha por separado (A) o compensando dos campañas (B).

La contratación de todos los módulos, si se incluye la cobertura de “resto de adversidades climáticas” puede hacerse a partir del 1 de septiembre y hasta el 30 de noviembre.

Para el resto de opciones habrá que esperar hasta el 15 de marzo del año próximo.

En el módulo 1(tanto A como B), se cubren los daños ocasionados en el conjunto de parcelas que componen la explotación por los riesgos de pedrisco, riesgos excepcionales y resto de adversidades climáticas, incluida la sequía.

En el módulo 2 (A y B), los riesgos quedan cubiertos a nivel de parcela, a excepción del resto de adversidades climáticas que se cubren por explotación. Se cubren los daños ocasionados en cada parcela por los riesgos de pedrisco, riesgos excepcionales (fauna silvestre, incendio, inundación-lluvia torrencial, lluvia persistente y viento huracanado).

En los módulos 1A y 2A, los riesgos cubiertos por explotación se cubren para el conjunto de la explotación a través de un rendimiento máximo asegurable individualizado y un garantizado. A cada explotación se le asigna un único garantizado que puede ser el 70%, el 60%, el 50% con un límite de indemnización del 40% o el 50% con límite de indemnización del 30%. Se tienen que asegurar las cosecha 2017/2018 y 2018/2019 y el cálculo de la indemnización es independiente para cada cosecha.

En los módulos 1B y 2B, los riesgos cubiertos por explotación se cubren para el conjunto de la explotación a través de un rendimiento máximo asegurables individualizable y un garantizado. El garantizado es elegible entre el 70, el 80 y el 90%. Hay explotaciones que en función de sus características no pueden optar al 90% o solo pueden asegurar el 70%. Se tienen que asegurar las cosechas 2017/2018 y 2018/2019 y el cálculo de la indemnización se hace compensando los resultados de las dos cosechas aseguradas.

Se puede solicitar la revisión del rendimiento asignado.

En los módulos P de primavera y otoño se cubren los daños ocasionados en cada parcela por los riesgos de pedrisco y riesgos excepcionales.

Todos los módulos disponen de un seguro complementario y, en todos ellos, queda queda garantizada la plantación para todos los riesgos cubiertos en la producción, a excepción de la sequía. En el módulo P de otoño para la garantía en la plantación además de los riesgos cubiertos en la producción se cubren los daños por adversidades climáticas, excepto la sequía. De manera opcional, quedan garantizadas las instalaciones frente a todas las adversidades climáticas.

Subvenciones.

Las subvenciones a las que se pueden optar, financiadas por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente a través de ENESA pueden llegar hasta el 75 % en algunos casos. Para el seguro de frutos secos y para el de olivar, las subvenciones son las mismas y se reflejan en el siguiente cuadro.

seguro olivar frutos secos subvenciones

A la subvención de ENESA resultante de la aplicación de los anteriores criterios, en Castilla-La Mancha la Consejería de Agricultura le añade además una ayuda adicional del 37 % del importe abonado por ENESA al seguro de explotaciones de frutos secos y del 32 % en el caso del seguro de olivar, sin que en ningún caso la ayuda de de la Consejería dé lugar a que entre ambas subvenciones se pueda superar el 65 % del importe total del recibo de prima, sin tener en cuenta los recargos.

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: