Las 22 novedades de la PAC para 2017

novedades de la PAC 2017
  • Pese a lo que pueda oírse por ahí, no hay cambios trascendentales en cuanto a las condiciones para ser beneficiarios de las ayudas PAC
  • En 2017 también habrá ayuda nacional a los frutos secos
  • Se aumentan las condiciones de productividad para las ayudas asociadas al ovino y caprino

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (ahora MAPAMA) publicó en el BOE el pasado sábado 31 de diciembre de 2016, el Real Decreto 745/2016 que introduce algunas modificaciones en el sistema de ayudas de la PAC.

La nueva norma contempla cambios en cuatro Reales Decretos: el 1075/2014 (que regula los pagos directos); el 1076/2014 (sobre la asignación de los derechos de pago); el 1077/2014 (que define el Sistema de Información Geográfica); y el 1078/2014 (que establece las normas de condicionalidad).  Además, se deroga también el Real Decreto 1839/1997, sobre las cesiones y reserva de derechos de prima de ovino y caprino y vacas nodrizas, porque con la reforma de la PAC dichos derechos han desaparecido y la norma se había quedado obsoleta.

novedades PAC 2017

 

Más ruido que nueces con el agricultor activo.

Las modificaciones que han venido precedidas de una mayor polémica, por las noticias que iban apareciendo durante la elaboración de este Real Decreto, han sido sin duda las relativas a la definición de agricultor activo y de actividad agraria. Estas modificaciones el Ministerio, en el preámbulo del Real Decreto, las justifica con los “requerimientos e interpretaciones dadas por la Comisión Europea”, “la auditoría financiera realizada este año a España” y la “Sentencia del Tribunal Supremo de 11 de octubre de 2016, nº 2191/2015”.

La Sentencia a la que alude el Ministerio hace referencia base a un contencioso administrativo de la Generalitat de Catalunya, como consecuencia del cual el Tribunal anula el artículo 8.3 del RD 1075/2016 (se recurren más cosas, pero solo se le da la razón en ésta). El 8.3 es donde dispone que si no se cumple la regla 80-20 (o sea tener al menos un 20 % al menos de ingresos por ventas en relación a los ingresos totales) en alguno de los tres períodos impositivos más recientes se entra en situación de riesgo. La Generalitat de Catalunya sostenía en su recurso que la regla 80-20 no puede ser utilizada por el Ministerio para delimitar quien se queda fuera de las ayudas porque sus ”actividades agrarias representan sólo una parte insignificante del conjunto de sus actividades económicas”; ya que el parámetro comparativo que usa el Ministerio no son los ingresos agrarios sobre los totales, sino solo los ingresos agrarios que no son ayudas, sobre los ingresos agrarios totales.

En definitiva, el Tribunal le dice al Ministerio que no ha definido bien el agricultor activo y se alinea bastante con lo que la Unión de Uniones siempre ha defendido y sobre lo que justificamos nuestra petición de que sean agricultores activos aquellos cuyos ingresos agrarios representa al menos un 25 % de sus ingresos totales.

Dicho lo cual, el Ministerio usa esta excusa para suprimir por completo el artículo 8 de determinación de la figura de agricultor activo (con los matices que a continuación explicaremos), en lugar de avanzar en la dirección correcta que es la de aproximar la definición de agricultor activo a la de agricultor profesional.

En cualquier caso, desde que se publicó por primera vez el Real Decreto 1075/2014 (hace ya dos años) la definición de agricultor activo era absolutamente flexible y, aunque inicialmente se comprobase el cumplimiento de la regla 20-80, se incluían después tanta excepciones que al final puede acabar cobrando ayudas cualquiera que pueda demostrar que asume el riesgo empresarial de la explotación.

Ahora, después de cambiar todo lo que el Ministerio cambia, se llega exactamente al mismo término, porque desaparece del artículo 8 (donde se establecía la regla 20-80), pero se mantiene dicha regla entre las condiciones cuyo incumplimiento da lugar a la situación de riesgo que puede resolverse con la demostración de asunción del riesgo empresarial. O sea, que han cambiado todo lo necesario para que todo siga igual.

Y explicamos los cambios…

La afirmación de que los requisitos para ser beneficiarios de las ayudas no ha cambiado en nada es la siguiente:

1.- El artículo 8 sobre definición de agricultor activo, desaparece, con los siguientes matices.

