Los Ministros sin ideas para afrontar las crisis agrícolas

16 05 17 Consejo Ministros Agricultura UE

La Unión de Uniones extrae como conclusión del Consejo de Agricultura de la UE celebrado este miércoles 17 de mayo en Bruselas que los Ministros están sin ideas para afrontar la grave situación que arrastran los sectores lácteo, porcino y de frutas y hortalizas y se han limitado a constatar, puesto que reconocen la persistencia de las crisis, la ineficacia de las medidas acordadas en septiembre de 2015 y marzo pasado, de la que no se ha gastado ni la mitad del presupuesto, y a someter la evolución del mercado “a una estrecha vigilancia”.

La organización considera que las actuales crisis son brotes sintomáticos de una recesión del modelo de agricultura europeo ocasionado por la deriva de la Política Agrícola Común hacia la desregulación de los mercados y las concesiones en el ámbito de las relaciones comerciales internacionales. Sólo así se explica, por ejemplo, que los mismos Ministros que aprobaron en su momento la desaparición de las cuotas lácteas, barajen ahora la necesidad de “reequilibrar oferta y demanda” imponiendo a los ganaderos sacrificios de reducción de la producción, previsiblemente sin compensaciones (o lo que sería peor, pagadas en parte por los propios ganaderos a través de una cotización interprofesional) y sin garantías de que ello repercuta en un incremento de precio en origen.

Unión de Uniones estima imprescindibles nuevas medidas y apoyos de urgencia para las crisis sectoriales, pero cree que es el modelo agrario europeo, vinculado al territorio, al medio ambiente y al mundo rural, lo que está siendo atacado con las últimas reformas de la PAC aprobadas. Mientras no se oriente la PAC a la defensa de ese modelo y se proteja a los productores y a los consumidores europeos de las agresiones comerciales externas a la UE, seguiremos sufriendo crisis continuas con el consiguiente deterioro del sector agrario, del tejido socioeconómico del medio rural y de las garantías para el consumidor.

Los ministros están sin ideas porque la PAC que han diseñado está en el origen del problema y se niegan a reconocer su error y a contentarse con remozar su fachada mediante propuestas como la de Simplificación de la PAC, que ha sido también tratada nuevamente en el Consejo de Ministros de Agricultura, igualmente sin avances visibles para los agricultores y ganaderos que se enfrentan a unos mecanismos de aplicación tan ineficientes como siempre, pero cada vez más complejos y con mayores niveles de exigencia.

En relación a esto último, el Consejo ha debatido también sobre el bienestar animal y la creación de una plataforma para mejorar la aplicación de la legislación vigente que responda a las inquietudes de los ciudadanos europeos a favor del bienestar animal. Desde el punto de vista de la Unión de Uniones, las medidas que se adopten serán un fraude a dichos ciudadanos si se sigue aumentando la apertura del mercado europeo a las importaciones de carnes y otros productos procedentes de países donde dichas normas no se respetan y donde se utilizan sustancias para la cría del ganado prohibidas hoy para su uso la Unión Europea.

En relación a la vinculación entre agricultura y clima, tema también incluido en la agenda del Consejo de hoy en atención a la orientación de las pasadas reformas hacia una agricultura medioambientalmente sostenible, la Unión de Uniones subraya que la agricultura puede ser la parte de la solución al problema del cambio climático y que, igualmente, el sector debe ser capaz de manejar la bioeconomía como una oportunidad. No obstante, debe hacerse desde los poderes públicos un profundo examen sobre si las directrices de la PAC en los últimos años, contribuyen realmente a hacerlo factible o si únicamente acaban traduciéndose en mayores niveles de exigencias que sitúan a las producciones europeas en inferioridad competitiva frente a las producciones foráneas que no están sujetas a ellas.

Por estas razones, a la Unión de Uniones le preocupa extraordinariamente la evolución de los Acuerdos de Libre Comercio, sobre los que la Comisión ha informado al Consejo, particularmente el TTIP con intención de cerrarlo antes de acabar el año, así como el acuerdo CETA con Canadá y el tratado con Mercosur. La organización considera, que los Ministros ni disponen de informaciones suficientes, ni las están exigiendo, acerca de los efectos acumulados de dichos tratados sobre los sectores productivos, y los ciudadanos que en ellos tienen su medio de vida, que tienen la obligación de defender; y por lo tanto reclama de todas las instituciones europeas que no se den pasos precipitados hacia nuevas concesiones que sólo contribuirán a agravar de forma irreversible el deterioro del modelo agrario europeo.

Unión de Uniones crítica que las grandes declaraciones sobre un PAC más “ética”, más sostenible, más generadora de economía rural, que suelen desprenderse del Consejo como conclusiones, suelan quedarse sólo en eso, en meras declaraciones, y que después se lleven a cabo, por acción o inacción, políticas que van exactamente en sentido contrario.

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: