Avance del Consejo de Ministros de Agricultura de la UE del 23 de enero

Consejo de Ministros de Agricultura UE

El próximo día 23 de enero está prevista la celebración de una nueva sesión del Consejo de Agricultura y Pesca de la Unión Europea. Será el primero de este semestre de 2017 en el que, por rotación, la presidencia la ostentará Malta.

Precisamente, la Presidencia Maltesa abrirá el Consejo presentado su programa de trabajo para estos seis meses del año.

Los Ministros mantendrán un intercambio de opiniones sobre las cuestiones de comercio internacional, en relación al estudio de la Estudio elaborado por la Comisión sobre el impacto de las concesiones en los acuerdos de libre comercio sobre los productos agrícolas (del informe, que se remitió el pasado 15 de noviembre a las Uniones y que sigue sin estar publicado en castellano, recordamos sus principales conclusiones al final).

Este estudio económico -que se presentó por primera vez al Consejo en noviembre de 2016-  analiza los acuerdos comerciales internacionales sobre el sector agroalimentario y su repercusión en los precios y la producción para una gama de productos  cuyo volumen representa  el 30% del valor de las exportaciones de la UE en el sector.

El Consejo celebrará también un intercambio de puntos de vista sobre el informe de los resultados del llamado “paquete de leche” (Doc 14886/16, que se remitió a las Uniones, junto con un breve resumen el pasado 25 de noviembre) y que supone el conjunto de medidas que se han ido adoptando desde octubre de 2012, ante la crisis del sector lácteo. Tras el análisis de los resultados parece que realmente las propuestas de nuevas medidas que pudieran adoptarse en el futuro para mejorar la situación de los productores lácteos vendrían de la mano en su mayor parte del refuerzo del papel de las organizaciones de productores (Campañas informativas sobre sus ventajas, ayudas en los PDRs para su constitución, priorizar a las organizaciones de productores en las diferentes líneas de apoyo, revisión de las condiciones de reconocimiento…). Sobre cuáles posibles actuaciones, en ese marco, podrían adoptarse decisiones, se ocupara una parte de los debates del Consejo.

En unos días es posible que se amplíe la información previa al Consejo sobre estos y otros asuntos a tratar.

Estudio de Impacto de los Acuerdos Comerciales Internacionales sobre el sector agrario de la UE. Conclusiones.

El informe presenta simulaciones realizadas con dos modelos diferentes de dos versiones hipotéticas alternativas de los efectos acumulados de los acuerdos de libre comercio entre la UE y terceros países / regiones. El modelo “CGE, MAGNET”, es más global y simula los impactos de toda la economía de los cambios de política comercial que involucran a todos los sectores de los bloques regionales. El modelo de equilibrio parcial, “AGLINK-COSIMO”, simula sólo los impactos generados por los cambios en la política comercial agrícola y en los que incurren los sectores agrícolas y considera más detalladamente los productos agrícolas individuales.

Se han simulado dos escenarios hipotéticos y se han comparado con el escenario de referencia para el año 2025. El estudio comprende a los actuales 28 Estados miembros y 12 Tratados de Libre Comercio, incluyendo los recientemente concluidos pero aún no implementados, es decir, aquellos con Canadá y Vietnam; los que están en negociación (con los Estados Unidos, el Mercosur, el Japón, Tailandia, Filipinas e Indonesia) y también aquellos otros para los cuales es probable que se inicien las negociaciones en un futuro próximo (Australia y Nueva Zelanda). Por último, se incluye la actualización de los antiguos acuerdos con Turquía y México para completar el actual programa de la UE en materia de libre comercio.

La Comisión considera que el estudio contribuye a mejorar el conocimiento sobre este asunto y es una contribución para encontrar un buen equilibrio en la liberalización del comercio. Sin embargo, la Comisión también avisa de que el enfoque basado en estos modelos no refleja todas las sutilezas dentro del comercio agrícola (incluyendo regulaciones ambientales, sanitarias o sociales) y que no es tampoco un pronóstico del resultado probable de la conclusión exitosa de las 12 negociaciones comerciales cubiertas en el estudio. Es un ejercicio que toma un conjunto particular de escenarios que pueden o no reflejarse en algunas o todas esas negociaciones, algunas o todas las cuales pueden ser concluidas.

En resumen, que si bien la Comisión le pone muchas advertencias previas para que el Estudio no sea contemplado como una descripción estricta y textual de lo que pueda pasar con el cierre de los Tratados Internacionales, si dice que ilustra claramente el potencial de los productos agrícolas europeos en el mercado mundial.

Respecto a los sectores que podrían salir positivamente afectados, dice el estudio que los beneficios potenciales para el sector de los productos lácteos y de la carne de porcino son particularmente importantes, pero también otros productos se favorecerían de la apertura comercial (trigo, productos agroalimentarios de alto valor y, entre ellos las bebidas alcohólicas, vinos y licores). La demanda adicional de exportación reforzada por los acuerdos comerciales podría convertirse en una importante fuente de crecimiento, creación de empleo y valor añadido para los sectores agrícolas y alimentarios europeos.

Por el contrario, el estudio muestra la vulnerabilidad de sectores agrícolas específicos hacia el aumento de las importaciones a raíz de un mayor acceso a los mercados de la UE. Éste es, en particular, el caso de la carne de vacuno, el arroz y, en menor medida, el de las aves de corral y el azúcar. Esto confirma las preocupaciones de la UE con respecto al carácter sensible de estos productos en una serie de negociaciones comerciales.

Los resultados de estos sectores sensibles representan el impacto de escenarios teóricos de reducciones arancelarias no totales (del 50% y 25%) en lugar de la introducción de contingentes arancelarios, que es la medida de precaución que comúnmente se incluyen en los acuerdos comerciales para estos sectores. La diferencia entre los dos enfoques es clara en el caso del Mercosur, que dominaría las importaciones adicionales que entrarían en la UE de carne de vacuno, azúcar y aves de corral, ya que el efecto incentivador de las importaciones de una reducción arancelaria sería mucho mayor en comparación con una gestión del acuerdo para estos productos mediante contingentes arancelarios. Por lo tanto, el estudio debe interpretarse como un recordatorio de que estos sectores necesitan atención específica durante el proceso de negociación en curso y futuro.

Además, la importancia de las exportaciones del Mercosur, en particular en el sector de la carne de vacuno, plantea la cuestión de la capacidad de la región para satisfacer la creciente cantidad de exportaciones estimada por el modelo. Los cuellos de botella en las infraestructuras de suministro y exportación del Mercosur, así como las limitaciones ambientales, podrían reducir su capacidad real de exportación.

Después de todo el estudio (82 páginas) la conclusión final es que, el cierre de los Tratados Internacionales para que sea exitosa para ambas partes (la UE y los países terceros) tendrá que encontrar un equilibrio entre la protección de los productos sensibles y el acceso al mercado de los productos agrícolas ofensivos y que le resultado global de las negociaciones comerciales debe seguir siendo aceptable, económica y socialmente para la agricultura de la UE.

 

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: