Archivo | Reforma de la PAC RSS for this section

Los Ministros de Agricultura quieren una PAC con fondos suficientes y pagada por la UE

Consejo de Ministros - Reforma de la PAC

Esta es una de las principales conclusiones que Unión de Uniones extrae del Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca celebrado en Bruselas el lunes y martes de esta semana, durante el cual se han abordado varias cuestiones de importancia para el sector agrario. Se plantearon las primeras posiciones respecto de la futura Reforma de la PAC, se abordó actuación a nivel de la Unión Europea contra las prácticas abusivas que distorsionan la cadena alimentaria y se aprobó la parte agrícola del llamado Reglamento Ómnibus, que introduce modificaciones en la PAC de cara ya a la próxima campaña. 

Si algo quedó claro en relación a la Reforma, a juicio de Unión de Uniones, es que los Ministros de Agricultura quieren una financiación adecuada para la próxima PAC (veremos que dicen sus colegas del Consejo de Economía y Financias cuando les toque decidir sobre este tema, sobre todo en función de como se desenvuelva el Brexit) y que en lo que respecta al primer Pilar de la PAC, donde se encuentran los pagos directos y las medidas de mercado, debería seguir siendo pagada integramente por la Unión Europea.

A continuación ofrecemos un resumen de las conclusiones más importantes de la sesión del Consejo. Leer Más…

Mas novedades PAC 2018: flexibilización del pago verde y se duplica el pago a jóvenes

Novedades PAC 2018

El conocido en ambientes comunitarios como Reglamento Ómnibus, del que ya hemos hablado en estas páginas, contiene revisiones importantes del marco financiero de la UE para los próximos años y de las diferentes políticas comunes, entre ellas la PAC. Parece que hay dificultades para su aprobación integral y por ello se ha acordado desgajar los cambios propuestos para la Política Agraria Común y adelantarlos de manera que puedan aprobarse antes de acabar el año y entrar en vigor ya para la PAC de 2018

El Ministerio de Agricultura, ha decidido estar preparado para dichos cambios y sacar otro Real Decreto más con las modificaciones derivadas de la nueva reglamentación tal y como se aplicarían en España para esta campaña en la que entramos.

Entre las cuestiones que el Ministerio piensa llevar a cabo, se pueden destacar tres elementos: no va a desaparecer la figura de agricultor activo (algo que con la nueva norma comunitaria podrían hacer los Estados miembros); hay una nueva definición de pastos permanentes (que permitiría recuperar superficies que el CAP eliminó); más flexibilidad para el greening (sobre todo, que una hectárea de cultivos fijadores de nitrógeno vale como una hectárea de superficie de interés ecológico) y que el pago a agricultores jóvenes será el doble y se podrá cobrar más tiempo. Leer Más…

Unión de Uniones opina que las orientaciones de la futura PAC siembran más incertidumbres que confianza

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, tras un primer análisis de la Comunicación de la Comisión presentada hoy sobre el Futuro de la Alimentación y la Agricultura, que refleja sus orientaciones de cara a la Política Agrícola Común (PAC) después de 2020, observa que, pese a ciertos elementos positivos en cuanto a la revisión del esquema de ayudas, tiene ausencias importantes en materia de mejora de la cadena alimentaria y medidas de prevención de crisis y considera que la mayor subsidiariedad que se otorga a los Estados miembros y el seguidismo en la política de tratados de libre comercio siembra, de momento, un paisaje de muchas incertidumbres para los agricultores y ganaderos.

Para empezar, Unión de Uniones afirma que la Comisión repite argumentos y objetivos loables que ya se han visto en presentaciones de reformas anteriores, tales como la adaptación del sector en tiempos de crisis, apoyo a las rentas de los agricultores, simplificación de las cargas administrativas, relevo generacional y refuerzo de las zonas rurales. No obstante, sobre esas mismas bases se asienta la PAC actual y se afronta la futura, repitiendo, según señalan desde la organización “un penoso diagnóstico de problemas de renta del sector productor, volatilidad de precios, reparto desequilibrado en las ayudas y disfunciones en la cadena alimentaria. “  En este sentido, Unión de Uniones considera que, así como en el pasado la argumentación de unos objetivos acertados para la PAC no se ha traducido en una realidad igualmente acertada de su aplicación, “esta primera comunicación no deja de ser una mera declaración de intenciones a la que le queda aún un largo y difícil recorrido” – han afirmado.

De este primer avance, Unión de Uniones ha mostrado su preocupación por el enfoque de subsidiariedad muy acentuado, en forma de planes estratégicos nacionales, que se otorga a los Estados miembros, por dos cuestiones: por lo que pueda suponer como primer paso a una renacionalización de la PAC y, además, porque el margen de subsidiaridad concedido a los Estados miembros en la PAC vigente no ha sido servido en España para acercar la Política Agraria a los agricultores profesionales, como podría haberse hecho.

Para la organización es un importante elemento de incertidumbre, que ante la imposibilidad de conocer el presupuesto de que dispondrá la PAC hasta que se decida el Marco Financiero Plurianual, la Comisión no haya avanzado, al menos, su orientación sobre los posibles principios básicos de asignación para nutrir esos planes estratégicos nacionales. Se deja a la especulación si se mantendrán criterios históricos de reparto, o se establecerá sobre parámetros objetivos o a demanda de la aplicación nacional de las medidas.

Falta de propuestas para reequilibrar la cadena alimentaria

Unión de Uniones echa en falta una apuesta de la PAC por la mejora de la cadena alimentaria. Tras el informe del Task Force sobre mercados agrarios de finales del pasado año quedaron identificadas disfunciones de la cadena alimentaria y prácticas desleales en los mercados que repercuten directa y negativamente sobre agricultores, ganaderos y consumidores que son el eslabón más débil de la misma.

A juicio de la organización, la Comisión pasa de largo de esta cuestión en su documento, así como de las recomendaciones sobre revisiones de la política de competencia en su aplicación a la agroalimentación y también sobre las medidas de prevención de crisis. En su defecto, se centra en la propuesta de una plataforma de gestión de riesgos que habrá que explorar, pero que en todo caso, serviría no para prevenir crisis sino para, suponiéndola eficaz, aliviarla una vez ésta esté desencadenada.

A este respecto, Unión de Uniones considera que mucho habría que mejorarlas para que resultasen atractivas y útiles a los agricultores, unas herramientas de gestión de riesgos que, habiendo estado ya disponibles en la PAC actual, han sido muy escasamente utilizadas a nivel europeo y nada en España.

Redistribución de los pagos directos

La organización sí valora positivamente los principios propuestos por la Comisión para la revisión del esquema de apoyos directos, que incluirían la fijación obligatoria de topes máximos, pagos redistributivos a las explotaciones familiares, importes decrecientes por mayor tamaño de explotación y concentración de ayudas en los verdaderos agricultores.

En cualquier caso Unión de Uniones señala que “esos mismos elementos se encontraban ya también en esta PAC y tampoco se han implementado de manera que se resuelva el desequilibrado reparto de ayudas que es una deficiencia histórica de la PAC.“ Igualmente, la organización considera que dicha propuesta difícilmente encaja con la medida impulsada por la Comisión recientemente en el Reglamento Ómnibus de facultar a los Estados miembros para prescindir de la figura de agricultor activo en el condicionado de pagos directos.

Acuerdos comerciales

Por último, en esta primera aproximación, Unión de Uniones critica la visión complaciente con que la Comisión observa la dimensión global de la PAC y su vertiente hacia el Comercio Exterior. “Creemos que se han centrado únicamente en que esta política ha convertido a la UE en la principal potencia exportadora agroalimentaria mundial, para justificar así seguir en la senda de la liberalización del comercio y la competencia sin restricciones en los mercados.“ – han valorado.

“Aunque el documento de la Comisión concede que debe reflejarse en los acuerdos comerciales de la UE la sensibilidad de determinados sectores agrícolas, no reconoce que, en general, los agricultores y ganaderos se están beneficiando poco o nada de los records de exportación agroalimentaria que marca la Unión Europea.“ – ha añadido la organización.

Unión de Uniones considera una falta importante la ausencia de referencias al cumplimiento de la reciprocidad en los intercambios y en las normas de producción para no poner en riesgo el modelo agrícola europeo.

En definitiva, la organización seguirá con gran atención los debates y trabajará para la futura PAC oriente sus apoyos hacia los agricultores y ganaderos que viven fundamentalmente de esta profesión y para que puedan realizarla en el marco de unos mercados estables y a unos precios dignos.

Primeros documentos de la Comisión sobre la Futura PAC

 

El Brexit no deben pagarlo los agricultores y ganaderos profesionales

Brexit y PAC
Según un informe encargado por el Parlamento Europeo “No hay manera de que la PAC asuma el Brexit sin dolor”.
El agujero del Brexit a nivel de la UE es de 10.200 millones de euros anuales y en la PAC de 3.200 millones.
Las reformas presupuestarias necesarias para asumir el Brexit no permitirían una reforma antes del 2022-2033, con aplicación a partir del 2024-2025.

No hay Brexit sin dolor parece ser una de las principales conclusiones del Informe elaborado por el Instituto Jacques Delors y supervisado por el Departamento para Políticas Estructurales y de Cohesión del Parlamento, que ha sido elaborado y presentado este mes de octubre pasado a petición de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo.

En el estudio se evalúan las posibles consecuencias del Brexit para el presupuesto de la UE y la Política Agrícola Común; se discute la importancia del proyecto normativo que regulará el Brexit y los efectos de la pérdida de la contribución neta británica. Además, se describe cómo el presupuesto y el gasto de la UE en la Política Agrícola Común se pueden ajustar a la nueva situación y se calcula cómo afectarán las diferentes opciones que se abren a los Estados miembros y sus saldos netos respecto a la Unión Europea.

El déficit que el Brexit dejaría en el presupuesto de la UE sera de unos 10.200 millones de euros y, de estos, unos 3.200 millones serían el agujero de la PAC.

Cubrir ese déficit puede hacerse mediante un aumento de las contribuciones de los Estados miembros, en el que perderían fundamentalmente Estados contribuyentes netos a la UE como Alemania, Países Bajos o Suecia; o bien reduciendo el presupuesto de las políticas europeas. En el caso de la PAC, si el recorte se limita a los 3.000 millones de su agujero,  igualmente perderían los mayores contribuyente, pero también los principales países receptores, entre ellos España. No obstante, la decisión puede ser otorgar a prioridad a otras políticas distintas de la PAC, con lo cual ésta se vería sometida a mayor presión y las pérdidas de los Estados miembros perceptores netos de la PAC serían muy significativas.

España perdería en cualquiera de los escenarios previstos en el informe y se vería reducido el actual balance neto de la PAC para España, que se cifra en unos 1.337 millones de euros anuales según la media de 2014-2016. Si se opta por aumentar las contribuciones de los Estados miembros para reparar el agujero de 3.000 millones de euros del Brexit en la PAC España perdería 100 millones de euros de ese saldo positivo; si lo que se decide es recortar la PAC en 3.000 millones de euros, nuestra pérdidas superarían los 200 millones y si, finalmente, se concentra en la PAC la reparación del Brexit reduciendo su presupuesto en 10.000 millones de euros, nuestro saldo disminuiría en 500 millones. En todo caso España seguiría manteniendo un saldo positivo con la PAC (recibiríamos como país más de lo que aportamos), pero eso sería un magro consuelo para todos los afectados por los recortes.