    • Ya no aparece como tal el requisito de cumplir la regla 20-80 para percibir ayudas directas. Pero en realidad, como hemos explicado, esto cambia muy poco o nada la situación real. Hay que tener en cuenta que ya con el Real Decreto en su redacción original, la proporción de ingresos por ventas sobre los ingresos agrarios totales es una condición más nominal que otra cosa, pues incluso si no se cumple en los tres períodos impositivos más recientes, aún se podía ser beneficiario de la ayuda, aunque en situación de riesgo, acreditando que se asume el riesgo empresarial de la actividad. Con el nuevo Real Decreto el no cumplimiento de la regla del 20-80 sigue considerándose como una situación de riesgo que puede solventarse y cobrar las ayudas acreditando la asunción del riesgo empresarial. O sea, lo mismo… Eso sí… es otro paso en el camino incorrecto. Además la redacción de toda esta parte queda bastante confusa, porque ya no se determina que es agricultor activo, pero constantemente se sigue haciendo referencia al agricultor activo en el texto.
    • La exigencia para cobrar las ayudas de estar inscrito en los registros correspondientes no desaparece (como algunos llegaron a afirmar equivocadamente en algún momento), sino que se traslada a otro apartado como requerimiento de la solicitud única.
    • Lo que si se suprime (y es por donde podía venir la equivocación de esos algunos) es la condición de estar en el REGA si se pretende asignación de derechos en pastos permanentes… pero es que una vez realizada la asignación inicial en 2015 mantener esa condición tiene poco sentido. No obstante, sí que se incluye, como es normal, esta condición para aquellos solicitantes a la Reserva Nacional que deseen asignación de derechos de ésta a superficies de pastos permanentes. De todas formas se sigue manteniendo que la actividad ganadera en pastos se considerará actividad agraria si se declara REGA (además de otras condiciones de sistema productivo y carga ganadera), y que si no se cumplen las mismas se entra en situación de riesgo. En este aspecto, los cambios también representan poco.

2.- El artículo 8, que era el de determinación de la figura de agricultor activo, pasa a ser el de Actividades Excluidas, es decir la lista negra de personas o entidades que no pueden cobrar ayudas inicialmente por ser titulares de aeropuertos ), en donde la modificación de mayor trascendencia es que se consideran también incluidas en la lista negra si los potenciales beneficiarios ejercen el control sobre una entidad asociada que deba estar excluida por dicha lista, o tratándose de personas jurídicas o grupos de las mismas si son propiedad de dicha entidad.

3.- Se concretan determinadas condiciones para que personas físicas o jurídicas que entren en la “lista negra”, puedan salir de ella:

  • Personas físicas en la lista negra saldrán de ella (y podrán cobrar ayudas) si antes del fin del período de solicitud están dados de alta en el SETA y que cumplen el resto de condiciones para ser activos.
  • Personas jurídicas en la lista negra saldrán de ella (y podrán cobrar ayudas) incluso si no cumplen la condición de 20-80 (uno de los medios de salir) con que demuestren que ejercen la actividad agraria y asumen el riesgo empresarial de la misma).

Otros cambios.

El resto de cambios que incluye el nuevo Real Decreto son los que a continuación se recogen:

4.- Se incluye como actividad agraria la siega en recintos de pastos.

5.- Se suprime el límite mínimo de 0,2 hectáreas por solicitud para cobrar el pago básico (aunque lo más probablemente quede sin efecto real por estar superado por el límite de importe mínimo de ayudas directas, que ya sube en 2017 a 300 euros por solicitud).

6.- Se concretan las condiciones en las que se considera que una persona jurídica puede beneficiarse del complemento a jóvenes, en cuanto a la definición del control del joven sobre la misma, eliminando la restricción (tanto para esto como para acceder a la Reserva de Derechos) al porcentaje de participación del joven en la sociedad.

7.- Se realizan adaptaciones técnicas en las ayudas de arroz, proteicos, remolacha y algodón (sobre la fecha a considerar para admitir semillas autorizadas como válidas a efectos de ayuda) y del tomate para industria (reduciendo el volumen de semillas por hectárea a 22.000 y flexibilizando las condiciones de contratación compatibles con la ayuda).

8.- Queda expresamente reflejada la posibilidad de trasvasar fondos entre líneas de ayudas asociadas de un mismo sector.

Ojo con los cambios en las ayudas ganaderas y los pequeños agricultores.

9.- Se realizan adaptaciones técnicas en las ayudas asociadas ganaderas sobre la fecha de consideración de animales elegibles y, en el caso de ovino y caprino, se eleva el umbral mínimo de movimiento de corderos o cabritos (0,4 a 0,6) y se aumenta la producción mínima de leche (de 60 a 80 litros en ovino y de 100 a 200 litros en cabra) que permiten acceder a las ayudas. Para las ayudas de 2017 estos límites en el ovino y caprino se contabilizarán en referencia al año natural 2017, pero ya a partir del 2018 y siguientes se contabilizarán entre el 1 de junio del año anterior a la solicitud y el 31 de mayo del año de la solicitud.

10.- En vaca nodriza se modifica el momento en que las vacas deben cumplir el requisito de haber parido en los 20 meses anteriores. De manera similar, en las ayudas asociadas al vacuno de leche se modifica el momento en que las vacas deben cumplir el requisito de tener una edad igual o superior a 24 meses. En ambas se establece una fecha fija (30 de abril) en lugar de la fecha fin de solicitud, para facilitar la gestión.

11.- Se aclara que en el régimen de pequeños agricultores las hectáreas a mantener no tienen por qué estar en la misma región inicial de asignación y que, además, quien esté en este régimen y reciban derechos de pago básico (por cesión, por ejemplo) no podrán cobrarlos (para lo que deberían renunciar a ser pequeño agricultor), pero podrán cederlos a otro agricultor activo.

12.- Se concreta la definición de cultivo principal y secundario (sin variarlas sustancialmente), que a partir de ahora pasarán a denominarse “cultivo declarado a efectos de diversificación” y “otros cultivos”, respectivamente.

13.- En la posibilidad de no reclamar reembolsos de pagos indebidamente percibidos inferiores a 100 euros computan también las ayudas al desarrollo rural.

14.- Habrá ayuda nacional a frutos secos también en 2017.

15.- Sobre la no repetición de cultivos fijadores de nitrógeno en el mismo recinto o la no sucesión de barbechos sobre este tipo de cultivos, se aclara que esa limitación se aplica si el cultivo precedente se justificó como de interés ecológico.

16.- Se admiten como superficies de interés ecológico los cultivos de soja y cacahuete.

17.- En caso de concentración parcelaria se han dado problemas en la activación de derechos, ya que los recintos ante y post concentración podían no ser de la misma región. Se faculta a las CCAA para que adopten las actuaciones necesarias para la correcta gestión.

18.- Se especifican con un mayor detalle las condiciones para que una persona jurídica pueda optar a la reserva de derechos como nuevo agricultor. En un principio el Ministerio tenía pensando exigir que todos los socios de la entidad tuvieran que haber estado sin ejercer actividad agraria en los 5 años anteriores a inicio de la nueva actividad. Finalmente se ha aceptado una de las alegaciones de nuestra organización, porque pedir esa condición a todos los socios era excesivo, y en el texto final del Real Decreto, esta exigencia solo se aplica al nuevo agricultor que ejerza el control de la entidad, que además, deberá estar de alta en Seguridad Social correspondiente a su actividad agraria).

19.- No se aplicarán retenciones en cesiones cuando el cedente esté afectado de reducción de superficie por intervención pública (expropiación, concentración).

20.- Se detalla la documentación a presentar en 2017 para solicitar derechos a la Reserva por no haber podido presentar la solicitud en 2015 por causas de fuerza mayor o excepcionales.

21.- Se deroga el RD 1839/1997 (transferencias, cesiones y reservas de primas de ovino y caprino y vacas nodrizas).

22.- Los cambios han entrado en vigor a 1 de enero de 2017 (salvo el introducido en el artículo 86 del RD 1075/2015, que tiene que ver con el momento de estimación antes del 15 de octubre de 2015, del importe de asignación inicial a efectos de inclusión o no en el régimen de pequeños agricultores).

Lo que pidió la Unión de Uniones.

Cuando en verano pasado, y más recientemente a finales casi de 2016, el Ministerio nos remitió el borrador de los cambios que pensaba introducir, la Unión de Uniones presentó alegaciones y nos han hecho caso, pero en un par de cosas menores.

En el tema de las ayudas asociadas al ovino y caprino, pedimos que se mantuvieran sin cambios, ni en cuanto a subir los mínimos de productividad exigidos para cobrarla, ni en cuanto a las fechas, porque se podía dar un solapamiento de parte de dos campañas, sin que, además los ganaderos tuvieran tiempo de tomar ninguna decisión para acondicionar su explotación a las nuevas condiciones requeridas. Finalmente el Ministerio ha establecido que transitoriamente para 2017 se contabilicen los corderos y cabritos en el año natural.

La segunda cuestión en la que nos han hecho caso es que no exigir a todos los socios de una entidad jurídica que desea pedir derechos a la Reserva (por nuevo agricultor) que no hubieran ejercido actividad agraria en los 5 años anteriores. Parecía excesivo pedir esta condición a todos y en el texto definitivo este requisito solo se pide al nuevo agricultor que realice el control efectivo de la persona jurídica.

Sin embargo en otras cuestiones más importantes que nuestra organización también solicitaba, el Ministerio no ha movido ficha, entre ellas y por citar la de mayor relevancia, la de abordar una verdadera modificación de la figura de agricultor activo que haga que quien reciba las ayudas de la PAC sea de verdad quien se dedique a la agricultura y la ganadería de una manera profesional y tenga en esta actividad una parte significativa de su medio de vida.

 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: