Reforma de la PAC: la arquitectura ambiental está aún “muy verde”

Reforma PAC Consejo de Ministros
Este lunes se ha celebrado en Bruselas el Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca de la UE con un punto estrella en el orden del día: la arquitectura ambiental que adoptará la futura PAC tras su Reforma. Unión de Uniones interpreta. de lo que ha trascendido del Consejo, que los Ministros comparten una serie de principios generales, pero que no lo tienen tan claro cuando se desciende a los temas concretos. El impulso que la UE busca dar al sector agrario y el medio rural de los países africanos como instrumento para el desarrollo de África, y un breve repaso a la situación de los mercados europeos han sido los otros dos asuntos tratados en mayor detalle.

Los Ministros de Agricultura de la Unión Europea han vuelto a tratar en el Consejo AGRIFISH celebrado este lunes 15 de abril a la Reforma de la PAC, centrándose en otra de las “patas” que sostendrán la futura Política Agraria Común: su arquitectura ambiental; esto es, los elementos mediante los cuales se procurará que dicha política contribuya a cumplir los objetivos de la UE en materia de conservación del medio ambiente y lucha contra el cambio climático.

El debate se basó en un documento de antecedentes de la Presidencia que planteaba preguntas a los ministros sobre: la mayor ambición ambiental y climática de la PAC posterior a 2020, la condicionalidad de las ayudas “mejorada”, los esquemas ecológicos del Pilar I (pagos directos) y los compromisos de gestión de clima y medio ambiente del Pilar II (intervenciones de desarrollo rural).

Vértigo a lo concreto.

Los Ministros no tienen mayores inconvenientes en sintonizar en los principios generales de esta arquitectura ambiental y la mayor parte de las delegaciones reconocieron el papel clave que la PAC y los agricultores pueden desempeñar en relación con el medio ambiente y la protección del clima y apoyaron una mayor intensidad de la ambición ambiental de la PAC. También existe un alto grado de consenso en que una mayor ambición ambiental debería ir acompañada de recursos financieros adecuados.

Hasta ahí todo bien (al menos bien para quien comparta la idea de una PAC más verde que la actual). No obstante, es al descender a los temas concretos cuando los titulares de Agricultura empiezan a sentir un cierto vértigo y, si se aborda, por ejemplo, la cuestión de la condicionalidad “mejorada” (en el sentido de más exigente) aplicable a las ayudas de la PAC, muchos de ellos destacan la necesidad de garantizar una mayor simplicidad y flexibilidad en su aplicación; así como la racionalización o incluso la eliminación de algunas normas ambientales y climáticas que actualmente aparecen en la propuesta.

No parece estar muy claro que el papel que se pueda reclamar a los agricultores y ganaderos en la futura PAC en beneficio del entorno cuente ahora con suficiente financiación, puesto que varias delegaciones solicitaron incentivar y recompensar adecuadamente a los agricultores por los bienes públicos que producen.

Tampoco ha habido acuerdo acerca de si esta futura condicionalidad debe exigirse a todos los productores o si, por el contrario, deberían quedar exentos de la misma los pequeños agricultores.

Con respecto a los esquemas ecológicos (también conocidos como eco-esquemas), las delegaciones se dividieron entre las que respaldan la propuesta de la Comisión de hacerlas obligatorias para los Estados miembros (aunque voluntarias para los agricultores y ganaderos) y las que solicitan que su aplicación sea de carácter facultativo y lo pueda decidir cada país. España es de los países que se muestra a favor que se tengan que poner en marcha de manera obligatoria en toda la UE.

La propuesta de la Comisión de asignar al menos el 30% del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) para medidas de clima y medio ambiente si que cuenta un amplio respaldo.

En definitiva, y bastante en concordancia con la impresión general que existe que la conclusión de la Reforma puede retrasarse, la parte ambiental de la PAC está aún bastante verde.

¿Qué es la arquitectura ambiental de la PAC?

Entre otras cuestiones, el paquete de reformas de la PAC pretende abordar 3 objetivos ambientales específicos de importancia social, como la mitigación y adaptación al cambio climático, la gestión eficiente de los recursos naturales (por ejemplo, agua y suelo) y la protección de la biodiversidad y los paisajes, así como otras prioridades ambientales.

Para abordar estos (y otros) objetivos de la PAC, cada estado miembro elaborará un “plan estratégico de la PAC” que abarque ambos pilares de la PAC. Los Estados miembros establecerán objetivos, cuantificarán los objetivos sobre los cuales se les pedirá que cumplan e informen anualmente.

Hay tres componentes en la arquitectura verde propuesta:

  • Una nueva “condicionalidad mejorada”. Se trata de un sistema de vinculación entre los pagos de la PAC (tanto en el Pilar I, como en el Pilar II) y una gama de obligaciones (que cubren el medio ambiente, la salud pública, de las plantas y la salud animal y el bienestar animal) que deben ser respetadas para acceder a ellos. La nueva condicionalidad aumenta el nivel de exigencia de la actual condicionalidad y reemplaza los requisitos actuales de pago verde.
  • Nuevos esquemas ecológicos. Se trata de planes de pago para el cuidado del medio ambiente y el clima que se financiarán con los presupuestos de pago directo (en el Pilar I de la PAC). Los Estados miembros tendrán que poner a disposición de los agricultores y ganaderos uno o más esquemas ecológicos, pero éstos tendrán la libertad de participar o no.
  • Medidas voluntarias agroambientales y climáticas en el segundo pilar de la PAC (desarrollo rural). Estas intervenciones serían herederas de las que actualmente se incluyen en los Programas de Desarrollo Rural y continuarán ofreciendo una amplia gama de herramientas que pueden beneficiar el medio ambiente y el clima, como los pagos por superficie (ocasionalmente por animal) en explotaciones, los pagos por el medio ambiente, el clima y otros compromisos de gestión, el apoyo a la mejora de conocimientos, inversiones, innovación, etc.

Apoyo al África Rural.

La Comisión Europea creó en mayo de 2018 una Grupo de Trabajo para el África Rural, dentro de un conjunto más amplio de actuaciones en el marco de la “Alianza África-Europa para la inversión y el empleo sostenible”. La Comisión ha presentado al Consejo las conclusiones del informe elaborado por el Grupo de Trabajo.

Los ministros en general acogieron bien el informe final presentado y estuvieron de acuerdo con sus conclusiones y recomendaciones. Reconocieron, en particular, el alto potencial de la cooperación relacionada con la agricultura para fortalecer la participación de la UE con África, incluso más allá de la agricultura. También reconocieron la necesidad de crear las condiciones para favorecer las inversiones sostenibles, tanto públicas como privadas, para impulsar el sector agroalimentario y la economía rural de África con el fin de generar empleo e ingresos para la creciente fuerza laboral joven de África.

Entre las principales áreas clave de cooperación, los ministros mencionaron: la promoción de la agricultura familiar, el empoderamiento de las mujeres y los jóvenes en las áreas rurales, la capacitación, la transferencia de conocimientos y la digitalización, la promoción de servicios básicos, las infraestructuras y la logística, el medio ambiente y la acción climática.

De acuerdo con las recomendaciones finales del Grupo de Trabajo, África y la UE deberían desarrollar una asociación que funcione en tres niveles: personas a personas, empresas a empresas y gobierno a gobiernos. Esta asociación instituiría un diálogo de múltiples partes interesadas a todos los niveles, comenzando localmente, y permitiría una conexión más estrecha entre las sociedades africanas y europeas, las comunidades empresariales y los gobiernos.

El resultado del intercambio de opiniones se incorporará a los preparativos del Consejo para la tercera Conferencia Ministerial de Agricultura de la Unión Europea de la UE, programada para el 21 de junio de 2019 en Roma.

Más allá de las responsabilidades que la Unión Europea, como mundo civilizado, quiera y pueda asumir en beneficio de las comunidades más desfavorecidas, como pueden ser las del continente africano, Unión de Uniones echa en falta y reclama un estudio del impacto que esta política de apoyo al sector agrario y agroalimentario de países africanos podría tener sobre ciertos sectores sensibles europeos. Está sobre la mesa el ejemplo de la situación generada por las importaciones de naranja sudafricana sobre los cítricos españoles y son cuestiones que deben ser muy medidas.

Mercados Agrarios… estabilidad, pero no tanta.

Por último, como asunto reseñable del Consejo de Ministros, la Comisión informó a los Ministros sobre la evolución de los principales mercados agrícolas. Como suele ser habitual, para la Comisión, la situación es estable en la mayoría de los mercados, con excepción de los sectores del azúcar, las aves de corral y la carne de vacuno, que están experimentando fluctuaciones y, por lo tanto, deberían vigilarse de cerca.

Si embargo, aunque los ministros, según el Comunicado oficial del Consejo, en general estuvieron de acuerdo con la evaluación de la Comisión, varias delegaciones compartieron preocupaciones sobre el sector azucarero y pidieron un estrecho seguimiento de la situación. Igualmente  se hizo referencia a las incertidumbres relacionadas con los posibles efectos del Brexit en los mercados y otros Estados Miembros recalcaron las dificultades por las que atraviesan algunos sectores, como el porcino debido a la peste porcina africana o, las del aceite de oliva, aceituna de mesas y cítricos, puestas de manifiesto por la delegación española.

Ahora bien… medidas, lo que se dice medidas para contribuir a resolver estas crisis… ninguna. En el caso del aceite de oliva, esta oportunidad, en opinión de Unión de Uniones, debería haber sido aprovechada por el Ministro español de Agricultura para reclamar una actualización de los umbrales de desencadenamiento de la medida de almacenamiento privado, cuestión que el sector lleva años reclamando porque el nivel de precios para que se ponga en marcha la medida está fijado tan bajo que hace imposible evitar, como ahora está sucediendo, la crisis del sector.

El Ministerio, ha anunciado que planteará a la Comisión la posibilidad de, al igual que con el vino, no poner en mercado algunas categorías inferiores de aceite de oliva, para mejorar la situación del sector y promover la subida de precios y, en relación a los cítricos ha insistido en la importancia de que se cumplan las condiciones de competencia con países terceros, que no deben aplicarse solo en materia de fitosanitarios.

En relación a los problemas del sector azucarero, desde el Ministerio español se ha subrayado la necesidad de articular medidas a nivel europeo, como la ayuda al almacenamiento privado que no se ha logrado, ya que no hay mayoría en el Consejo ni se cuenta con el acuerdo de la Comisión, y ha incidido en la necesidad de seguir de cerca a este sector para que no se produzcan pérdidas de producción y empleo.

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: