Casi el 99 % de los beneficiarios PAC quedarían exentos del capping propuesto por la Comisión Europea en la Reforma

Reforma PAC capping
  • Los recortes no afectarían al 91 % de las ayudas
  • En Castilla-La Mancha los datos son similares a los nacionales
  • Supondrían una economía de 326,7 millones que podría ir a engrosar las ayudas a las pequeñas y medianas explotaciones y a pagos sectoriales acoplados. De esa cantidad, 41,1 millones de euros corresponderían a Castilla-La Mancha
  • Con la ponderación del empleo de la explotación el efecto sería todavía menor.
  • La organización no admite que el global del presupuesto PAC se recorte

El análisis de los datos del Ministerio de Agricultura (FEGA) publicados hoy sobre beneficiarios de la PAC del ejercicio 2017, confirma que el llamado “capping”, o recorte, que propone la Comisión Europea solo para los mayores beneficiarios de ayudas en la próxima Reforma de la PAC es, tal y como defiende Unión de Uniones, asumible y beneficioso para la inmensa mayoría de los agricultores y ganaderos españoles. Los recortes únicamente afectarían a un 1,26 % de los beneficiarios, que cobran más de 60.000 euros, pero el mayor efecto se produciría en quienes cobran por encima de 100.000 euros de PAC al año. A cambio de eso, se incrementarían las ayudas al resto. En Castilla-La Mancha sólo el 1,1 % de los beneficiarios percibe más de 60.000 euros de PAC y el 0,4 % más de 100.000 euros.

El desequilibrio del reparto de las ayudas directas de la PAC, que siempre se han concentrado en una minoría de grandes perceptores, ha llevado a la Comisión Europea a plantear para la Reforma de la PAC la aplicación de recortes progresivos de las ayudas (capping) cobradas a partir de los 60.000 euros.

El dinero economizado con esta medida, que los cálculos de Unión de Uniones cifra en unos 326,7 millones de euros, no se perdería sino que podría destinarse a incrementar las ayudas a pequeñas y medianas explotaciones en un pago redistributivo, a los pagos acoplados a la producción en determinados sectores de importancia económica, social o medioambiental o al desarrollo rural. No obstante, Unión de Uniones considera que, antes que a desarrollo rural, debería contemplarse como destino alternativo de este dinero un complemento de ayuda a los agricultores y ganaderos cuyas rentas dependan en más de un 50 % de la actividad agraria en su explotación.

El montante que la aplicación de capping produciría en Castilla-La Mancha alcanzaría los 41,1 millones de euros que, igualmente, podría dedicarse a destinos antes citados.

Los datos que hoy publica el FEGA de perceptores según tramos de ayuda permiten hacer una estimación sobre la base de la información del ejercicio 2017; de manera que, si el capping se aplicase hoy, un 98,7% de los beneficiarios de la PAC y un 90,7 % del montante de ayudas, quedaría libre de los recortes propuestos.

En Castilla-La Mancha las cifras son muy semejantes: un 98,9 % de los beneficiarios y un 91,3 % de las ayudas no ser vería afectado por el capping.

No obstante, la organización señala también que en sus cálculos no se han tenido en cuenta la modulación de los recortes en función del empleo generado en la explotación, lo que podría disminuir aún más tanto el número de beneficiarios afectados como el del importe global del recorte.

En todo caso, Unión de Uniones insiste en que se está ante la oportunidad de corregir en esta Reforma una de las deficiencias históricas de la PAC, que es el desigual reparto de las ayudas, dirigiéndolas con nuevas normas a aquellos agricultores y ganaderos cuyos ingresos dependen en mayor medida del trabajo de sus explotaciones. “Estos datos quitan la careta a quienes dicen que el capping es imposible de aplicar o que va en contra de la competitividad de las explotaciones” –explican desde la organización- “porque, cuando se dice eso, lo que se está defendiendo en realidad es el privilegio de 9.000 grandes perceptores a seguir cobrando cada año 1.000 millones euros; pero no se está pensando en los 709.000 restantes que se verían beneficiados de la medida”.

Etiquetas: ,

2 responses to “Casi el 99 % de los beneficiarios PAC quedarían exentos del capping propuesto por la Comisión Europea en la Reforma”

  1. Luis says :

    No es de justicia que si tienes un explotación porque has trabajado toda tu vida en el campo y has ido ahorrando y comprando tierras, ahora te “capping” las ayudas para dar lo que te quitan a las pequeñas explotaciones que suelen ser de falsos agricultores.
    Si ganas mas pagas mas impuestos, gastas mas en gasoleo, talleres, abonos, semillas.
    De esta forma lo que nos provocan es injusticia e indefensión.
    Somos todos iguales, pues que recorten a todos por igual.

    No a los recortes, no a la injusticia.

    • unionclm says :

      En Unión de Uniones, todas las opiniones nos merecen el máximo respeto.
      Unión de Uniones está a favor de que las ayudas vayan a los profesionales (que al menos vivan en un 25 % de su actividad agraria), independientemente de su dimensión económica.
      Unión de Uniones también está a favor del reparto equitativo del dinero público.
      Ni todas las explotaciones pequeñas, que cobran pocas ayudas, son agricultores falsos o han sido perezosos y despilfarradores a lo largo de su vida; ni todas las empresas grandes que cobran más ayudas (algunas de hasta 3,5 millones de euros anuales) son las que más impuestos pagan y más empleo generan y eso creo que es algo que todos sabemos.
      No parece muy justo que a enormes empresas cuyos dueños con varios apellidos compuestos tienen palacetes en los mejores barrios de Sevilla o de Madrid, se les pague de los impuestos de todos 1, 2 ó 3 millones de euros al año de ayudas PAC; mientras, por poner un ejemplo, un viticultor de Ciudad Real, que solo tiene su explotación para sacar adelante a su familia, se tenga que dar por contento con 4.100 euros, que es la ayuda media de pago básico en esa provincia. Es necesario introducir una cierta racionalidad en el sistema de ayudas.
      En todo caso, el capping tendría en cuenta el empleo generado: es decir, a más empleo generado en una explotación (incluido el del propio titular), menor es el capping que se aplicaría a las ayudas.
      En España, de 720.000 personas que cobran PAC, solo 9.000 cobran más de 60.000 euros. Es a estos 9.000 (y serán bastantes menos si de verdad generan empleos en su explotación) a quienes afectaría el capping. Hasta los 75.000 euros los recortes del capping serían mínimos y solo empezarían a tener verdadera importancia para los que cobren más de 100.000 euros, que son algunos más de 3.000.
      De todas formas, tampoco Unión de Uniones tiene nada en contra de estos 9.000, ni de estos 3.100 perceptores de PAC que reciben mucho más ayudas que el resto y llevan haciéndolo desde que esta PAC empezó a funcionar en 2008. Aquí no hay “lucha de clases”. Se trata simplemente de favorecer un reparto más equitativo del dinero público (máxime en época de disciplinas presupuestarias) y de que las ayudas no sigan concentrándose en quienes, por su dimensión en una economía de escala, en buena lógica menos necesidad deberían tener de apoyos públicos.
      Agradecemos en cualquier caso su opinión, que siempre nos recuerda las numerosas perspectivas desde las que puede abordar un asunto tan complicado como éste.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: