Archivo | agua RSS for this section

Abierta la ventanilla de ayudas a la modernización y transformación de regadíos en Castilla-La Mancha

Las comunidades de regantes y otras entidades de usuarios podrán solicitarlas hasta el 4 de septiembre

Hace unos días, concretamente el 4 de junio pasado, se publicó en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha la Resolución de 28/05/2019, de la Dirección General de Desarrollo Rural, por la que se convocan para 2019 las ayudas destinadas a apoyar la inversión en modernización y transformación de regadíos en Castilla-La Mancha llevadas a cabo por comunidades de regantes y otras entidades de usuarios y de cuyas bases reguladoras ya informó Unión de Uniones en su momento en estas mismas páginas.

En esta ocasión, la convocatoria se hace por un importe de 29,3 millones de euros, de los cuales 15 deberían realizarse en 2020 y el resto, 14,3 millones de euros, quedarían para 2021. Sumando esta convocatoria a la que ya se realizó en 2017, estaríamos hablando de un montante de 60,4 millones de euros entre los años 2018 y 2021. De los 3 millones a ejecutar en 2018, a fecha de noviembre (último dato de ejecución presupuestaria publicado), no se había gastado nada. Tampoco se había gastado nada todavía en abril de los 20 millones de este año y veremos qué pasa con los 23,1 millones del 2020 (entre ambas convocatorias) y los 14,3 del 2021. Ojalá se cumplan.

Estas ayudas, como decimos, las pueden solicitar las Comunidades de Regantes u otras entidades de usuarios de aguas principalmente vinculadas al regadío que tengan concedidos derechos de agua para riego y que no ejerzan la actividad agraria.

Las condiciones a cumplir para acceder a la financiación que supone esta línea, dependiente del Programa de Desarrollo Rural, son complejas; no obstante, con carácter general se necesita:

  • Acuerdo de la Asamblea General, en el que se apruebe llevar a cabo las actuaciones proyectadas.
  • Acreditar la posesión de los derechos de agua, bien mediante concesión de derechos o mediante inscripción del aprovechamiento en el registro de Aguas.
  • Que las actuaciones sean compatibles con los objetivos, asignaciones de recursos y programa de medidas del correspondiente plan hidrológico de cuenca.
  • Que el proyecto se someta al procedimiento de Evaluación Ambiental.
  • Que las instalaciones donde se vayan a realizar las inversiones en materia de modernización de los regadíos, cuenten o instalen sistemas operativos de medida del consumo de agua, que entra en la infraestructura y que sale a cada parcela o grupo de parcelas.
  • Y que en las actuaciones que constituyan una mejora de la instalación de riego, compromiso de ahorro potencial del agua.

Las ayudas.

El importe de las subvenciones se fija en forma de porcentaje sobre el importe máximo elegible que dependerá del tipo de actuación y del lugar donde se realice, de tal forma que:

  1. Para actuaciones de modernización con masas de agua afectadas en un estado peor que bueno se establece una ayuda base del 50%.
  2. Para actuaciones de modernización en zonas con agua de riego procedente de aguas reutilizadas, será del 50%.
  3. Para actuaciones de modernización en los que las masas de agua afectadas no tienen un estado peor que bueno se establece una ayuda base del 45%.
  4. Para actuaciones de transformación en regadío, será del 45%.

El importe máximo elegible será de 10.000.000 euros por beneficiario

Presentación.

El plazo para la presentación de solicitudes se cierra el próximo 4 de septiembre y, al tratarse de expedientes que afecta a entidades con personalidad jurídica, obligatoriamente habrán del presentarse a través de procedimiento telemática que puede cumplimentarse en la plataforma habilitada para ello en la web de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Foto: Sprinkler irrigation flickr photo by agrilifetoday shared under a Creative Commons (BY-NC-ND) license

810 Hm3 de trasvase aprobados desde que se aprobó el Memorandum Tajo-Segura

Con el último trasvase propuesto por la Comisión de Explotación del Acueducto Tajo-Segura van ya 810 Hm3 los trasvases aprobados para enviar al Levante desde que el Memorandum se aprobó a finales de 2014. Unión de Uniones recuerda que en última instancia depende del Ministerio para la Transición Ecológica refrendar o no la propuesta y pide que no se atente otra vez contra las necesidades de la cuenca cedente

Se trata de un volumen que nunca, en todo ese tiempo, ha logrado estar acumulado en los pantanos de cabecera

Es una noticia que pese a ser recurrente, no deja de ser indignante para los castellano-manchegos cada vez que se produce. Unión de Uniones de Castilla-La Mancha se hace eco de una nueva propuesta (otra más) de la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura para que el Gobierno apruebe un trasvase por 20 Hm3 para el mes de junio. Leer Más…

En el Día Mundial del Agua la sequía castiga duramente nuestros campos

Sequía

Hoy, coincidiendo con la conmemoración del Día Mundial del Agua, Unión de Uniones alerta de la sequía que amenaza los campos, sobre todo en el centro y sur de España, y pone en valor el esfuerzo y las inversiones de los agricultores para mejorar la gestión del recurso.

Unión de Uniones, con motivo de este día, toma como referencia los datos facilitados en la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos, en el que se recoge que, en la actualidad, existen en todo el Estado 3.774.286 has. regadas con una gran diversidad de cultivos.

La organización señala que más del 51% de estas hectáreas ya se hace por riego localizado que es el sistema más eficiente y de menor consumo de agua, gracias a las inversiones realizadas a su costa por los propios agricultores. Leer Más…

El PA’NÁ (Pacto Nacional del Agua)

Pacto Nacional del Agua
José Manuel de las Heras Cabañas.Coordinador Estatal de Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos

Otra vez, tras una sequía, la misma cantinela. Otra vez, con apariencia de mensaje buen rollista y diciéndonos que miran por el interés general, han resucitado la conveniencia de un supuesto pacto nacional del agua… total pa’ná.

Volvemos a escuchar los mismos mantras simplones y fantasiosos. “Agua para todos”, invocan aquellos que quieren fundamentalmente el agua de otros. “Hay que llevar el agua de donde sobra a donde falta”, sentencian muchos; pero sin aclarar donde está la que sobra, como almacenarla, ni para qué o para quiénes hace falta en otros destinos, ni tampoco cuánto es el coste económico, social y medioambiental de llevarla hasta allí. Leer Más…

La Comisión Europea propone normas para el uso agrícola de aguas residuales

Unión de Uniones se hace eco de la propuesta de nuevo reglamento presentado hoy por la Comisión para estimular y facilitar la reutilización del agua en la UE para el riego agrícola. Según la Comisión las nuevas normas ayudarán a los agricultores a hacer el mejor uso posible de las aguas residuales, al igual que aliviarán la escasez de agua, protegiendo al mismo tiempo al medio ambiente y a los consumidores.

El contenido grueso del futuro reglamento consistiría en la introducción de unos requisitos mínimos para la reutilización de las aguas residuales tratadas procedentes de instalaciones de tratamiento de aguas residuales urbanas, en relación con los elementos microbiológicos (por ejemplo, los niveles de la bacteria E. coli) y la frecuencia de los controles. La introducción de unos requisitos mínimos garantizará que el agua regenerada producida con arreglo a las nuevas normas sea segura para el riego. Leer Más…

Unión de Uniones destaca la importancia de la agricultura de regadío para la alimentación española y mundial


El riego por goteo en cultivos extensivos permite ahorrar una media de un 18% de agua frente al riego por aspersión flickr photo by Gobierno de Aragón shared under a Creative Commons (BY-NC-ND) license
  • Para producir una comida de menú del día se necesitan 7.733 litros de agua
  • 1ha de regadío genera cinco veces más empleo que 1ha de secano
  • Unión de Uniones recuerda que son las Administraciones Públicas quienes gestionan   el 90% del agua
  • “Si no fuera por las viñas de Castilla La Mancha y el olivar de Andalucía y los almendros y  agricultura mediterránea el desierto ya llegaría a Burgos”

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, ante el Día Mundial del Agua, pone el acento la importancia de este recurso, imprescindible para la producción de alimentos y recuerda que es la Administración Pública quien se encarga de su gestión.

Unión de Uniones, en ocasión de la celebración mundial del Día del Agua, pone de relieve la labor que realizan agricultores y ganaderos gestionando este bien público para producir  alimentos y recuerda, por un lado, que es el Gobierno, fundamentalmente a través de las Confederaciones Hidrográficas, quién lo administra y decide las concesiones y los volúmenes de los que podemos disponer los productores, y, por otro, que son los ciudadanos, en su alimentación, los consumidores últimos del recurso.

La organización apunta que, con los datos de la FAO  – Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura – en la mano, una comida de menú del día (ensalada mixta, bistec con patata y yogur de postre) necesita para ponerla sobre la mesa 7.750 litros de agua, lo que representaría un consumo anual de algo más 5,8 millones de litros de agua por ciudadano. En este sentido, el papel de agricultores y ganaderos es hacerlo posible aprovechando de la manera más eficaz, racional y sostenible este recurso.

Igualmente, Unión de Uniones recuerda que la escasez de precipitaciones, que es la tónica general en buena parte de España, ha hecho necesario regar del orden de unos 3,6 millones de hectáreas, que son el 21 % de la superficie total de cultivos y que esta superficie aporta en el entorno de un 60% de la producción final agraria, generando cinco veces más empleo cada hectárea de regadío que una de secano.

La organización rechaza de plano la criminalización que desde algunos ámbitos se hace del sector agrario con acusaciones generalizadas e infundadas de despilfarro de agua. Posicionándose de forma clara a favor de la implantación de sistemas eficientes de riego y por una gestión responsable y sostenible del recurso, Unión de Uniones recuerda que los agricultores vienen haciendo en los últimos años cuantiosas inversiones en sus explotaciones gracias a las cuales la superficie regada aplica sistemas localizados, con el menor uso posible del recurso.

Igualmente, la organización subraya la relevancia de la presencia de la agricultura en las zonas áridas y semiáridas del país, reduciendo la pérdida de suelo y la erosión y frenando el avance de la desertización, sobre todo en el Andalucía, Levante, Aragón y la Meseta.  De la misma manera, apunta la aportación que realiza en la lucha para mitigar el cambio climático, que puede aún ser más notable, si se adoptan las medidas adecuadas, gracias al secuestro de carbono que se deriva de la producción agraria.

“Si no fuera por las viñas de Castilla La Mancha y el olivar de Andalucía, quizá el desierto ya llegaría a Burgos” – afirman desde Unión de Uniones. – “Creemos que estos cultivos propios del Mediterráneo, como también los almendros, son muy importantes para el medio ambiente y la biodiversidad, pero también para la economía, de las zonas rurales y las urbanas, porque no olvidemos la gran importancia que tiene el sector agroalimentario dentro y fuera de España y el turismo, que valora nuestro paisaje y gastronomía” – añaden.

Por último, la organización insta a que en las posiciones políticas sobre el agua que están surgiendo a iniciativa del Gobierno o de otras formaciones políticas, se tengan en consideración las cuestiones apuntadas y que no se caiga en la tentación de considerar prescindible la agricultura de regadío así como pide que su gestión ni se privatice y mercantilice sino que mejore su gestión pública para que los agricultores y ganaderos pueden seguir produciendo alimentos y generando empleos.

Unión de Uniones de Castilla-La Mancha considera que trasvasar en la actual situación sería un atentado a la razón

Trasvase Tajo Segura

No se deberían aprobar trasvases hasta los 900-1.000 hm3 de reservas en cabecera del Tajo.

Unión de Uniones de Castilla-La Mancha opina que una decisión del Gobierno de la Nación en el sentido de aprobar en los próximos días un trasvase al Segura cuando los pantanos de cabecera del Tajo siguen en mínimos de su capacidad sería una irresponsabilidad y volver a la política ciega de “gastar lo que no se tiene”. Leer Más…

Ciudadanos y Unión de Uniones discuten los temas agrarios que han de ocupar la agenda política

La Plataforma en Defensa de la Agricultura Ecológica, también presente en la reunión, trasladó sus reivindicaciones a la Portavoz de la formación Política, Orlena de Miguel

Toledo, 16 de marzo de 2018.- Unión de Uniones y la Plataforma en Defensa de la Agricultura Ecológica de Castilla-La Mancha, en la reunión mantenida este jueves con Orlena de Miguel, portavoz de Ciudadanos en la región, han abordado las cuestiones agrarias que deben ocupar un lugar prioritario en la agenda política. El agua, la agricultura ecológica, los daños provocados a la agricultura y ganadería por la fauna silvestre y la reforma de la PAC, han sido algunas de las cuestiones tratadas en este primer encuentro.

Unión de Uniones, representada por su Presidente Andrés García, ha señalado a Ciudadanos el peso económico y social de la agricultura en la región y que las problemáticas de este sector y los ciudadanos del medio rural demandan un elevado grado de implicación política, en respuesta al cual, la portavoz de Ciudadanos ha manifestado la voluntad de su partido de hacerse presente en la articulación de las soluciones precisas.

En un asunto de vital importancia para la región, tanto Unión de Uniones como Ciudadanos, consideran que existen muchas necesidades por atender en Castilla-La Mancha. La organización agraria ha recordado que nuestra agricultura de regadío se ha visto castigada por una planificación hidrológica que ha recortado de manera significativa las dotaciones de riego en las cuencas de la región, mientras se han seguido enviando recursos al Segura a través del Trasvase hasta prácticamente consumir los pantanos de cabecera. Orlena de Miguel ha apuntado que su partido contempla soluciones en varios frentes, defendiendo el abastecimiento de las demandas castellano-manchegas, así como potenciando la captación de recursos y la mejora de su gestión. Unión de Uniones ha subrayado la importancia de disponer de infraestructuras para aprovechar esos recursos y ha criticado el recorte del 55 % desde 2012 de las inversiones del programa de regadíos en los presupuestos de la Consejería de Agricultura y su bajísimo nivel de ejecución sobre todo en estos dos últimos años. Leer Más…

El Gobierno regional pide que cesen las restricciones de agua impuestas a los agricultores y ganaderos de Castilla-La Mancha

  • Los regantes del Alto Guadiana, donde se concentra un tercio de la población de Castilla-La Mancha, son los agricultores con menos dotación de agua de España.
  • El Consejero de Agricultura, Martínez Arroyo solicita el mismo trato que al resto de regiones.
  • Por su parte, el Grupo Popular reclamaba finalizar la tramitación de la regularización de pozos en el Alto Guadiana, pendiente desde 2008. 

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha pedido hoy a los grupos políticos en las Cortes de Castilla-La Mancha que aprueben la propuesta para instar al Ministerio para que cesen las restricciones de agua impuestas a los agricultores de Castilla-La Mancha. Leer Más…

Cuando el río no suena

Por José Manuel de las Heras, Coordinador Estatal de la Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos

Que buena parte de este país es un secarral es algo que solemos olvidar hasta que una sequía como la actual, más larga, más dura y que ha llegado más al Norte, nos lo hace de nuevo presente, aunque no sea a todos de igual manera. Cuando a algunos ciudadanos les llega la recomendación de llenar los cacharros porque se va a cortar el grifo de 6 a 8, muchos agricultores ya hemos perdido las cosechas y muchos ganaderos llevan meses y meses alimentando a las reses con piensos y llevándoles agua con cisternas porque, ni quedan pastos, ni corren las fuentes.

Será el cambio climático, o no lo será… pero el Sáhara es como si se sintiese cada vez más cerca. Podemos consolarnos pensando que los veranos más largos y más cálidos, las lluvias más escasas y los inviernos sin nieves son anécdotas en un enigmático ciclo climático. Pero cada vez hay que tener más cuidado con las plagas y las enfermedades que nos vienen del Sur (y eso es porque cada vez nos parecemos más) y cada vez echamos antes a vendimiar, a cosechar y a coger aceitunas. Es así.

Y como siempre, mientras llueve andamos despreocupados cual cigarra y cuando el río deja de sonar esto de que somos un país de secano en un 80 %, nos pilla por sorpresa y con la planificación hidrológica tardía y chapucera. Entonces empiezan las urgencias y, para calmar ánimos, el Ministro o Ministra de turno vuelve a rescatar el Gran Pacto Nacional por el Agua, cuyo anuncio es recibido con parabienes y alharacas generalizadas. Natural que sea así, porque cada uno piensa en pactar que los demás le cedan a él el agua que necesita.

Luego la cosa se complica, claro. Porque lo el tema del agua políticamente es oro puro, dúctil y maleable, que puede deformarse y estirarse como convenga para amorterar intereses frente al enemigo común, ya sea para gritar “se la llevan” o “no nos quieren dar”. Y, así, el personal está entretenido hasta que llueve.

Mientras tanto, echamos un vistazo a la realidad hidrológica y lo que vemos es desolador. Un Ebro en su mínima expresión que se ha podido cruzar este año caminando a la altura de Zaragoza. De ese río se han alimentado con demagogia los sueños y utopías de miles de personas que viven a cientos de kilómetros de su recorrido y de su desembocadura.

En el Duero, este año, le hemos visto las orejas al lobo y hemos comprobado las deficiencias de gestión.

El Tajo está desangrado. En la cabecera los pantanos de Entrepeñas y Buendía son hoy poco más que un lodazal a base de trasvasar agua al Levante, no ya como si no hubiera ley, sino como si no hubiera un mañana. El río, a su paso por Aranjuez, Toledo y Talavera es un sumidero, con un caudal ridículo de algo que ni se parece al agua.

El Guadiana aún sobrevive en la parte extremeña de la cuenca, pero más arriba agoniza tras el fracaso de un Plan Especial del Alto Guadiana, que nació con Cristina Narbona para intentar poner orden en los acuíferos, que murió después con los incumplimientos presupuestarios del Gobierno socialista y al que los Populares dieron sepultura con gusto.

El Guadalquivir lo han convertido en el coto privado de la Junta de Andalucía y ahí andan haciendo equilibrios entre la creciente demanda de la riqueza económica de los olivares intensivos de Jaén y Córdoba y la riqueza ecológica de Doñana y las Marismas.

Y en el Segura, se hallan angustiosamente entre la espada de un trasvase política e hidrológicamente moribundo y la pared de su propia sed, inagotable, que no se sacia con el agua cara de unas desaladoras funcionando a medio gas.

Nos hemos aprendido el tantra del “agua para todos” y que el problema se soluciona llevando agua “de donde sobre a donde falta”. Lo que sucede es que siempre tenemos claro “de donde falta” pero “de donde sobra”, cada vez menos.

Nadie dice que esto sea fácil. Demasiados intereses encontrados. Lo sé. Pero la regulación hidráulica es competencia del Estado y por desgracia tenemos un Ministerio especialista en vender humo y hacer acuerdos virtuales, con foto incluida en la escalera del Caserón de Atocha donde aparecen sonrientes arropando a la Ministra gentes de buena fe, pero también mucho estómago agradecido y mucho postulante a beneficiario de alguna subvención. Por allí están pasando ahora los usuarios, ecologistas, consejeros, alcaldes, porque el Ministerio está en “fase de escucha” con lo del Pacto Nacional del Agua. Me temo que la ilusión durará lo que dure el flash cegador de la foto y que cuando recuperemos la vista nos toparemos con la dura realidad de un presupuesto del Ministerio en inversiones que se ha reducido en más de un 60 % en los últimos 8 años y que, además, es el capítulo con una ejecución más baja. ¡Y eso que según la instrucción del caso ACUAMED presuntamente se inflaban los contratos y facturas!

¿Hace falta consenso? Sí, sin duda. Pero sobre todo más inversión en infraestructuras, tanto del Gobierno central como de los autonómicos y poner a la cabeza de los organismos gestores a profesionales que sepan en esto del agua lo que se llevan entre manos y no que se sepan llevárselo entre las manos, que es otra cosa.

En cualquier caso, no nos engañemos. No es sólo una cuestión de política hidrológica. Si en un país de secano como el nuestro, la salida que nos ofrece la política agraria, toda ella liberalización de mercados, es competir con el resto del mundo a base de producir más kilos y más litros y a menos precio, la única duda que nos queda por despejar es si nos vamos a quedar antes sin agricultores o sin agua. Pongamos remedio antes de que ocurra cualquiera de las dos.