En definitiva, el informe concluye que no hay manera de asumir “sin dolor” en la PAC el siete dejado por el Brexit y sus autores recomiendan a la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo que los posibles recortes no se concentren en un única política (como podría ser la PAC), sino que se reestructure el presupuesto de la UE y, sobre todo, que no se pase a negociar la futura relación entre la UE y el Reino Unido sin haber acordado previamente la liquidación financiera de la salida con objeto de contener los efectos del Brexit sobre el Marco Financiero Anual presente y futuro.

En todo caso, uno de los efectos que el Brexit tendrá, en opinión de los autores del informe, es que las reformas presupuestarias necesarias hace poco probable que sea factible una reforma de la PAC antes de 2022 o 2023, para que empiece a aplicarse en 2024 o 2025.

El Brexit no deben pagarlo los agricultores profesionales.

Unión de Uniones reclama que en cualquier caso los eventuales recortes que puedan llegarse a aplicar no deben afectar negativamente al nivel de apoyo hacia los agricultores y ganaderos que viven fundamentalmente de esta actividad. De confirmarse las previsiones contenidas en el informe para el Parlamento, será inexcusable que los Estados miembros, y entre ellos España, prioricen a los profesionales en los mecanismos de la PAC, habida cuenta además de que su margen de responsabilidad en la aplicación de los mismos podría ser mucho mayor.

Nos vemos involucrados en todo este proceso que se ha desencadenado, fundamentalmente, por motivos político.  Esperamos que las consecuencias directas sean lo más llevaderas posibles y confiamos en que desde Europa tomen las mejores decisiones para que sea posible mantener nuestro modelo de agricultura profesional, sostenible y vinculada al territorio.

Pinchando en la imagen puede descargarse un resumen breve del informe.

Brexit y PAC

Una filtración da pistas sobre una nueva PAC con ayudas más equitativas

En la página web de la Convención Agrícola y Rural ARC2020, una organización no gubernamental surgida a raíz de plataforma de debate sobre la PAC y el Medio Rural, se ha colgado lo que se atribuye como una filtración del documento completo de orientación de la PAC que el Comisario Hogan anunció para este otoño.

Se trata al parecer de un primer borrador de los que será el documento de la Comisión y que, probablemente, tendrá modificaciones antes de ser publicado el próximo mes. En cualquier caso, tiene un cierto interés, porque da pinceladas, aunque sean gruesas, de lo que pretende sacar adelante la Comisión.   Leer Más…

Unión de Uniones demanda que la futura PAC corrija las desigualdades de la actual


John Deere 6220 flickr photo by mahatsorri shared under a Creative Commons (BY-ND) license

La Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha o La Rioja, entre las comunidades autónomas que menos importe reciben por hectárea
Una filtración del documento de la Comisión Europea de orientación de la PAC, también señala la necesidad de reequilibrar las ayudas y una mayor convergencia

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, ante el informe del FEGA publicado el pasado viernes, 20 de octubre, – “Informe sobre la aplicación registro de Pago Básico en España”-, reitera la necesidad de implantar reformas con el objetivo de romper con la desigualdad que genera el actual sistema del régimen de pago básico.

Unión de Uniones, tras un análisis del Informe, destaca que, si bien los modelos de agricultura en España son muy distintos, no justifican las importantes diferencias existentes entre comunidades autónomas del importe medio del pago básico por hectárea.

Así, la organización señala el caso de la Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha o La Rioja con importes de 94,68 euros por hectárea, 104,64 y 108,71 respectivamente, frente a otras comunidades como Andalucía, con 226,64 euros por hectárea, Cataluña, con 184,42; o Galicia, con 185,57. La organización recuerda que el pago básico representa el 56% del total de ayudas directas que perciben los agricultores y que, de manera proporcional al mismo, se fija también otro 30% que supone el pago verde. Leer Más…

Unión de Uniones lamenta que los cambios en la PAC abran la puerta a los agricultores de sofá

Agricultor activo
La organización insiste en que la modificación acordada en el Reglamento Ómnibus contribuye a desviar la Política Agraria Común del apoyo al agricultor profesional y pide al Ministerio español que no suprima la condición de activo para el cobro de ayudas.

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, ante los cambios inmediatos de la PAC que entrarían en vigor en 2018, cree que la eliminación del condicionado de los pagos directos de la PAC de la exigencia de ser agricultor activo es un paso atrás de gigante en la política agraria.

Unión de Uniones, considera que en la aplicación de la PAC en España la figura del agricultor activo está ya muy desdibujada, y que la supresión de esta condición para percibir los pagos directos iría en contra de los agricultores y ganaderos profesionales y aumentaría los actuales desequilibrios en el reparto de ayudas. Por este motivo pide al Ministerio que no haga uso de dicha posibilidad. Leer Más…

La mini-Reforma PAC aprobada permitiría suprimir la condición de agricultor activo para cobrar ayudas y un aumento del pago a jóvenes

novedades pac 2018
Entre los cambios inmediatos de la PAC que entrarían en vigor en 2018, se permitiría a los Estados miembros que suprimieran del condicionado de los pagos directos de la PAC la exigencia de ser agricultor activo. Unión de Uniones considera que esto es un paso atrás en el camino de concentrar las ayudas en los agricultores y ganaderos profesionales y España no debería darlo.
El pago complementario a jóvenes se cobrará cinco años y podría duplicarse si el Estado miembro quiere.

El 16 de octubre de 2017, los Estados miembros representados en el Comité Especial de Agricultura han refrendado el acuerdo sobre el llamado Reglamento «ómnibus». El Reglamento «ómnibus» modifica el Reglamento financiero por el que se rige la ejecución del presupuesto de la UE y otros quince actos legislativos sectoriales, en particular en el ámbito de la agricultura.

La Presidencia había alcanzado un acuerdo provisional sobre el Reglamento «ómnibus» con el Parlamento Europeo el 12 de octubre.

Las normas acordadas pretenden, según las autoridades comunitarias, simplificar la política agrícola común (PAC) mediante una serie de mejoras técnicas en los cuatro
Reglamentos de la PAC: los relativos a los pagos directos, al desarrollo rural y a la organización común de los mercados agrícolas y el Reglamento horizontal.

Las principales modificaciones que se empezarán a aplicar en la PAC 2018 se resumen a continuación.

Pagos directos

Agricultor activo: la diferenciación entre agricultores activos y agricultores no activos pasa a ser opcional, de manera que los Estados miembros en los que ha dado lugar a una carga administrativa excesiva podrán dejar de aplicarla. En esencia esto significa que cualquier país de la UE puede dejar de exigir que se deba ser agricultor activo para cobrar la PAC. Esto podría tener también efecto sobre algunas ayudas al desarrollo rural que en los programas vigentes contemplan también dicha exigencia, aunque en este último caso la decisión estaría en manos de las Comunidades Autónomas.

Pastos permanentes: se modifican las normas actuales para ofrecer a los Estados miembros más flexibilidad en la aplicación del requisito. La interpretación que se hace desde algunos ámbitos de la administración es que ello permitiría un mejor acomodo de las dehesas y otros tipos de pastos arbolados como superficies elegibles, pero habrá que esperar a su aplicación sobre el terreno una vez que los coeficientes de admisibilidad de pastos se han modificado ya para ajustarlos a la reglamentación hasta ahora vigente (con multas a determinadas regiones por no haberlo hecho anteriormente).

Reducción de los pagos: el acuerdo confirma que los Estados miembros tendrán la posibilidad de revisar anualmente las decisiones relativas a la reducción de los pagos directos.

Pago Verde, Greening: las superficies cultivadas con variedades vegetales forrajeras como las eulalias (miscanthus ) o el silfo (silphium perfoliotum) y las tierras que se dejen en barbecho para el cultivo de plantas melíferas también tendrán la consideración de superficies de interés ecológico.

Jóvenes agricultores: los pagos a los jóvenes agricultores se concederán por un periodo de cinco años a partir de la fecha de presentación de la solicitud, siempre que ésta se haya presentado antes de transcurridos cinco años desde el establecimiento de la explotación agrícola (es decir, se tendrá derecho al pago durante cinco años, no sólo a los años que falten para llegar a cinco después de la incorporación, como ahora). Además, los Estados miembros podrán incrementar hasta un 50 % los pagos a los jóvenes agricultores en el marco del primer pilar, dentro de los límites aplicables (lo que significa que el mayor pago a jóvenes podría tener un cierto efecto reductor sobre los pagos para el resto de beneficiarios).

Ayuda asociada voluntaria: los Estados miembros podrán revisar las decisiones anualmente (se trata de las ayudas acopladas a sectores ganaderos, proteicos, legumbres de calidad, frutos cáscara, etc… que se pagan a determinadas producciones).

Organización común de mercados.

Reparto de valor: la posibilidad de negociar colectivamente cláusulas de reparto de valor en los contratos se hará extensiva a otros sectores además del azucarero y tendrá carácter voluntario.

Organizaciones de productores: las instituciones han decidido mantener la situación actual en lo que respecta al reconocimiento voluntario de las organizaciones de productores, el requisito de que lleven a cabo una actividad económica real y la excepción prevista para el sector lechero. Se ha descartado la propuesta de crear una nueva categoría de organizaciones de productores («organizaciones de negociación colectiva»).

Organizaciones de productores y defensa de la competencia: algunas de las facultades de las organizaciones de productores, como la planificación de la producción, la optimización de los costes de producción, la comercialización y la negociación de contratos de suministro de productos agrícolas en nombre de sus miembros, que ya existen en sectores como el del aceite de oliva, el de la carne de vacuno o el de los cultivos herbáceos, se ampliarán a todos los sectores, con el objetivo de mejorar la posición de los agricultores en la cadena de suministro. En vista de dicha ampliación, se ha decidido incluir en el artículo relativo a las organizaciones de productores una serie de salvaguardias para garantizar que no se elimine la competencia.

Programas operativos en el sector de las frutas y hortalizas, sector vitivinícola y cuotas de importación: las normas acordadas suponen la simplificación de estos ámbitos y la introducción de mejoras técnicas en los mismos gestión de crisis: no se ha mantenido la propuesta de establecer un plan voluntario de reducción de la producción en épocas de crisis, con lo que el debate sobre esta materia queda pospuesto hasta la siguiente revisión de la PAC después de 2020.

Desarrollo rural.

Instrumento de estabilización de los ingresos: se trata de unas ayudas que las Comunidades Autónomas podrían haber incluido en sus PDR, pero de la que sólo ha hecho uso Castilla y León y de manera parcial. Se trata de ayudas para poner en marcha un instrumento general de estabilización de los ingresos que se activa cuando las pérdidas de sus ingresos medios anuales sean del 30 % o más. Se ha instrumentado la posibilidad de que el instrumento se aplique también a sectores determinados y cuando el umbral de pérdida (en el sector de que se trate) sea del 20 % o más.

Ayudas al aseguramiento: otras de las medidas que se podían haber instrumentado es aprovechar la financiación europea para subvencionar el aseguramiento en el sector agrario. En España no se ha querido aplicar porque las condiciones impuestas por la reglamentación solo habrían permitido financiar con dinero de la UE una parte pequeña de los seguros agrarios y habría sometido a todo el sistema a la observación de las autoridades comunitarias. Una de las condiciones para poner en marcha ayudas relativas a las pólizas de seguro es que cubran, entre otras cosas, las pérdidas provocadas por fenómenos meteorológicos adversos cuando se haya destruido más del 30 % de la producción anual media del agricultor. La revisión aprobada ha subido ese umbral al 20 %, lo que podría hacer que el Estado español se replanteara su decisión de no aprovechar esta herramienta de financiación.

Instrumentos financieros: se efectúan varios cambios en las normas que deben cumplir los instrumentos financieros (fondos de recursos comunitarios para promover la inversión en innovación y desarrollo, que están siendo poco utilizados en países como España), con el fin de promover su uso y armonizarlos con otros Fondos Estructurales y de Inversión Europeos.

Reglamento horizontal.

Reserva para crisis: aunque no se han modificado las normas vigentes, la Comisión se ha comprometido en una declaración a revisar el funcionamiento de la reserva en el marco de los trabajos preparatorios para el próximo marco financiero plurianual, con el fin de permitir una intervención eficiente y oportuna en periodos de crisis del mercado. En una reciente reunión informal del Consejo se barajaron varias ideas, entre ellas, las de aumentar el porcentaje de descuento que se hace a los agricultores sobre las ayudas PAC para hacer la Reserva y no reembolsarlos en la siguiente campaña en caso de no ser utilizada, con el fin de hacer una bolsa de recursos suficientes como para sufragar medidas excepcionales eficaces en caso de crisis sectoriales.

Norma del 50 %: no se ha mantenido la propuesta de eliminar la denominada norma del 50 %. Los Estados miembros y el presupuesto de la UE se seguirán repartiendo a partes iguales las repercusiones financieras de los importes que se hayan perdido como consecuencia de irregularidades y que no se hayan podido recuperar dentro de un plazo razonable. La Comisión propuso que el Estado miembro asumiera el 100 % de esas pérdidas.

Disciplina financiera: el procedimiento vigente gracias al cual el gasto amparado en las disposiciones de la PAC no supera los límites fijados en el presupuesto de la UE se ha simplificado y será gestionado exclusivamente por la Comisión.

Todas estas modificaciones se tendrán que plasmar ahora en un Reglamento a publicar (hay que tener en  cuenta que tienen que cerrarse las negociaciones del Reglamento Ómnibus que afecta a muchas otras cuestiones distintas a las agrarias) y, en su caso, en las decisiones de los Estados miembros transformadas también en el caso de España en cambios en los Reales Decretos de base de la PAC.  En todo caso la intención es que la entrada en vigor de esta mini-reforma sea ya en 2018.

Se avecinan cambios en la PAC para el agricultor activo

Agricultor activo

Este jueves la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo y la representación del Consejo han llegado a un acuerdo provisional sobre una mini-revisión intermedia de la PAC previa a la futura Reforma. Según se informa desde el Parlamento se introducirán en la actual reglamentación medidas para simplificar la gestión, aumentar el poder de negociación de los agricultores y equiparlos mejor para hacer frente a los riesgos.

Este anticipo de la Reforma se enmarca en un contexto general de actualización de la política financiera de la UE que afecta a todos sus ámbitos de actuación y que se recogen en el que se ha dado en llamar Reglamento Ómnibus. Leer Más…

Desde este otoño no se puede usar ningún fitosanitario en leguminosas a declarar como superficie de interés ecológico

Novedades PAC 2018
  • Si se pueden sembrar cultivos fijadores de nitrógeno en el mismo recinto en el que ya estuvieron la campaña pasada.

El FEGA ha publicado una nota aclaratoria sobre la nueva norma que prohíbe la utilización de cualquier tipo de productos fitosanitarios en las superficies que se vayan a utilizar para cumplir con el 5 % de interés ecológico obligado para cobrar el pago verde de la PAC.

Esta nota es un anticipo de la modificación del Real Decreto de Pagos Directos que el Ministerio está preparando de cara a la próxima campaña 2018.

La prohibición del uso de fitosanitarios no es la única novedad en la aplicación de esta norma del greening, sobre las que conviene recordar algunas cuestiones previas para tenerlas frescas en el momento de la planificación de las siembras. Leer Más…