Unión de Uniones pide al Ministerio ampliar el plazo de solicitud de nuevas plantaciones de viñedo

MAGRAMA Vino 16 02 04 (3)

Para hacerlo coincidir con la ventanilla de la PAC y facilitar el acceso a los nuevos viticultores

  • El régimen de autorizaciones debe cambiarse para regionalizar las autorizaciones, priorizar en favor de los jóvenes que se incorporan y la redimensión de explotaciones y establecer límites máximos de concesión por explotación
  • La organización ha mostrado su desacuerdo en el procedimiento de constitución y reconocimiento de la Interprofesional de Vino y en la legitimidad de la misma para recaudar dinero mediante extensión de norma.

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos ha presentado al Ministerio, en una reunión mantenida este jueves con la Dirección General de Producciones y Mercados y con la Dirección General de Industria Agroalimentaria, su posición respecto del régimen de nuevas autorizaciones de viñedo y sobre la Interprofesional del sector.

La organización, que ya presentó alegaciones al borrador de la resolución de autorizaciones de viñedo, considera que se podría haber llegado al cupo del 1 % máximo que establece la reglamentación comunitaria. Unión de Uniones estima que el Ministerio debería haber tenido en cuenta que, con este sistema de autorizaciones, desaparece tanto la posibilidad de transferir derechos entre viticultores, como el acceso a las Reservas Regionales de Derechos de Replantación, con lo que se perderán en el futuro las autorizaciones no ejecutadas en su período de vida. Además, entre los años 2012 y 2015 el potencial vitícola español se ha reducido en un 2,5 %. Ambas cuestiones hacían recomendable, en opinión de la Unión de Uniones, haber ido al cupo máximo de autorización de nuevas plantaciones en España, tal y como han hecho, por ejemplo, Francia e Italia.

Por otro lado, publicada ya la convocatoria de este año el día 30 de enero mediante una Resolución de la Dirección General de Producciones y Mercados Agrarios del MAGRAMA, la Unión de Uniones considera que el régimen de autorizaciones debe modificarse de cara a próximos ejercicios, toda vez que algunas de los cambios sugeridos por la organización deberán negociarse en Bruselas. Unión de Uniones ha propuesto una regionalización de las nuevas plantaciones, así como contemplar como beneficiarios preferentes en la concesión a los agricultores jóvenes en incorporación y viticultores que inviertan en redimensionamiento de superficies y fijar límites máximos de hectáreas de autorización por explotación. Algunas de estas cuestiones deberán negociarse directamente en Bruselas

De momento, para el Ministerio ha decidido autorizar como máximo para repartir este año un total de 4.173 hectáreas. Con el fin de facilitar el procedimiento de solicitud esta campaña, Unión de Uniones ha pedido al Ministerio de Agricultura que amplíe el plazo, fijado de momento hasta el 15 de marzo, para hacerlo coincidir con el período de cumplimentación de la PAC, propuesta que el Ministerio ha tomado en consideración para su estudio. De todas maneras, con los plazos previstos de resolución y comunicaciones va a ser prácticamente imposible que los agricultores a los que se les aprueben un cupo de autorización para hacer nuevas plantaciones las puedan poner hasta el próximo año (recordamos que una vez concedidas hay tres campaña para ejecutarlas).

Llama la atención que solo cuatro Denominaciones de Origen hayan puesto límites a que esas nuevas plantaciones vayan a sus territorios. Algunas de ellas, en concreto Rioja, Navarra, Ribera del Duero y Chacolí de Bizkaia, no quieren correr el riesgo de que un cupo excesivo de nueva plantaciones ponga en peligro su equilibrio de mercado. La mayor parte de ellas, ninguna de las de Castilla-La Mancha, no ha hecho ninguna alegación al Ministerio. Una situación que contrasta, sin embargo, con el hecho de que la Consejería de Agricultura le pidiera al Ministerio que aprobase la mitad de autorizaciones que finalmente han salido en la convocatoria.

Tampoco ha hecho ninguna alegación la Interprofesional del Vino que es otra de las entidades que debería haber dado su opinión, si es que tiene realmente vocación de ser un agente de ordenación del sector. Seguramente andaban ocupados preparando la petición al Ministerio de Extensión de Norma por la que se quiere recaudar del sector la friolera de 5,7 millones de euros anuales durante las próximas campañas.

Precisamente en la reunión, la Unión de Uniones le expresó al Ministerio su desacuerdo tanto en el procedimiento de reconocimiento de la Interprofesional de Vino, como en la citada extensión de norma  y que, con objeto de dirimir esta cuestión, llegado el caso, la organización hará uso de los instrumentos legales a su disposición tanto a nivel estatal como comunitario.

En la derecha en primer plano Fernando Miranda, Director General de producciones y mercados; al fondo Fernando Burgaz, Director General de la Industria Alimentaria

 En la izquierda en primer plano Ricardo Sanchez, Sectorial Vitivinícola de la Unión de Uniones; Luis Javier Navarro, responsable de sectores agrícolas de la Comisión Ejecutiva de Unión de Uniones; Joan Santó, responsable de la Sectorial Vitivinícola de la Unión de Uniones y al fondo Constantino Gil Técnico Coordinador de la Sectorial Vitivinícola de la Unión de Uniones

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: