Unión de Uniones denuncia el recorte de ayudas PAC y el retraso de su anticipo

Aplicación Ministerio PAC

Se confirma la rebaja de derechos de pago que ya había anunciado la organización

Un programa informático bloquea el pago de cerca de 400 millones de fondos europeos a 140.000 castellano-manchegos

La organización pide responsabilidades por la mala gestión de esta campaña PAC

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos denuncia que la aplicación del nuevo modelo de PAC aprobada en la pasada Reforma supone, tal y como avanzó la organización ya en febrero pasado, un recorte generalizado de los derechos de pago de los beneficiarios, que podría cifrarse entre el 9 % y el 16 % según las comprobaciones realizadas por la organización.

Así mismo Unión de Uniones critica que el deficiente funcionamiento de la aplicación informática del Ministerio esté siendo el motivo o la excusa para retrasar, en aquellas Comunidades Autónomas que lo utilizan, el pago del anticipo de las ayudas.

El importe total del adelanto que deberían empezar a recibir hoy los agricultores y ganaderos en toda España ascendería a unos 3.222, de los cuales 2.750 millones de euros serían en concepto de pago básico más grenning, otros 409 millones de euros de ayudas sectoriales y 63 más del complemento a jóvenes. El anticipo en las Comunidades Autónomas afectadas por el retraso supondría en el entorno de los 2.200 millones de euros, sin incluir ayudas asociadas y jóvenes, y afectaría a cerca de más de 716.000 beneficiarios. En el caso de Castilla-La Mancha se trataría de unos 400 millones de euros para unos 140.000 posibles perceptores.

A diferencia de Castilla y León, que iniciará inmediatamente los abonos al utilizar su propia aplicación, algunos responsables autonómicos de administraciones usuarias de la plataforma informática del Ministerio han anunciado que como muy pronto los agricultores y ganaderos de sus regiones podrían empezar a recibir el dinero en la primera quincena de noviembre. No obstante, fuentes internas de algunas de esas Consejería a las que Unión de Uniones ha tenido acceso, han reconocido que los plazos podrían dilatarse sin compromisos de fechas concretas.

La Unión de Uniones considera un despropósito que, tras el despliegue mediático del Ministerio para anunciar el anticipo de las ayudas, los beneficiarios de la PAC de las Comunidades Autónomas de Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Cantabria, Castilla–La Mancha, Extremadura, Galicia, Madrid, Murcia, Navarra, La Rioja y Valencia no los reciban.

Para la organización resulta inadmisible que se utilice como coartada las deficiencias en el funcionamiento de una aplicación informática, cuyo coste de ejecución se eleva a 10 millones de euros más otros entre 2 y 3 millones de euros anuales de mantenimiento, sin que nadie en el Ministerio y en las Comunidades Autónomas afectadas asuma y/o exija responsabilidades por los perjuicios que se está ocasionado a los agricultores y ganaderos. Hay que recordar ahora los fallos del sistema que congestionaron la fase de captura de solicitudes y multiplicaron las incidencias en los expedientes y que el anticipo se aprobó, y en mayor porcentaje que en años precedentes, en consideración a la grave situación económica en determinados sectores agrícolas y las dificultades financieras y problemas de tesorería de los beneficiarios. Una situación, esta última, que ahora no está siendo atendida al retrasarse los pagos.

La Unión de Uniones, que ya pidió agilidad a las Administraciones cuando el anticipo fue anunciado, insta de nuevo tanto al Ministerio como a las Comunidades Autónomas a que procedan con la máxima diligencia a resolver las dificultades que permitan poner el dinero del anticipo en el bolsillo de los agricultores y ganaderos y señala, además, que debería procederse, por los mismos argumentos que justifican el anticipo, a completar los pagos al 100 % de su cuantía a partir del 1 de diciembre, tal y como también contempla la normativa comunitaria, y siempre antes de acabar el año.

Menos dinero del prometido

Por otro lado, la Unión de Uniones ha realizado un muestreo de comprobaciones sobre el importe de los derechos provisionales de pago básico más greening comunicados por el FEGA a los interesados, pudiendo constatar que se dan recortes generalizados que oscilan en alrededor de entre el 9 % y el 15 % sobre las cantidades percibidas en 2014 y aún mayores sobre los importes de 2013, debido al recorte inicial superior al 8 % que ya se realizado el pasado ejercicio. Por añadidura, en los importes provisionales comunicados por el FEGA no se incluyen las correcciones financieras por disciplina financiera, lo que podría reducir aún más las cantidades finales a percibir en esta campaña.

Si bien se trata de una asignación provisional, esto confirmaría los temores de la organización, manifestados ya en febrero pasado, de que el modelo de aplicación de la PAC tras la Reforma suponía una rebaja muy relevante de los derechos de cobro de los agricultores y ganaderos para los próximos años. Ello unido a la laxa definición de agricultor activo, la ausencia de topes máximos de ayuda por explotación y el debilitamiento de los mecanismos de regulación de los mercado, configuran en PAC netamente negativa para los productores y que, en opinión de la organización, debería ser revisada cuanto antes.

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: