Archivo | Elecciones en el campo RSS for this section

Unión de Uniones de Castilla-La Mancha reitera su petición de incorporarse al Consejo Asesor Agrario

Andrés García Vaquero, Presidente de Unión de Uniones de Castilla-La Mancha
A la vista de la anunciada revisión de la normativa que lo regula, la organización considera que debe ser un órgano no excluyente, que integre también a sindicatos y consumidores.
Unión de Uniones reclama que se clarifique la representatividad del sector convocando elecciones en el campo

Unión de Uniones de Castilla-La Mancha se ha dirigido por escrito al Consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, para requerirle la incorporación de la organización al Consejo Asesor Agrario, para el que se ha anunciado una reforma de funcionamiento y composición. La organización considera que, en ausencia de unas elecciones al campo que permitan a los agricultores y ganaderos decidir quién debe representarlos en las instituciones, está tan legitimada como el resto de OPAs de la región para formar parte de este órgano y del marco institucional de interlocución.

En Castilla-La Mancha no existe un procedimiento establecido para medir la representatividad de las organizaciones profesionales agrarias. La Ley 1/1996 de Cámaras Agrarias contemplaba la celebración de unas elecciones a estos órganos que nunca llegaron a celebrarse y, de hecho, las Cámaras no ejercen en la actualidad el papel que en su momento pudieron desarrollar y son Corporaciones de Derecho Público bajo la tutela administrativa y económica de la propia Consejería de Agricultura y Medio Ambiente.

Por lo tanto, existe de hecho un marco de interlocución, del que forma parte el Consejo Asesor Agrario y otros como el Consejo de Seguimiento del PDR, en los que es la propia Consejería quien decide quien se sienta a representar a los agricultores y ganaderos. Ello supone, en opinión de Unión de Uniones, un déficit democrático grave al dejar en manos del Gobierno y no de los ciudadanos la capacidad de elegir a quien ejerce el derecho a la participación institucional. Leer Más…

Unión de Uniones consolida su posición como segundo sindicato agrario en las elecciones al campo celebradas hasta el momento

  • Unión de Uniones agradece a sus votantes los resultados conseguidos y afirma que seguirá luchando por agricultores y ganaderos en libertad y sin hipotecas
  • Jose Manuel de las Heras, coordinador estatal, felicita a ASAJA por su resultado

Gracias a los resultados obtenidos en las elecciones al campo celebradas en Castilla y León, en donde ha mejorado sus resultados respecto de las elecciones celebradas en 2012 obteniendo un 26,43 % de los votos emitidos a organizaciones agrarias, Unión de Uniones se posiciona como segunda fuerza sindical del sector agrario con un  33,04 % de representatividad obtenido en los procesos autonómicos celebrados hasta la fecha.

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos hace una valoración positiva del ejercicio democrático realizado este domingo en Castilla y León y confía en que pronto se ponga en marcha en otras comunidades como se ha anunciado ya en la Comunidad Valenciana y que se logre también a nivel estatal. Leer Más…

Unión de Uniones pide a los Reyes Magos lluvia, elecciones al campo y mejoras en la cadena agroalimentaria

Carta a los Reyes Magos
Hace falta presupuestos y voluntad política para afrontar los problemas del campo

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, tras haber hecho un balance del año 2017 que caracterizaba de seco y pobre en soluciones, pide a los Reyes Magos que 2018 tenga unas condiciones climatológicas favorables, y que, por fin, la ministra ponga en marcha la maquinaria para convocar elecciones y que los beneficios de la cadena alimentaria se repartan de manera más justa.

Unión de Uniones, quien ya se mostrara preocupada por las consecuencias que ha generado la sequía para la agricultura y la ganadería, pide que 2017 sea una excepción y que en este nuevo año el tiempo y el clima sean más benévolos, a pesar de que ello no está en mano de los gobiernos, ni las administraciones. Lo que sí depende de los poderes públicos es afrontar los problemas y, en este sentido, la organización considera que el Ministerio debería dotar de mayor presupuesto a los seguros agrarios para dar respuesta a las realidades que suceden en el campo y recuperar los montantes del capítulo de inversiones para permitir una gestión más eficaz de los recursos hídricos. Leer Más…

Unión de Uniones reclama que se ponga fin al “corralito” y se convoquen elecciones al campo

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos se muestra satisfecha por las elecciones anunciadas recientemente en la Comunitat Valenciana y confía en que se pueda seguir replicando esta práctica en otras comunidades autónomas y, sobre todo, a nivel estatal.

Unión de Uniones hace suyo el adjetivo con el que describió Arias Cañete, hace unos años, a la situación de la representatividad en el campo que, decía, seguía, el “modelo del corralito”. De esta forma, la organización, pide que se pongan en marcha todos los mecanismos oportunos porque, de esas declaraciones, ya han pasado 5 años, tiempo suficiente, según Unión de Uniones, para haber tramitado toda la burocracia que acompaña a una convocatoria de elecciones al campo.

La organización considera que el modelo existente no está legitimado. “           Quien piense que la realidad no cambia en 20 años, se equivoca” – afirma José Manuel de las Heras, coordinador estatal Unión de Uniones – “Quienes critican a nuestra organización diciendo que no es representativa, se confunden, lo es igual que la de ellos, porque la representatividad se mide en las urnas y son unas urnas que hace tiempo que no se colocan en muchos sitios” – añade Jose Manuel de las Heras.

Así mismo, Unión de Uniones pone de manifiesto su posición respecto a las otras OPAS, teniendo en consideración en los lugares donde se han celebrado elecciones – Castilla y León, (2012), Comunidad de Madrid (2014), Cataluña (2016) y Extremadura (2017) – siendo la segunda organización agraria que ha contado con más apoyos.

Situación en las comunidades autónomas

En Castilla y León, si bien las elecciones estaban previstas para que se realizasen este año, se está valorando desde la Consejería su retraso sin fecha definida. Desde UCCL consideran que este hecho es inaceptable, dado que el único condicionante por el que se produce este retraso, es por la petición de la Alianza UPA-COAG.

Por su parte, LA UNIÓ de Llauradors ha solicitado que se incorpore a los Presupuestos de 2018 de la Comunitat la partida prevista para las elecciones al campo y que, de alguna manera, se dé un paso al frente en este sentido, tras haber anunciado su convocatoria hace una semana.

Las últimas, se celebraron en Cataluña y Extremadura, donde Unión de Uniones, a través de sus organizaciones territoriales, Unió de Pagesos y la Unión de Extremadura, consiguieron cerca de un 56 % y un 14,3 % de los votos.

Contagiados por las convocatorias en la Comunitat Valenciana y Castilla y León, otras comunidades autónomas como Castilla La Mancha, confían en que también puedan elegir a sus representantes, sin por ello renunciar al marco estatal de consulta.

En este sentido, desde UGAMA, en la Comunidad de Madrid donde sí se celebran regularmente elecciones, consideran que el proceso electoral debe servir realmente y con el único fin de constituir un órgano representativo.

Unión de Uniones, junto con todas sus organizaciones territoriales cree que es necesario unificar el proceso electoral en todas las comunidades autónomas y, sobre todo, elegir a nivel estatal y que sean los resultados electorales el único termómetro de la representatividad.

Unión de Uniones agradece a los agricultores el apoyo dado a la Unión de Extremadura en las elecciones al campo

Elecciones al campo

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos hace una valoración positiva por el ejercicio democrático realizado ayer en Extremadura y confía en que pronto se ponga en marcha el reglamento que sea la ante sala de las elecciones estatales.

Unión de Uniones, a través de su coordinador estatal, José Manuel De Las Heras, quien ha apoyado los actos de campaña de la organización territorial, La Unión de Extremadura, destaca el importante trabajo realizado por todo el equipo, valora los resultados alcanzados y que, por fin, los agricultores y ganaderos haya podido ejercer su derecho democrático a elegir a sus representantes.

Con la participación del 8.850 electores distribuidos en 311 mesas electorales, La Unión de Extremadura, que en todo caso realizará un exhaustivo recuento de los votos, habría obtenido el 14,24%, por detrás de UPA-UCE con el 37,54% y ASAJA, la ganadora, con el 46,99%.  La Coordinadora Agraria, adscrita a COAG, llega sólo al 1,23%.

“Hemos pasado de la nada a rozar el 15% de los votos de los agricultores y ganaderos extremeños que confían en nosotros y, lo más importante, hemos conseguido que se les reconozca el derecho a elegir a sus representantes” – afirma Luis Cortés, secretario técnico de La Unión de Extremadura – “Una participación de más del 70 % desdice a quienes sostenían que en el campo los agricultores no quieren elecciones y en la Unión de Extremadura vamos a seguir trabajando, desde la independencia, para defender con firmeza los intereses profesionales de los agricultores y ganaderos de nuestra región y mejorar su situación. Confiamos en que ello nos gane confianza de aquellos que no nos votaron en esta ocasión” – añade.

Unión de Uniones insiste en la importancia de celebrar elecciones a nivel estatal y destaca la importante labor que están desarrollando sus organizaciones territoriales en las comunidades donde se han realizado elecciones en los últimos tiempos; como Unió de Pagesos, con mayoría absoluta en Cataluña, donde UPA y ASAJA no consiguieron representatividad, o en la Comunidad de Madrid, donde UGAMA superó tanto a UPA como a COAG en 2014. En el caso de Castilla y León la UCCL también se mantiene representativa por delante de UPA y COAG que tuvieron que hacer coalición para presentarse a las elecciones.

Respecto a Extremadura, Unión de Uniones resalta el notable avance conseguido por la Unión de Extremadura que, aun partiendo de la situación más desfavorable, ha logrado hacerse presente en el campo de la región y ser una referencia para un importante número de profesionales del sector.

Por último, la Unión de Uniones subraya que con los últimos cuatro procesos electorales celebrados en Castilla y León, Cataluña, Extremadura y Madrid, se ha consultado ya al 30,13% de los profesionales del sector de toda España y que la organización habría obtenido el 32,5 % de los votos de los agricultores y ganaderos, situándose en segunda posición, sólo por detrás de ASAJA, con el 34,7% y por delante de COAG con el 19,7% y de UPA, con el 15,7%.

Elecciones al Campo

Elecciones al Campo

Unión de Uniones revisa con la Ministra de Agricultura los objetivos del sector agrario para esta legislatura

Reunión Ministra García Tejerina

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos se ha reunido esta mañana con la Ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, con el objetivo de fomentar el diálogo entre las dos instituciones, abordar los retos de la presente legislatura en el medio rural y debatir sobre medidas de mejora para el sector productivo agrario.

Unión de Uniones, a través de su coordinador estatal, Jose Manuel de las Heras, acompañado de la Ejecutiva de la organización, ha trasladado sus propuestas, entre las que se destacan la urgente necesidad de revisar la Ley de la Cadena Alimentaria, la petición de que el Ministerio se posicione en primera línea en el comienzo de las negociaciones de la nueva PAC o la puesta en marcha del proceso electoral en el campo. Leer Más…

Unión de Uniones reclama a Rajoy atención al sector agrario y el medio rural

Mariano Rajoy

…de cara al debate de investidura y en su proyecto de gobierno.

Las crisis graves que atraviesan importantes sectores productivos; la desfavorable situación  de las rentas agrarias; las asignaturas que han quedado pendientes en esta legislatura; los desequilibrios de la cadena alimentaria, con bajadas de  precios a los productores y subidas a los consumidores; las brechas en dotaciones y servicios básicos que separan a los habitantes del medio rural del resto de ciudadanos; así como la convocatoria de elecciones agrarias, son algunos de los aspectos que la Unión de Uniones pone de relieve en el escrito y las propuestas remitidos a Mariano Rajoy como candidato a ser investido Presidente de Gobierno y con vistas al proyecto del futuro Gobierno, si éste llega a formarse. Leer Más…

Unión de Uniones con el Subsecretario de Agricultura

Jaime Haddad Subsecretario del MAGRAMA

La rebaja de módulos, el funcionamiento de las Interprofesionales, la recuperación de la inversión presupuestaria en agricultura y la necesaria democratización de la representatividad en el sector agrario han sido abordados en el encuentro con Jaime Haddad, Subsecretario del MAGRAMA

José Manuel de las Heras, coordinador estatal de La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, y Jaime Haddad, subsecretario del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, se han reunido hoy para valorar cuestiones de ámbito ordinario como la reciente rebaja de módulos para la renta de este año a agricultores y ganaderos. Leer Más…

Unión de Uniones reclama al Consejero Martinez Arroyo elecciones en el campo de Castilla-La Mancha

Elecciones

La organización ha insistido en que se eleven las ayudas a la agricultura ecológica para permitir la viabilidad de las explotaciones y la sostenibilidad del modelo

Martínez Arroyo se compromete con la organización a impulsar una revisión de la aplicación de la PAC que aproxime el agricultor activo al profesional y reequilibre el reparto de ayudas directas.

Miércoles, 20 de abril de 2016.- En la reunión mantenida entre el Consejero de Agricultura de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, y representantes de la Unión de Uniones, la organización le trasladó su petición de celebración de elecciones en el campo y su intención de presentar a los Grupos Parlamentarios un propuesta de Ley de Representatividad Agraria para el región que obligue a las organizaciones a pasar periódicamente por las urnas. La organización, entre otras cuestiones, ha vuelto a poner sobre la mesa la situación, económicamente insostenible en que se ha colocado a los agricultores ecológicos con unos recortes en las ayudas que hacen inviable el modelo y ha pedido que se reconsideren los importes, las dotaciones presupuestarias y los criterios de selección. Leer Más…

Hay que sembrar democracia en el campo

José Manuel de las Heras

Por José Manuel de las Heras Coordinador de Unión de Uniones

En febrero de 2012 Miguel Arias Cañete, recién asumida la cartera de Agricultura, anunció en la tribuna del Congreso de los Diputados su compromiso de elaborar una Ley para “impulsar y desarrollar un proceso electoral, de ámbito estatal, que permita fijar la representatividad de las Organizaciones Profesionales Agrarias en los procesos de gobierno del sistema”.

 Razones había más que suficientes para remozar una representación agraria heredada de mecanismos obsoletos y con un evidente déficit democrático. En 6 de las 17 Comunidades Autónomas jamás se han celebrado elecciones en el campo; y en otras 8 de ellas las consultas tienen ya como mínimo 12 años de antigüedad. Sólo en tres territorios Cataluña, Castilla y León y Madrid, los agricultores y ganaderos hemos podido votar a nuestros representantes, a nivel autonómico, y la verdad es que el paisaje de organizaciones agrarias coloreado por las urnas se distancia bastante del cuadro que puede verse en las mesas de del Ministerio de Agricultura, cuando este cita a los aparentes representantes del campo.

La elaboración de la Ley anunciada por Arias Cañete fue controvertida. Paradójicamente sus mayores detractores fueron las tres organizaciones agrarias acomodadas en el Consejo Asesor Agrario del Ministerio cuya representatividad vendría a ser confirmada o desmentida por la convocatoria de elecciones. Pusieron muchas excusas: que el censo no era el adecuado, que la consulta no les ofrecía garantías, que si el procedimiento era desacertado…

Únicamente la Unión de Uniones recibió  como una buena noticia para los agricultores y ganaderos que podrían, por fin, con sus votos nombrar el Consejo Asesor de Ministerio y sentar a las mesas de negociación a quien considerasen que mejor podían defender sus intereses profesionales.

¿El proceso diseñado adolecía de imperfecciones?. Si, sin duda. Nunca hemos sido tan ingenuos como para pensar que Arias Cañete fuera víctima de un ataque de altruismo político cuando pensó en convocar elecciones. Y seguramente las imperfecciones del proceso eran fruto de que el entonces Ministro tuviera en cabeza como caballo ganador a ASAJA, la asociación ideológicamente más próxima al Partido Popular e integrada en la Patronal CEOE.  Pero lo absolutamente inaceptable era, y es, seguir escamoteando la democracia al sector.

Tras la marcha del anterior ministro a la Comisaría de Energía y Medioambiente de la UE quedó empantanado en trámite parlamentario el proyecto de Ley, con una Ministra del ramo, Isabel García Tejerina, y tres organizaciones agrarias con nulo interés en arriesgar la comodidad de ser considerados representativos sin necesidad de acreditarlo mediante el “molesto” trámite de ser elegidos para ello.

Posiblemente por eso, en un regate de última hora, el Gobierno instó al Grupo Parlamentario Popular a enmendar su propia Ley para boicotear el proceso. ¿Cómo?. Sencillo: haciendo depender la convocatoria de consulta de la publicación de un reglamento que ni se elabora, ni se aprueba.

 Entretanto se mantiene la representación institucional en el Consejo Asesor Agrario de la anterior Ley, derogada por inútil para medir la representatividad. Por kafkiano que parezca, es lo que se ha hecho, y transcurridos ya 14 meses desde la entrada en vigor de la Ley, el reglamento ni está, ni se le espera.

Y en esas estamos. Con los agricultores y ganaderos sin poder votar y supuestamente representados por una interlocución tripartita y paritaria reconocida a nivel estatal por un Ministerio que “la engrasa” con abundantes fondos públicos a través de subvenciones y que la autoriza además, a recaudar millones de euros de los productores a través de las llamadas “extensiones de norma” de las Organizaciones Interprofesionales sectoriales.

Arrellanarse en este tipo de status quo es una tentación en la que es posible caer porque en ausencia de elecciones “las organizaciones domésticas” no tienen necesidad de justificarse ante quienes no pueden elegirlos, los agricultores  y ganaderos, sino ante quien les sienta en la mesa y les permite nutrirse económicamente. Es, a mi juicio,  un grave vicio del sistema.

Un vicio que no sólo abarca al ámbito de acción del Ministerio de Agricultura, sino  que se extiende  injustamente, por irradiación y por la vía de los hechos, al ámbito de la negociación del Convenio Estatal del Campo, de las actividades representativas ante otros ministerios, de la representatividad en las Comunidades Autónomas que no celebran elecciones agrarias -que como he dicho son la mayoría- e incluso ante la Unión Europea.

La Unión de Uniones, y otras organizaciones legítimamente constituidas y representativas en sus ámbitos,  además de lógicamente los agricultores, sufren las consecuencias a diario de este “corralito agrario”.

Nuestra organización ha reclamado, y reclama, con insistencia que se celebren elecciones en el campo. Lo hemos hecho en las reuniones con los responsables del Ministerio cada vez que hemos tenido oportunidad; en los medios de comunicación; con los grupos parlamentarios en las Cortes… Hasta a la Defensora del Pueblo hemos acudido por entender que la actual situación vulnera el derecho fundamental de los ciudadanos agricultores y ganaderos a participar en la acción de gobierno a través de sus representantes.

Nuestra insistencia, no se debe a que la Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos presuma de tener garantizado ganar unas elecciones caso de celebrarse. Creemos en el derecho de nuestra organización, o cualquier otra que obtenga respaldo en las urnas, a sentarse en las mesas de representatividad. Creemos en la obligación de los poderes públicos de dialogar con los legítimos representantes de los ciudadanos, no con los más del gusto del político de turno o con los más  complacientes con las decisiones del gobernante. Y creemos, sobre todo, en el derecho de los agricultores y ganaderos a elegir.

Pedimos elecciones por higiene del propio sistema. Es sano que las organizaciones agrarias quedemos comprometidas, por el voto periódico, a merecer y ganarnos la confianza de aquellos a quien decimos representar y a  hacer uso de ella con profesionalidad y honradez.

El gobierno actual ha dilapidado su credibilidad en este asunto y no convocará, como prometió, elecciones en esta legislatura; pero podría aún tener un gesto de coherencia consigo mismo y de respeto hacia los agricultores y ganaderos aprobando al menos el Reglamento de la Ley y dejar así el proceso electoral despejado para la próxima legislatura.

En esta que ahora se cierra, políticamente muy ajetreada, se han removido muchos cimientos corporativos que parecían inamovibles. Sin embargo, el Ministerio de Agricultura y algunas organizaciones agrarias se han resistido a esos cambios en lo social y representativo y siguen hurtando a los agricultores y ganaderos el derecho a elegir quien les representa de forma libre secreta y directa. Ya es hora de que eso cambie y pasar del “me reconoce el poder luego estoy”, al “me votan los agricultores luego existo”.