Tag Archive | trasvase tajo segura

El Tajo-Segura ha trasvasado 866 Hm3 desde la entrada en vigor del memorandum

Trasvase Tajo Segura

Con las reservas en cabecera por debajo del 20% de su capacidad, la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura, ha propuesto un trasvase para el mes de septiembre de 16,1 hectómetros cúbicos (Hm3). En esa ocasión el acuerdo se adoptó en presencia, por primera vez, de una representación de los pueblos ribereños que asisten a la Comisión con voz, pero sin voto, y que pidieron “trasvase cero” y un cambio en las reglas de explotación. Esta posición es compartida por Unión de Uniones de Castilla-La Mancha, que señala que con éste suman ya 865,6 Hm3 los trasvases realizados desde que el Memorandum que imponía nuevas reglas de explotación entrara en vigor. Leer Más…

810 Hm3 de trasvase aprobados desde que se aprobó el Memorandum Tajo-Segura

Con el último trasvase propuesto por la Comisión de Explotación del Acueducto Tajo-Segura van ya 810 Hm3 los trasvases aprobados para enviar al Levante desde que el Memorandum se aprobó a finales de 2014. Unión de Uniones recuerda que en última instancia depende del Ministerio para la Transición Ecológica refrendar o no la propuesta y pide que no se atente otra vez contra las necesidades de la cuenca cedente

Se trata de un volumen que nunca, en todo ese tiempo, ha logrado estar acumulado en los pantanos de cabecera

Es una noticia que pese a ser recurrente, no deja de ser indignante para los castellano-manchegos cada vez que se produce. Unión de Uniones de Castilla-La Mancha se hace eco de una nueva propuesta (otra más) de la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura para que el Gobierno apruebe un trasvase por 20 Hm3 para el mes de junio. Leer Más…

El PA’NÁ (Pacto Nacional del Agua)

Pacto Nacional del Agua
José Manuel de las Heras Cabañas.Coordinador Estatal de Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos

Otra vez, tras una sequía, la misma cantinela. Otra vez, con apariencia de mensaje buen rollista y diciéndonos que miran por el interés general, han resucitado la conveniencia de un supuesto pacto nacional del agua… total pa’ná.

Volvemos a escuchar los mismos mantras simplones y fantasiosos. “Agua para todos”, invocan aquellos que quieren fundamentalmente el agua de otros. “Hay que llevar el agua de donde sobra a donde falta”, sentencian muchos; pero sin aclarar donde está la que sobra, como almacenarla, ni para qué o para quiénes hace falta en otros destinos, ni tampoco cuánto es el coste económico, social y medioambiental de llevarla hasta allí. Leer Más…

Unión de Uniones de Castilla-La Mancha considera que trasvasar en la actual situación sería un atentado a la razón

Trasvase Tajo Segura

No se deberían aprobar trasvases hasta los 900-1.000 hm3 de reservas en cabecera del Tajo.

Unión de Uniones de Castilla-La Mancha opina que una decisión del Gobierno de la Nación en el sentido de aprobar en los próximos días un trasvase al Segura cuando los pantanos de cabecera del Tajo siguen en mínimos de su capacidad sería una irresponsabilidad y volver a la política ciega de “gastar lo que no se tiene”. Leer Más…

Cuando el río no suena

Por José Manuel de las Heras, Coordinador Estatal de la Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos

Que buena parte de este país es un secarral es algo que solemos olvidar hasta que una sequía como la actual, más larga, más dura y que ha llegado más al Norte, nos lo hace de nuevo presente, aunque no sea a todos de igual manera. Cuando a algunos ciudadanos les llega la recomendación de llenar los cacharros porque se va a cortar el grifo de 6 a 8, muchos agricultores ya hemos perdido las cosechas y muchos ganaderos llevan meses y meses alimentando a las reses con piensos y llevándoles agua con cisternas porque, ni quedan pastos, ni corren las fuentes.

Será el cambio climático, o no lo será… pero el Sáhara es como si se sintiese cada vez más cerca. Podemos consolarnos pensando que los veranos más largos y más cálidos, las lluvias más escasas y los inviernos sin nieves son anécdotas en un enigmático ciclo climático. Pero cada vez hay que tener más cuidado con las plagas y las enfermedades que nos vienen del Sur (y eso es porque cada vez nos parecemos más) y cada vez echamos antes a vendimiar, a cosechar y a coger aceitunas. Es así.

Y como siempre, mientras llueve andamos despreocupados cual cigarra y cuando el río deja de sonar esto de que somos un país de secano en un 80 %, nos pilla por sorpresa y con la planificación hidrológica tardía y chapucera. Entonces empiezan las urgencias y, para calmar ánimos, el Ministro o Ministra de turno vuelve a rescatar el Gran Pacto Nacional por el Agua, cuyo anuncio es recibido con parabienes y alharacas generalizadas. Natural que sea así, porque cada uno piensa en pactar que los demás le cedan a él el agua que necesita.

Luego la cosa se complica, claro. Porque lo el tema del agua políticamente es oro puro, dúctil y maleable, que puede deformarse y estirarse como convenga para amorterar intereses frente al enemigo común, ya sea para gritar “se la llevan” o “no nos quieren dar”. Y, así, el personal está entretenido hasta que llueve.

Mientras tanto, echamos un vistazo a la realidad hidrológica y lo que vemos es desolador. Un Ebro en su mínima expresión que se ha podido cruzar este año caminando a la altura de Zaragoza. De ese río se han alimentado con demagogia los sueños y utopías de miles de personas que viven a cientos de kilómetros de su recorrido y de su desembocadura.

En el Duero, este año, le hemos visto las orejas al lobo y hemos comprobado las deficiencias de gestión.

El Tajo está desangrado. En la cabecera los pantanos de Entrepeñas y Buendía son hoy poco más que un lodazal a base de trasvasar agua al Levante, no ya como si no hubiera ley, sino como si no hubiera un mañana. El río, a su paso por Aranjuez, Toledo y Talavera es un sumidero, con un caudal ridículo de algo que ni se parece al agua.

El Guadiana aún sobrevive en la parte extremeña de la cuenca, pero más arriba agoniza tras el fracaso de un Plan Especial del Alto Guadiana, que nació con Cristina Narbona para intentar poner orden en los acuíferos, que murió después con los incumplimientos presupuestarios del Gobierno socialista y al que los Populares dieron sepultura con gusto.

El Guadalquivir lo han convertido en el coto privado de la Junta de Andalucía y ahí andan haciendo equilibrios entre la creciente demanda de la riqueza económica de los olivares intensivos de Jaén y Córdoba y la riqueza ecológica de Doñana y las Marismas.

Y en el Segura, se hallan angustiosamente entre la espada de un trasvase política e hidrológicamente moribundo y la pared de su propia sed, inagotable, que no se sacia con el agua cara de unas desaladoras funcionando a medio gas.

Nos hemos aprendido el tantra del “agua para todos” y que el problema se soluciona llevando agua “de donde sobre a donde falta”. Lo que sucede es que siempre tenemos claro “de donde falta” pero “de donde sobra”, cada vez menos.

Nadie dice que esto sea fácil. Demasiados intereses encontrados. Lo sé. Pero la regulación hidráulica es competencia del Estado y por desgracia tenemos un Ministerio especialista en vender humo y hacer acuerdos virtuales, con foto incluida en la escalera del Caserón de Atocha donde aparecen sonrientes arropando a la Ministra gentes de buena fe, pero también mucho estómago agradecido y mucho postulante a beneficiario de alguna subvención. Por allí están pasando ahora los usuarios, ecologistas, consejeros, alcaldes, porque el Ministerio está en “fase de escucha” con lo del Pacto Nacional del Agua. Me temo que la ilusión durará lo que dure el flash cegador de la foto y que cuando recuperemos la vista nos toparemos con la dura realidad de un presupuesto del Ministerio en inversiones que se ha reducido en más de un 60 % en los últimos 8 años y que, además, es el capítulo con una ejecución más baja. ¡Y eso que según la instrucción del caso ACUAMED presuntamente se inflaban los contratos y facturas!

¿Hace falta consenso? Sí, sin duda. Pero sobre todo más inversión en infraestructuras, tanto del Gobierno central como de los autonómicos y poner a la cabeza de los organismos gestores a profesionales que sepan en esto del agua lo que se llevan entre manos y no que se sepan llevárselo entre las manos, que es otra cosa.

En cualquier caso, no nos engañemos. No es sólo una cuestión de política hidrológica. Si en un país de secano como el nuestro, la salida que nos ofrece la política agraria, toda ella liberalización de mercados, es competir con el resto del mundo a base de producir más kilos y más litros y a menos precio, la única duda que nos queda por despejar es si nos vamos a quedar antes sin agricultores o sin agua. Pongamos remedio antes de que ocurra cualquiera de las dos.

La Junta de Castilla-La Mancha recurrirá el último trasvase aprobado para el mes de enero

trasvase-tajo-segura

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha de este martes ha dado autorización al Gabinete Jurídico para que se interponga recurso contencioso administrativo contra la Orden APM/18/2017, de 17 de enero, por la que se autoriza un trasvase desde los embalses de Entrepeñas‐Buendía, publicada en enero pasado y por la que se aprobaba un nuevo envío de 20 Hm3.

Con este volumen, los trasvases aprobados en el último año sumarían 210 Hm3.

El acuerdo de trasvase de los 20 Hm3 para enero  de este año se adoptó, cuando las existencias de Entrepeñas y Buendía, según la Orden Ministerial, estaban en 408,9 hm3. Según la argumentación de la Junta, el volumen aprobado por 20 Hm3, excede del previsto en la regla de explotación, que establece que cuando las existencias de Entrepeñas y Buendía se sitúen por debajo de los 400 Hm3 no cabe aprobar trasvase alguno. El Gobierno de Castilla-La Mancha interpreta que el límite de 400 Hm3 está plenamente vigente, porque el volumen de existencias embalsadas de 900 hm3 se alcanzó el 8 de marzo de 2014. Por el contrario, la Comisión de Explotación del ATS considera que nos encontramos en el período transitorio fijado en la normativa, por lo que dichos umbrales aún no son efectivos.

Adicionalmente, se insiste por parte de la Junta en el incumplimiento reiterado del artículo 5 del Real Decreto 773/2014, de 12 de septiembre, por el que se aprueban diversas normas reguladoras del trasvase por el acueducto Tajo‐Segura, relativo a la publicación de los informes de seguimiento, que junto a la reiterada negativa del Dirección General del Agua de permitir la asistencia de Castilla‐ La Mancha a las reuniones de la Comisión Central de Explotación del trasvase y de acceso a la documentación de la misma produce una falta de transparencia que genera indefensión y afecta negativamente a los intereses de la Región.

El Gobierno aprueba un nuevo trasvase de 20 Hm3

Hoy publica el BOE la Orden APM/18/2017, de 17 de enero, por la que se autoriza un trasvase desde los embalses de Entrepeñas-Buendía, a través del acueducto Tajo-Segura, de 20 hm³ para el mes de enero de 2017.

La decisión del Ministerio de Agricultura ratifica el acuerdo adoptado en la Comisión Central de Explotación del Tajo celebrada el pasado  13 de enero, cuando las existencias efectivas en el sistema Entrepeñas-Buendía era de 408,9 Hm3, o sea, apenas un 16,5 % de la capacidad de ambos embalses.

Con este nuevo trasvase suman en total 210 Hm3 los aprobados durante estos  12 últimos meses. Para hacerse una idea de lo que este volumen supone, sería prácticamente suficiente para abastecer a todo el viñedo de regadío de Castilla-La Mancha.

Parece que nuestra región no logra quitarse la hipoteca que arrastra desde hace ya casi 40 años.

Por cierto, la foto es del pantano de Entrepeñas de abril de 2015… en aquel momento el embalse tenía unas reservas por encima de los 500 Hm3 y ahora está, según dice el Ministerio en poco más de 400 Hm3.

Trasvase Tajo Segura enero 2017

Trasvase Tajo Segura enero 2017

 

Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha: Recurso al trasvase, seguros agrarios y 30.000 euros a Cooperativas Agroalimentarias

Palacio de Fuensalida

El pasado 15 de noviembre, se celebró, como cada martes Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha. Entre las cuestiones tratadas, las que pueden ser de interés para nuestro sector son que se recurre el último trasvase de 60 HM3, se prepara la publicación de las ayudas regionales a los seguros agrarios y se concede a la organización de Cooperativas Agroalimentarias de Castilla-La Mancha una subvención de 30.000 euros para estudios y divulgación en materia de residuos agroindustriales. Transcribimos a continuación las referencias del Consejo.

Autorización al Gabinete Jurídico para la interposición de un recurso contencioso administrativo contra la Orden AAA/1589/2016, de 3 de octubre, la Ministra de Agricultura, por la que se autoriza trasvase de 60 hm3 desde los embalses de Entrepeñas‐Buendía

Se recurre la autorización de este trasvase, acordado cuando las existencias de Entrepeñas y Buendía según la Orden Ministerial estaban en 439,187 hm3, dado que ha sido adoptado por un volumen (60 hm3) que excede del previsto en la regla de explotación, según la cual cuando las existencias de Entrepeñas y Buendía se sitúen por debajo de los 400 hm3 no cabe aprobar trasvase alguno. Según nuestra interpretación, el umbral mínimo de no trasvase está plenamente vigente dado que el volumen de existencias embalsadas de 900 hm3 se alcanzó el 8 de marzo de 2014. Por el contrario, la Comisión de Explotación del ATS considera que nos encontramos en el período transitorio fijado en la normativa, por lo que dichos umbrales aún no son efectivos.

 Adicionalmente, se insiste en el incumplimiento reiterado del artículo 5 del Real Decreto 773/2014, de 12 de septiembre, por el que se aprueban diversas normas reguladoras del trasvase por el acueducto Tajo‐Segura, relativo a la publicación de los informes de seguimiento, que junto a la reiterada negativa del Dirección General del Agua de permitir la asistencia de Castilla‐ La Mancha a las reuniones de la CCEATS y de acceso a la documentación de la misma produce una falta de transparencia que genera indefensión y afecta negativamente a los intereses de la Región.

Toma de conocimiento de la convocatoria de la concesión de ayudas a la contratación colectiva de seguros agrarios del plan de seguros agrarios combinados 2016 y autorización de la superación de los porcentajes establecidos la Ley de Hacienda

El Consejo de Gobierno ha tomado de conocimiento de la convocatoria de la concesión de ayudas a la contratación colectiva de seguros agrarios del plan de seguros agrarios combinados 2016 y ha autorizado la superación de los porcentajes establecidos en el artículo 48.3 del Texto refundido de la Ley de Hacienda de Castilla-La Mancha, aprobado por el Decreto legislativo 1/2002, de 19 de noviembre.

Toma de conocimiento de la orden por la que se establecen las bases reguladoras para la concesión de ayudas a la contratación colectiva de seguros agrarios

El Consejo de Gobierno ha tomado de conocimiento de la orden de la Consejería de Agricultura, Medio ambiente y Desarrollo rural por la que se establecen las bases reguladoras para la concesión de ayudas a la contratación colectiva de seguros agrarios.

Decreto por el que se regula la concesión directa de una subvención a cooperativas agro-alimentarias de Castilla-La Mancha para la realización de actuaciones relacionadas con las industrias agroalimentarias

El Consejo de Gobierno ha  aprobado el decreto por el que se regula la concesión directa de una subvención a cooperativas agro-alimentarias de  Castilla-La Mancha para la realización de actuaciones relacionadas con las industrias agroalimentarias en el marco del Plan de gestión de residuos industriales de Castilla-La Mancha 2014-2020.

 Enlaces relacionados:

Decreto 68/2016, de 15/11/2016, por el que se regula la concesión directa de una subvención a Cooperativas Agro-Alimentarias de Castilla-La Mancha para la realización de actuaciones relacionadas con las industrias agroalimentarias en el marco del Plan de Gestión de Residuos Industriales de Castilla-La Mancha 2014-2020.

Trasvase Tajo-Segura: “37 años y un día” | Consejera de Fomento, Elena de la Cruz – Gobierno de Castilla-La Mancha

Trasvase

Hay ingeniería que cumplió su función en un momento concreto de la Historia. Nadie lo niega y nadie lo duda. De la misma manera que es incontestable la durabilidad del acueducto de Segovia, hoy un bello monumento que fabrica turismo y gastronomía, que apuntala el PIB de su ciudad pero no transportando agua porque está absolutamente superado por la tecnología actual. En Castilla-La Mancha reivindicamos la superación del trasvase Tajo-Segura. Y lo hacemos por entender que es una infraestructura obsoleta y caduca, cuya misión está más que superada por otros métodos de obtención de agua potable para la España árida, porque la España seca somos nosotros, no lo olvidemos nunca.

Esta semana hemos asistido a la “celebración” de 37 años del Tajo-Segura con gran aparato propagandístico por parte de quienes se resisten a superar que, siendo el burro un magnífico animal, difícilmente podemos digerir que sirva para arar latifundios como hacía en el siglo XIX, aunque nos parezca bucólico adornar nuestra cuenta de Instagram recorriendo Mijas a sus lomos. La España de 1979 era la de Barrio Sésamo y Dallas, la del Seat 127 y el teléfono góndola, aquel que parecía un bocadillo y que se podía escoger entre acabado en elegante color marfil, verde azulado o rojo vivo. Aquel año, Sony lanzó una “quimera”: el walkman de cinta de cassette. Simplemente era lo que había, el último grito. Un dato para contextualizar el salto en infraestructuras: en toda España había 1.900 kilómetros de autovías y autopistas el año que se inauguró el trasvase. Hoy hay más de 15.000.

No hace falta ahondar en lo superados que están esos recuerdos en la actualidad, como tampoco debiera ser necesario tener que explicar que el Tajo-Segura ya tendría que estar reposando en el museo de los objetos vetustos que afortunadamente disponen de un método sustitutivo que hace mejor su misma función. De la misma manera que los aerogeneradores eran en 1979 poco más que una futurista invención de novela de Julio Verne y hoy pueblan lomas y montes de toda España produciendo un 20% de la energía que consumimos (el equivalente a 17 centrales nucleares), también ha llegado el momento de explorar y llevar hasta sus últimas consecuencias la desalación y el reciclado de aguas para regar las huertas de Murcia y que sigan siendo ese 5% del PIB español que afirma el Sindicato Central de Regantes que son.

Se llama evolución y viene a definir la capacidad del ser humano para enfrentarse a los retos que le depara cada momento de la Historia. El trasvase Tajo-Segura está tan superado como lo está la carabela para cruzar el Atlántico. Del Gobierno de España depende que sigamos arando a burro o a tractor. Eso sí, tiene que tomar decisiones con amplitud de miras y visión de futuro, rasgos que no aderezan precisamente el carácter de un Mariano Rajoy cuya agenda plagada de huecos retrata a un hombre pasivo y estático cuya afición por sentarse a la puerta de casa a ver la vida pasar es de sobra conocida.

El Tajo no puede esperar más esta ignominiosa celebración del inmovilismo y la obsolescencia. Rajoy está abandonando a su suerte muchas cosas; también la gran ocasión, histórica, de conciliar los intereses de varias comunidades autónomas que se han visto obligadas a compartir un bien contra la propia naturaleza del río Tajo, que se nos entrega algo cebado por un Jarama ponzoñoso hasta que se empieza a recuperar a los pies de Gredos, ya en la raya de Extremadura.

Si por Rajoy fuera seguiríamos habitando en cuevas y alimentándonos de carne cruda, de bisonte cazado con lanza. Este presidente ha tenido ante sí una oportunidad de oro de la que no han gozado otros antecesores suyos, limitados por la falta de alternativas en la gestión hídrica. Hoy, la desalación es fiable, segura y de calidad creciente gracias a la espectacular mejora introducida por la ósmosis inversa en los últimos años. Las plantas pueden emplear energías limpias para dulcificar el agua y el precio se asemeja bastante al de esa otra agua que hacen cruzar media España a base de costosos bombeos, centenares de kilómetros de canales y tuberías que mantener y pérdidas altísimas de valiosos hectómetros que acaban dispersándose inútilmente en el subsuelo.

¿A qué espera? No lo sabemos, como tampoco somos capaces de entender su falta de iniciativa, su patológico estatismo, en la mayoría de los grandes problemas que acucian España. Entre su colección de acciones petrificadas figura el trasvase del Ebro a Levante. Cuatro años gobernando y ni un solo metro construido de aquello de lo que hizo el PP una gigantesca bandera, un cedazo de cribar votos en la cuenca del Segura. Otro misterio, otra promesa faraónica y anacrónica sin sentido hoy día que se nos quiso vender como bálsamo de Fierabrás en garrafa.

Lo que sí sabemos es que Castilla-La Mancha ya ha cumplido suficiente condena con el Tajo, una condena larga, de 37 años y un día, para la que seguiremos exigiendo una liberación que es posible, ahora más que en ningún otro momento de la prolongada cronología de esta infamia. Quizá en otro momento nos habríamos resignado, por responsabilidad y solidaridad. Pero ya no. No porque nunca como hoy ha habido más posibilidades técnicas de mandar definitivamente el Tajo-Segura al cuarto trastero, con el teléfono góndola, el 127, el borrico atado al trillo, la carabela y la rueca si me apuran. Por eso y no por ninguna otra razón, seguiremos oponiéndonos con todas nuestras fuerzas.

Hay quien lo llama guerra. Dejémoslo en evolución y progreso, en algo tan humanamente digno como avanzar.

Origen: Artículo de opinión de la consejera de Fomento, Elena de la Cruz, sobre el trasvase Tajo-Segura: “37 años y un día” | Gobierno de Castilla-La Mancha