Las explotaciones de titularidad compartida tienen más fácil acceder a nuevas plantaciones de viña

El pasado sábado 21 de septiembre se publicó una nueva revisión de la legislación que regula las plantaciones de viñedo, a través del Real Decreto 536/2019, de 20 de septiembre, por el que se modifica el Real Decreto 1338/2018, de 29 de octubre, sobre potencial vitícola. La mayor influencia de los Consejeros Reguladores para decidir los límites de nuevas plantaciones en sus ámbitos territoriales y la mejor consideración de las explotaciones de titularidad compartida en las solicitudes de autorizaciones son los principales cambios introducidos; además de actualizar el listado de variedades de viñedo que pueden ser utilizadas.

La norma que establece las reglas del mecanismo de autorizaciones de plantación de viñedo (en sustitución de los antiguos derechos de plantación de viñedo) es el Real Decreto 1338/2019, en el que se regula también el Registro Vitícola y las variedades de uva de vinificación que pueden plantarse.

Los cambios que se han introducido son más bien ajustes que, en algún caso, tienen que ver sobre el procedimiento de decisión sobre si las autorizaciones de nueva plantación o replantación que se puedan conceder se limitan o restringen (o no) en el ámbito territorial de las denominaciones de calidad suprautonómicas, que son Cava, Rioja y Jumilla. Con la nueva redacción del Real Decreto, a la hora de tomar tal decisión, las recomendaciones del sector emitidas a través de los Consejos Reguladores de las denominaciones serán vinculantes para el Ministerio de Agricultura.

La segunda cuestión que se incluye en esta revisión es la consideración de un mejor tratamiento para las explotaciones de titularidad compartida (la constituida por un matrimonio o pareja unida para su gestión conjunta) como solicitantes de autorizaciones de nueva plantación. De hecho, lo que permite el Real Decreto ahora es que se les otorgue la misma puntuación, en cuanto prioridad, que a un joven nuevo viticultor y, también, se facilita el cumplimiento del criterio de admisibilidad relativo a la capacidad profesional para estas explotaciones, si uno de los cotitulares la posee.

En cualquier caso, esta modificación va a tener unos efectos muy limitados en la realidad, porque en España hay registradas 599 explotaciones de titularidad compartida, de las cuáles, 165 de ellas están en Castilla-La Mancha.

Esta segunda cuestión tendrá que ser adaptada a las normativas regionales.

En cuanto al listado de variedades se han dado de alta algunas a petición de las comunidades autónomas. Las que han entrado en el anexo de variedades autorizadas son:

  • Albarín Blanco, Marselan (T) y Tougira nacional (T) en Castilla-La Mancha
  • Rabigato (B) y Touriga nacional (T) en Castilla y León
  • Godello (B), Moravia dulce (T), Moravia agria (T), Morenillo (T) y Vidadillo en la Comunidad Valenciana

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: