En 2019 se declararon siniestros en 2 millones de hectáreas, por valor de 640 millones de euros

Seguros agrarios

Se trata, eso sí, solo de hectáreas que estaban protegidas por alguna de las diferentes líneas del Plan de Seguros Agrarios Combinados y que responden a los datos remitidos a Unión de Uniones por Agroseguro

  • La superficie total siniestrada ascendió a casi 1,9 millones de hectáreas. Prácticamente la mitad, cerca de un millón, corresponde a daños por sequía en cultivos herbáceos.
  • Frutales, con 115,17 millones de euros, y cultivos herbáceos, con 115,10 millones, acumulan cerca del 50% del total de indemnizaciones agrícolas.
  • Las comunidades autónomas más afectadas son Murcia y Castilla y León, con más de 112 y 104 millones de euros, respectivamente. Les siguen Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Extremadura

El ejercicio 2019 ha resultado meteorológicamente muy inestable, aunque algo más benévolo, en términos de indemnizaciones, que los anteriores, alcanzándose los 640,74 millones de euros. Desde este punto de vista, los tres últimos ejercicios se encuentran entre los cuatro más severos de la historia del seguro agrario, solo por detrás de 2012, que fue el que registró el mayor volumen de siniestralidad.

A lo largo del año se han ido encadenando todo tipo de fenómenos climáticos extremos: heladas en invierno, pero también al inicio de la primavera y en el mes de mayo; tormentas de pedrisco –en ocasiones de gran intensidad– desde mediados del mes de marzo y a lo largo de la primavera y el verano, llamando la atención que estos episodios tormentosos cada vez comienzan en fechas más tempranas; también se han registrado varias depresiones aisladas en niveles altos de la atmósfera (DANA), más conocidas como “gota fría”, con intensas precipitaciones, a veces acompañadas de pedrisco. La gota fría más dañina fue la ocurrida entre los días 11 y 14 septiembre, convirtiéndose en el peor evento de este tipo de la historia del seguro.

A todo lo anterior hay que añadir que, a pesar de la inestabilidad climática, las precipitaciones han resultado escasas, y que, por tanto, se han producido daños por sequía, fundamentalmente en los cultivos herbáceos extensivos, aunque también en uva de vino y olivar.

En total, la superficie siniestrada alcanza los 1,9 millones de hectáreas, correspondiendo la mitad a daños por sequía en cultivos herbáceos.

Estos eventos climáticos han afectado especialmente a los cultivos de frutales, con una indemnización de 115,17 millones de euros, y a los de herbáceos extensivos, con 115,10 millones, de los que más del 96% corresponden a cereal de invierno y girasol. A continuación, les siguen las producciones de cítricos, con más de 63 millones de euros, las hortalizas y la uva de vino, con más de 37 millones de euros cada uno, y el olivar, cuya indemnización supera los 21 millones de euros.

También son destacables las indemnizaciones en el seguro de compensación por falta de pastos, debido a la escasez de precipitaciones, que ascendieron a 24 millones de euros.

Por comunidades autónomas, la Región de Murcia y Castilla y León han sido las más afectadas, ambas con más de 100 millones de euros de indemnizaciones. También ha sido elevada la siniestralidad de las comunidades de Castilla-La Mancha, con cerca de 66 millones de euros, y Comunidad Valenciana y Extremadura, con más de 55 millones de euros cada una.

El conjunto de la siniestralidad estimada acumulada a 31 de diciembre se refleja en el siguiente cuadro:

Seguros Agrarios

Unión de Uniones considera que estas cifras demuestran la utilidad del seguro para las explotaciones, en cuya gestión sería conveniente que quedara incorporado como una herramienta más. No obstante, es evidente que el sistema sufre momentos de tensión. Es evidente que debe seguir trabajándose para mejorar algunas líneas desde el punto de vista técnico y que resulten interesantes para los agricultores. Además, la vía que parece haberse emprendido en estos últimos planes, encareciendo el coste de contratación con el argumento de que la viabilidad económica -casi del sistema- está en cuestión, hay que manejarla con mucho cuidado, porque lo que más va a poner en cuestión la viabilidad del sistema es que los clientes, es decir, los agricultores y ganaderos, decidamos que nos resulta caro y poco útil.

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: